Columnistas

Confío “en” y desconfío “de” que
Autor: Juan David Villa
5 de Junio de 2015


Hoy tengo tres dudas algo dispersas.

Confío “en” y desconfío “de” que


La forma correcta es “confío en que todo mejore”, no es correcto saltarse el “en” (uno siempre confía “en” tal cosa). No es correcto, por lo tanto, decir “confío que todo mejore”. A su opuesto, desconfiar, le ocurre algo similar, pero con “de”: no se debe decir “desconfiar que”, se debe decir “desconfiar de que”. Hay casi un trauma con la construcción “de que” porque ya parece que siempre es equivocada, pero no, a veces, como ocurre con “desconfiar”, es necesaria. Por lo tanto, se dice “desconfío de que la situación mejore” y no, “desconfío que la situación mejore”.


Mi y mí


Recuerden que en español tenemos un “mi” y un “mí” (uno sin tilde, otro con tilde). Recuerden, también, que en español no tildamos monosílabos y que este “mí”, al igual que tú, él, más (que son monosílabos, es decir, que tienen solo una sílaba), son excepciones, pero ese es otro tema. El punto es que si reemplaza (o si se refiere) al nombre del que está hablando, va tildado: “Mi mamá no cree en mí (‘en yo’)”. Pero si indica que el objeto es de quien habla, no se tilda: mi casa, mi perro, mi madre.


¿Se dice de ti o tuyo?


Hay una canción muy popular en Colombia, creo que la mitad de la población la sabe (nos guste o no nos guste), que dice esto: “… quise ser el único de ti”. Me llegó por alguna vía, no recuerdo cuál, la pregunta: ¿es correcto decir de ti en vez de “tuyo”?. Lo más habitual (y la forma recomendada) es “tuyo”, “quise ser el único tuyo”. Suena parecido a “de mí”, “esa casa es de mí” (en vez de “esa casa es mía”). Una cosa bien distinta es decir “yo hablo de ti”, ahí no hay posesión, no cabría “tuyo” (“yo hablo tuyo”, no tiene sentido la frase).


De esas que casi nunca usamos


Esquilmar: “Menoscabar, agotar una fuente de riqueza sacando de ella mayor provecho que el debido”. Por ejemplo: “La industria esquilmó los bosques”.