Fútbol en el Mundo

Piden la salida de Dunga
30 de Junio de 2015


La actuación de Brasil en la Copa América de Chile 2015 se resume en dos victorias, un empate y una derrota; convirtió cinco tantos y recibió cuatro.


Foto: EFE 

Previo a la Copa América, Dunga y sus dirigidos habían vencido en los once partidos amistosos disputados. Sin embargo, en el certamen continental, en Chile, la Canarinha tuvo una actuación para el olvido.

EFE


La selección brasileña que cayó en los penaltis frente a Paraguay y dijo adiós a la Copa América llegó ayer a Brasil, donde un grupo de hinchas la recibieron con abucheos y al grito de “fuera Dunga”.


El seleccionador brasileño llegó al aeropuerto de Sao Paulo junto a un grupo de jugadores, entre los cuales estaban Douglas Costa, David Luiz, Filipe Luis, Elías, Miranda, Firmino y Robinho, que escucharon por momentos un coro que repetía la palabra “mercenarios”.


Dunga, cuya destitución llegaron a pedir ayer algunos diarios del país, dio unas breves declaraciones a periodistas en las cuales reflejó su malestar con las críticas.


“Brasil pasó 40 años sin ganar la Copa América y cuando la ganamos dijeron que no valía nada”, declaró el técnico de la selección brasileña.


“Ahora lo que vale son las eliminatorias para el Mundial”, apuntó el seleccionador, quien dejó el aeropuerto en medio de abucheos.


El defensor central Joao Miranda, quien milita en el Atlético de Madrid español, aunque se conjetura que será transferido al Inter italiano, admitió que la selección decepcionó en la Copa América disputada en Chile, pero también dijo que hay que “enfocar” las eliminatorias.


“No fue lo que esperábamos. Lamentablemente no pudimos continuar, pero ahora la vida sigue y tenemos que pensar en las eliminatorias para el Mundial”, dijo el jugador, heredero de la cinta de capitán de Neymar, quien dejó el torneo por su expulsión en el segundo partido de Brasil en la primera fase, frente a Colombia.


Sobre las críticas de los hinchas, Miranda declaró que el equipo debe “respetar y escuchar” y concentrarse de cara a la eliminatoria suramericana para Rusia 2018, que comenzará en octubre.


El médico de la selección, Rodrigo Lasmar, insistió, por su parte, en que un virus afectó a varios jugadores poco antes del partido de cuartos de final frente a Paraguay y sostuvo que eso mermó el físico del equipo.


“Algunos jugadores tuvieron un malestar, dolores de cabeza y una indisposición. Fueron medicados y se entrenaron normalmente, pero estaban debilitados”, argumentó.


Esa misma excusa fue esgrimida por Dunga inmediatamente después de la derrota, pero fue tomada por sectores de la prensa local para la burla, sobre todo porque, según periodistas brasileños enviados a Chile, los jugadores se entrenaron el día antes del partido frente  a Paraguay “como si fueran a jugar la final de un Mundial”.