Nacional

Government and opposition still have disagreements due to the peace process
Gobierno y oposición mantienen divergencias por proceso de paz
Autor: Redacción EL MUNDO
11 de Septiembre de 2015


Las delegaciones no han tratado en la mesa de conversaciones el tema de la refrendación de los acuerdos, dijo De la Calle. Hoy empieza el ciclo 41 de negociaciones y se seguirán tratando los puntos de víctimas y fin del conflicto.


Foto: EFE 

Hasta el momento en la mesa de conversaciones se ha llegado a acuerdos sobre tres puntos: participación política, reforma rural integral y drogas ilícitas.

La “única opción” que ofrece el Gobierno respecto al proceso de paz es la “adhesión” a los preacuerdos ya alcanzados con las Farc, así lo dijo ayer el senador Álvaro Uribe, al referirse a las reuniones que ha tenido con el Gobierno para analizar las negociaciones que se adelantan en La Habana. 


“Llegamos a la conclusión de que el Gobierno no recibe argumentos, o los distorsiona cuando dice aceptarlos. (...) No entendemos por qué el Gobierno dice que le interesa el diálogo si la única opción que permite es que declaremos adhesión a sus acuerdos con las Farc”, apuntó el expresidente, mediante un comunicado.


Sus declaraciones se dieron un día después de que el jefe negociador del Gobierno, Humberto de la Calle, confirmara que se han realizado dos reuniones con Uribe, a instancias de Estados Unidos, lo que calificó como un proceso incluyente y “una muy buena noticia para Colombia, en efecto, el Gobierno en un ejercicio netamente democrático tuvo ocasión de expresar opiniones y también de oírlas, de oír reparos que recibimos con todo respeto, también aclaramos informaciones equivocadas y oímos propuestas”. 


Posturas diferentes


Entre tanto, el ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas, explicó que en las reuniones se trataron temas como la necesidad de unión nacional frente a las negociaciones de paz, “la lucha contra el microtráfico, los avances del proceso de paz en La Habana, las operaciones recientes de la Fuerza Pública contra las distintas amenazas a la seguridad de los colombianos, e igualmente se hizo un análisis de los indicadores de seguridad del país”.


Y, aunque Villegas coincidió en que los encuentros son un paso “positivo”, Uribe reiteró la necesidad de que las Farc se concentren “en un sitio, con vigilancia para garantizar el cumplimiento de un cese de actividades criminales” o que los miembros de las Fuerzas Armadas investigados por crímenes cometidos dentro del conflicto armado tengan “un alivio judicial sin impunidad”.


También expuso sus dudas acerca de que el Congreso apruebe una eventual reforma constitucional para incluir los acuerdos finales que se obtengan con las Farc, ya que esa tarea “es competencia exclusiva de la ciudadanía”. 



Reforma Constitucional

“Le pedimos al doctor De la Calle una reflexión sobre la anunciada Reforma Constitucional para incorporar con velocidad lo acordado con las Farc. Creemos que es una peligrosa sustitución constitucional que no puede aprobar el Congreso por cuanto es competencia exclusiva de la ciudadanía. Reforma que evitará cárcel y dará elegibilidad política a cabecillas del terrorismo, responsables de acciones como Bojayá o El Nogal. Reforma que eludirá o hará nula la refrendación popular, sobre la cual el Gobierno ha hecho evidente su temor a los requisitos actuales sobre mecanismos de participación directa de los ciudadanos”, manifestó también el expresidente Uribe en su comunicado.


Sin embargo, De la Calle reiteró en su declaración que la Reforma Constitucional “sólo contiene herramientas e instrumentos y lo que pretendemos es que si llegamos a un acuerdo, pues no nos encontremos en la situación de gastar largos meses construyendo instrumentos para lograr dos propósitos: la eficacia en el desarrollo, en la puesta en práctica de los acuerdos y los mecanismos que garanticen la seguridad de los mismos” y que se cumplan.