Columnistas

Responsabilidad social empresarial, 縭ealidad o fachada?
Autor: Luis Fernando M鷑era L髉ez
7 de Septiembre de 2015


La responsabilidad social empresarial es la contribuci髇 activa y eficaz de la empresa al mejoramiento social, econ髆ico y ambiental del medio en el que act鷄.

luisfernandomunera1@une.net.co


La responsabilidad social empresarial es la contribución activa y eficaz de la empresa al mejoramiento social, económico y ambiental del medio en el que actúa. No puede ser sólo un elemento publicitario, una imagen corporativa falsa o un mero instrumento para eludir impuestos.


La responsabilidad social empresarial necesariamente debe orientarse a ayudar en la solución de la inequidad social existente. Pero en Medellín no es así.


Parece que debiésemos cambiar el refrán “en país de ciegos el tuerto es rey” por “en país de ciegos, Medellín es ciega y sorda”. Veamos por qué. Los informes del Banco Mundial presentan a Colombia en la segunda posición de inequidad social en América. Y en un país así, Medellín es al mismo tiempo la ciudad capital más inequitativa, según lo informa el Dane, y la que tiene mayor cantidad de gente rica, según investigación publicada hace poco por el periódico El Tiempo. El panorama no puede ser más desolador y vergonzoso.


La publicidad de Medellín, tanto la de la Alcaldía como la de la empresa privada, nos tiene acostumbrados a verla como una ciudad deslumbrante, emprendedora, innovadora, líder mundial en no sé cuántas cosas, pero muy pocos se atreven a aplicar aquello que decían los arrieros “levante la enjalma pa que vea las peladuras”. 


Como esta columna no quiere ser solamente crítica —o criticona— sino proponer soluciones, aunque a algunos a veces les parezcan sueños o ilusiones, me atrevo a sugerir los siguientes campos concretos para que la empresa antioqueña mejore su posición en materia de responsabilidad social empresarial:


Uno. Las empresas socialmente responsables no deberían ser tan sólo comité de aplausos del programa Medellín Solidaria que adelanta la Alcaldía de Medellín desde hace siete años, sino vincularse a él de manera eficaz. Medellín Solidaria trabaja en mejorarles a las 85.000 familias (430.000 personas, toda una ciudad dentro de otra ciudad) que viven en condiciones de pobreza y de pobreza extrema, sus condiciones de salud, educación, seguridad y justicia, empleo, ahorro familiar, nutrición, vivienda, dinámica familiar interna e identidad.. Y lo hace de manera personalizada, acompañando a cada familia durante el tiempo necesario (usualmente tres años) hasta que supera dicha condición y puede “volar sola”. A la fecha reporta 16.000 familias recuperadas. No conozco ninguna empresa privada que apoye institucionalmente este programa.


Dos. Incluir entre sus proveedores de bienes, servicios, maquilas y demás no solamente empresas grandes, poderosas, que les garanticen la mejor calidad al más bajo precio. Deben recibir con ese fin también pequeñas empresas y famiempresas, aunque el hacerlo les pueda implicar costos mayores y más gestión de control de calidad en el suministro. En relación con los sobrecostos que ello les genere, les pedirían a sus contadores y abogados que los incluyan en las deducciones de impuestos. Y en relación con la mayor gestión, la presentarían, con todo el derecho, en sus reportes de responsabilidad social empresarial.


Tres. Buscar otras actividades para que los recursos que ellas y sus fundaciones sociales dediquen a la RSE no se limiten a asistencia en alimentación, educación y otros para familias de bajos recursos, sino también a actividades que tengan mayor impacto en la solución de fondo de la grave inequidad social. No estoy demeritando las actividades asistenciales que esas entidades realizan, pues sin duda son positivas y favorables, lo que quiero decir es que pueden y deben hacer más.


Los gobernantes, los dirigentes empresariales —en particular los de EPM y los del pomposo Grupo Empresarial Antioqueño— y las empresas ricas de Medellín tienen una deuda con esa enorme población que sufre deficiencias en los elementos necesarios para una vida humana digna. Deben pagar esa deuda antes de que se la cobren.