Columnistas

Colombia, la más educada
Autor: Danny García Callejas
24 de Junio de 2015


El Gobierno Nacional afirma que hace una apuesta decidida por la educación buscando que en 2025 el país sea el más educado de América Latina.

danny.garcia@udea.edu.co


Los resultados en materia de educación superior serán los mejores indicadores para medir el impacto que tendría la educación sobre la productividad del país y la solución a los múltiples problemas sociales que posee la nación.


Tan importante es la educación, en especial la de calidad, que en su visita del 17 de junio de 2015 a Colombia el premio Nobel de Física, Serge Haroche, afirmó que esta resulta imprescindible para alcanzar ala paz. En consonancia, la ministra Gina Parody complementó sugiriendo que la alta calidad universitaria se logra por medio de la internacionalización de las universidades.


Así, con el objetivo de fortalecer la calidad de las instituciones de educación superior, el Plan de Desarrollo “Todos por un nuevo país” contempla mejorar y expandir la infraestructura universitaria y otorgarle más dinero a las instituciones terciarias. Los millonarios recursos provendrían de un porcentaje del impuesto sobre la renta para la equidad.


Ahora sí los ríos de leche y miel recorrerán las finanzas universitarias permitiendo las agresivas y necesarias expansiones en: laboratorios, cualificación profesoral, aumento de cobertura, construcción de nuevas sedes universitarias y focalización de recursos en ingeniería y ciencias básicas, sin descuidar ninguna área del conocimiento.


Lástima que el problema de la educación superior sea de billones y no de millones. Y para siquiera poder hablar de internacionalización debemos primero resolver los problemas que impiden aumentar nuestra cobertura con calidad, competencia, eficiencia y equidad. El país está lejos de ser un promotor de la ciencia y la tecnología como para dar un salto al vacío hacia la internacionalización.


Según datos de la Fundación Nacional para la Ciencia —National Science Foundation— de Estados Unidos y datos del Banco Mundial, Colombia dedica entre 0,16% y 0,18% del Producto Interno Bruto (PIB) a investigación y desarrollo, fuente crucial para el fomento de la ciencia, la tecnología y la innovación. En contraste, Estados Unidos, Brasil, México y Chile dedican 16, 7, 3 y 3 veces más recursos como proporción del PIB, respectivamente, que Colombia.


En el país existe una obvia carencia de recursos para la educación, la ciencia, la tecnología y la innovación. A saber, el estudio del Sistema Universitario Estatal titulado Desfinanciamiento de la educación superior en Colombia concluye que el Gobierno Nacional tiene un déficit de $11,15 billones con las universidades públicas del país. Pero el Ministerio solo habla de millones, planes de fomento, internacionalización y nuevas quimeras envueltas en una retórica quijotesca que nos aleja de ser Colombia, la más educada.


* Profesor, Departamento de Economía


Universidad de Antioquia