Nacional

FARC intensify attacks on the eve of the ceasefire
Farc arrecian ataques en vísperas del cese el fuego
Autor: Redacción EL MUNDO
17 de Julio de 2015


Los ataques tuvieron lugar en Antioquia, Cauca y Nariño. Según la Defensoría del Pueblo, ya son 64 las acciones terroristas de ese grupo insurgente desde el pasado 22 de mayo.


Foto: Cortesía 

La infraestructura petrolera y energética ha sido la más afectada por la arremetida terrorista de las Farc tras el cese unilateral al fuego.

Tres nuevos atentados con explosivos, dos contra carreteras y otro contra el Oleoducto Transandino, que fueron atribuidos a las Farc, tuvieron lugar ayer en distintas regiones del país, incluida Antioquia, según informaron las autoridades.


El primero de ellos se presentó en la madrugada en el sector conocido como El Quince, entre Puerto Valdivia y Tarazá, donde una carga explosiva ubicada dentro de una alcantarilla destruyó un tramo de la vía a la Costa.


Según Juan Manuel Espinal, director del Instituto Nacional de Vías, Invías, en el departamento, la explosión provocó un cráter de unos cinco metros de profundidad, lo que obligó al cierre de la vía. Añadió que se enviaron trabajadores para reparar el daño, aunque al mediodía de ayer los trabajos no habían avanzado, debido a enfrentamientos de soldados de la Séptima División del Ejército, que llegaron a asegurar la zona, con insurgentes de la compañía Gerardo Torres del frente 36 de las Farc.


El segundo atentado fue cometido en la Vía Panamericana a la altura del municipio de Piendamó, en el departamento del Cauca, donde guerrilleros detonaron un poderoso explosivo que habían abandonado en la carretera, dejando inservible por varias horas el tramo de la vía que comunica las ciudades de Cali y Popayán.


El comandante de la Policía en el Cauca, coronel Ramiro Pérez, dijo a periodistas que ya se logró reparar uno de los carriles de la Vía Panamericana para reactivar el flujo vehicular detenido por el atentado.


Por otro lado, el director para la Gestión del Riesgo de Desastres del departamento de Nariño, Gustavo Martínez, indicó que presuntos guerrilleros atentaron nuevamente contra el Oleoducto Transandino a la altura del corregimiento de San Juan.


“Por fortuna el oleoducto no estaba en operación”, destacó Martínez, quien apuntó además que no hay víctimas por este ataque. No obstante, autoridades realizaron un sobrevuelo para comprobar si había afectación de fuentes hídricas por contaminación.


Oscuro balance


Las Farc ha perpetrado 64 ataques con consecuencias para la población civil desde el pasado 22 de mayo, fecha en la que suspendió el cese unilateral del fuego declarado en diciembre último, según la Defensoría del Pueblo.


Más de 20 de estos ataques se produjeron en hostigamientos contra la Fuerza Pública, en algunos de los cuales fueron usados explosivos, según un comunicado de la Defensoría.


La infraestructura petrolera y eléctrica ha sido otro de los objetivos del grupo terrorista en estos casi dos meses de atentados que han afectado con especial intensidad a poblaciones del sur y suroeste del país.


La Defensoría detalla que las Farc cometieron hasta una decena de atentados en los que dinamitaron torres y postes de energía eléctrica que dejaron sin servicio a poblaciones de departamentos como Cauca, Valle del Cauca, Huila, Nariño, Caquetá y Norte de Santander.


Uno de los más graves tuvo lugar el 31 de mayo en Buenaventura, donde guerrilleros del frente 30 volaron una torre que dejó sin luz a los más de 400.000 habitantes de esa ciudad, el puerto más importante de Colombia sobre el océano Pacífico.


El oleoducto Transandino, en el suroeste, ha sufrido ataques de la guerrilla en numerosas ocasiones mientras bombeaba crudo, lo que ha provocado “un daño ambiental de grandes proporciones”, aseguró la Defensoría.


La ciudad de Tumaco, en Nariño (suroeste), cerca de la frontera con Ecuador, estuvo veinte días sin suministro de agua por la contaminación de sus ríos Guisa y Mira, luego de un atentado de las Farc contra el oleoducto Transandino que derramó 410.000 galones de crudo (unos 1,5 millones de litros) el 21 de junio.



Piden medidas para desminado

El coordinador residente y humanitario de la ONU en Colombia, Fabrizio Hochschild, pidió que se tomen medidas para evitar accidentes en el desminado humanitario acordado en el marco de las negociaciones de paz entre el Gobierno y las Farc tras la muerte de un soldado.


Hochschild dijo a periodistas que lo ocurrido en la zona rural de El Orejón, del municipio de Briceño, es “tremendamente trágico” y manifestó “el pesar de Naciones Unidas” con la familia del militar que participaba en el plan piloto.


“Fue un sacrificio en la causa de la paz y ojalá se tomen las medidas para evitar ese tipo de accidentes en el futuro”, agregó Hochschild, quien consideró el hecho como un “terrible accidente”.


El diplomático señaló que el desminado que se ha decidido como parte del proceso de paz es un “excelente ejemplo de lo que Colombia pudiera hacer en el futuro, un país libre de minas, un país libre de conflicto”.