Columnistas


Violencia. ¿Contra mujeres?
Autor: Mariluz Uribe
1 de Diciembre de 2015


Ellos son muy machitos y nosotras somos el sexo débil. Pobrecitas nosotras, pero una razón de más para tratarnos con suavidad y cariño. Tan débiles somos que aguantamos que nos rompan hasta el alma. Y además parimos los hijos.

Ellos son muy machitos y nosotras somos el sexo débil. Pobrecitas nosotras, pero una razón de más para tratarnos con suavidad y cariño. Tan débiles somos que aguantamos que nos rompan hasta el alma. Y además parimos los hijos. Fragilitas, sí, embarazarse y parir es “una lagaña ‘e mico”.


Aunque en el comienzo todo embrión es femenino, por ahí a las 4 u 8 semanas  a algunos  fetos que van a ser hombrecitos, les ha salido un adornito  exterior… y a las mujercitas uno interior. La pequeña diferencia al decir de los franceses.


Los quiero mucho, pero se ha dicho que  si fueran los hombres los que dan a luz ya se habría acabado la humanidad


Me alegro haya un día mundial, 25 de Noviembre, en contra del  maltrato a nosotras, feas y bonitas, y espero que no sea un deseo imposible de realizar sobre todo aquí que somos tan inteligentes.  


Me dicen que mi admirada Alejandra Borrero en su exposición “Ni con el pétalo de una rosa”, en Senado y Cámara, sugirió que no había un lugar más peligroso para una mujer que su propio hogar. Tiene razón, los maridos, los novios, los amantes, no van a arremeter contra nosotras  en plena calle,  - si acaso ya borrachos  en un bar-, pero en la casa…. fácil! Y no se respeta a los hijos, se cree que estos no se dan cuenta. Y pocos saben que todo acto de crueldad se devuelve contra uno mismo.


Tal vez las cosas cambien, ahora que hay celulares con todos esos sistemas de espionaje,  -que por cierto comenzaron en el comunismo ruso con “audífonos” en las habitaciones,  había que hablar pasito y en el centro del cuarto. 


La tecnología parece ir ganando a las personas, ojalá esto sea para beneficio de los buenos, como diría el Chapulín Colorado. Entiendo que ahora todo se puede registrar, antes si acaso se ponía una grabadora debajo de la cama… También había espejos espiando, de unos que  hay en donde se pude ver del otro lado a la persona que se está mirando. Para que sepan.


Ay de los niños que crecen viendo el maltrato a sus mamás, que hasta donde sabemos todos y más los psicólogos, es algo demasiado común. Y después nos preguntamos por qué ese bello niñito que vimos jugando en la acera, se convirtió en un criminal. Un criminal no se inventa ni autofabrica, creció en un medio que hizo que se volviera malo. 


No perdamos más tiempo preguntando de dónde sale tanto criminal, no echemos la culpa a la pobreza, la ignorancia, el desamor. El maltrato que se sufre y se ve cuando se es niño, forma una persona mala, porque para ella eso es “normal”. 


P.S. La noche del 27 al 28  en el Programa de Herbin Hoyos en Caracol, éste entrevistó a una valiente mujer. Felicitaciones para los dos. Espero que muchos colombianos pensantes lo hayan escuchado y se den cuenta en qué país vivimos y si es que a este manicomio sin paredes se le puede llamar País: La mujer, era obligada a salir por temporadas de su casa, donde vivía con marido e hijos, para ir a los llamados campamentos a fabricar uniformes, lavar  y planchar! Cocinar, para unas cien personas, y ser utilizada como objeto sexual, eso duró como  seis años. Pero esto no es nada, para completar la contagiaron del Virus de Inmunodeficiencia Humana. Ella cuenta que lo mismo les sucedió a seis compañeras suyas, mujeres inocentes, resignadas, pero que a su vez, posiblemente sin saberlo contagiaron a su familia. Trabajito para los puestos de salud.


* Psicóloga PUJ y Filóloga U de A