Columnistas

緽uen futuro?
Autor: Hern醤 C醨denas Lince
28 de Noviembre de 2015


Es posible que se logre un acuerdo en La Habana con los guerrilleros, lo que ser韆 maravilloso, pero lamentablemente podr韆n venir consecuencias graves si los miles de desmovilizados toman el camino de la delincuencia.

Es posible que se logre un acuerdo en La Habana con los guerrilleros, lo que sería maravilloso, pero lamentablemente podrían venir consecuencias graves si los miles de desmovilizados toman el camino de la delincuencia. Ellos sumergirían a nuestro país en un caos dramático que haría la  vida imposible pero existirían unos pocos caminos inteligentes para seguir pensando en un futuro mejor.


La vía correcta para que Colombia no fracase en un caos total estaría en tomar inteligentes soluciones a las que solo se llegaría si se ubica como meta prioritaria la “educación” pero las crisis que hemos afrontado requiere de urgentes y maravillosos intentos para que verdaderamente lleguemos a un sistema de educación que sea efectivo y que modifique el actual panorama de nuestras vidas.


El primer capítulo por recorrer es que la educación que necesitamos no sea solamente para los niños; todos los mayores colombianos necesitamos cambios de principios éticos, lo que solamente se alcanzaría si los tres sistemas básicos de comunicación: la prensa, la radio y la televisión, dejan de ser negocios económicos para unos pocos propietarios y allí se instalen estrategias que nos eduquen a todos los colombianos.


Es que la buena y verdadera educación puede ser entretenida y amena al mismo tiempo que nos oriente a un sistema social de convivencia, pero lo extraño es que en Colombia en este momento no se está hablando de educación, lo que sí es el camino correcto para que un país pueda salir adelante.


Un cambio real y efectivo en el sistema educativo requiere que los tres mencionados medios de comunicación impartan una adecuada capacitación ética que nos oriente a todos a un mundo mejor. Se dan datos estadísticos muy interesantes que muestran que en Norteamérica una persona ve durante un año 1.550 horas de televisión y escucha radio 1.160 horas; gasta 180 horas leyendo periódicos y 110 en revistas. En Colombia estamos con datos estadísticos muy similares a los norteamericanos, lo que hace que con absoluta seguridad pueden convertirse los medios de comunicación en los verdaderos educadores que necesitamos.