Columnistas


El aprendizaje y el bienestar en una agenda para el cambio educativo
Autor: Mar韆 Victoria Angulo
13 de Noviembre de 2015


La semana pasada tuve la oportunidad de representar a Colombia y a la Fundaci髇 en la Cumbre Mundial de Educaci髇 WISE 2015, evento que se desarrolla en Doha, Emiratos 羠abes. El tema central fue la nueva agenda y las alianzas p鷅lico-privadas.

La semana pasada tuve la oportunidad de representar a Colombia y a la Fundación en la Cumbre Mundial de Educación WISE 2015, evento que se desarrolla en Doha, Emiratos Árabes. El tema central fue la nueva agenda y las alianzas público-privadas para generar cambios sostenibles en educación. 2.400 delegados del mundo fuimos invitados a conversar, escuchar y proponer alrededor de temas que, en el marco de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, deben ser incluidos en los proyectos y políticas para lograr una educación realmente inclusiva. No se trata ya de un asunto de cobertura, sino de continuidad, con sentido, en el sistema educativo.


Las discusiones iniciaron con la entrega del premio, que en 2013 ganó Vicky Colbert por su trabajo con Escuela Nueva, y que este año le fue otorgado a Sakena Yacoobi, de Afganistán, nominada también este año al Premio Nobel de la Paz. Al recibir el premio de manos de la alteza real de Qatar y de Michelle Obama, mencionó varios temas: que la suya es una apuesta educativa integral que, en medio del conflicto, incluye y reconoce la diferencia; que la cooperación internacional debe dejar de ser un tema de egos sobre quién da más, que debe ser genuina, que solo el verdadero compromiso cambia realidades. Admiro su carisma, coherencia de vida y entrega a la educación como una pasión que con los años, una larga carrera y resultados que saltan a la vista, muestra cómo líderes de este talante mueven voluntades, vocaciones, recursos y, sobre todo, cambios en la educación.


Ahora que, por fortuna, cada vez son más los escenarios de primer nivel en los que se propone cómo seguir trabajando por el sector, cómo responder a las demandas de los países y cómo romper paradigmas, mencionaré algunos temas tratados en la cumbre que no son nuevos pero que, dada su coherencia y pertinencia frente a la realidad nacional, no podemos perder de vista quienes trabajamos en y por el sector:


- La necesidad de hacer visible en las agendas de los gobiernos nacionales e instancias locales la relación de la educación con todos los demás sectores, su sentido como motor de desarrollo, y cómo ésta solo tiene sentido cuando se articula con las demás inversiones sociales. Lo anterior implica la presencia en bloque de un ministro de educación, hacienda, cultura y otras carteras a la hora de decidir qué invertir en educación.


- Comprender que la calidad implica entender contextos y que para los procesos de paz y reconciliación la clave es la educación.“La tormento perfecta sucede cuando, además de vivir en conflicto armado, las poblaciones no tienen acceso a una buena educación”, afirmó uno de los expertos.Son precisamente aquellos niños, hijos del conflicto, quienes escribirán el nuevo capítulo de nuestra historia.Por ello, es preciso no ahorrar esfuerzos desde la educación, para que la violencia no les robe sus sueños.


- ¿Cómo son exitosos los sistemas educativos que innovan?Al respecto, se resaltó el papel de los maestros como líderes y como inspiradores. Si ellos están conectados con la forma como los chicos entienden el mundo resulta más fácil generar escenarios que los inviten a querer cambiar juntos e innovar. Existen innumerables excelentes herramientas y metodologías para promover la creación de nuevas narrativas, contenidos digitales, plataformas, tutorías, redes, etc., pero adquirirlas todas no hará necesariamente una real diferencia, de hecho puede generar caos. Es importante discernir qué tiene sentido en cada caso, según el contexto y los objetivos de aprendizaje. La innovación no solamente sucede mediante el uso de la tecnología, sino gracias al desarrollo de competencias de escucha activa y otras más que permiten que los proyectos educativos se construyan conjuntamente, de la mano de líneas de investigación claras que, a lo largo del proceso, propongan soluciones innovadoras locales a problemas locales.


- Entender la nueva agenda educativa, según Fernando Reimers, es entender la relación entre aprendizaje y bienestar. Entenderán ahora el porqué del título de esta columna… Y es que ese fue precisamente el tema más tratado, y también el más retador. Entender esta relación pasa por la articulación de la agenda educativa con los demás sectores responsables de garantizar las condiciones de desarrollo nutricional, servicios básicos, comunicación, ingresos por familia que permitan a los hijos asistir a la escuela y sentir que podrán culminar el ciclo educativo, oferta cultural, en fin, eso que solemos llamar “Estado de Bienestar”. Aunque todo esto parece obvio, en nuestro contexto no lo es. La agenda educativa debe ser capaz de tener en cuenta los retos globales, leer el contexto local, promover un modelo que tenga sentido con ello, que aclare el rol de los distintos actores, que resulte escalable y que plantee estrategias educativas coherentes y aplicables que detonen cambios en la cultura y en los procesos de aprendizaje que, en un sentido amplio, se traduzcan en saber vivir en sociedad.


Finalizo agradeciendo esta oportunidad de ir de aprendiz, compartir  y regresar con la cabeza inquieta, y cierro con las palabras del Director del Instituto Nacional de Singapur, que me sorprendieron y emocionaron, cuando respondió la pregunta sobrecuál debe ser la estructura de un programa de formación para maestros así: “Valores, valores y valores; luego las habilidades y competencias, y por último los conocimientos… Cuando digo valores me refiero a asuntos como la vocación para ser maestro, la pasión por el conocimiento, la identidad individual y la capacidad para conectarse con los niños… Ojalá los gobiernos no incorporen en su discurso solamente los conocidos clichés de calidad, sino que aborden estos temas que son los más retadores y difíciles”.


* Directora Ejecutiva de la Fundación Empresarios por la Educación, una organización de la sociedad civil que conecta sueños, proyectos, actores y recursos del sector empresarial, para contribuir al mejoramiento de la calidad educativa.