Mundo deportivo

Contador conquered the Giro
Contador conquistó el Giro
1 de Junio de 2015


El ciclista español Alberto Contador, de 32 años, inscribió ayer su nombre por tercera vez en el historial de campeones del Giro de Italia después de sus victorias en 2008 y 2011, aunque de esta última fue desposeído por dopaje.


Foto: EFE 

Alberto Contador estuvo 16 días con la camiseta de líder de esta competencia.

Redacción/Agencias


Alberto Contador subió al podio de Milán para celebrar su primer doblete en el Giro de Italia, un título que le permite encaramarse al primer peldaño de un sueño que tiene fijada otra cita, el Tour de Francia, su segundo reto declarado para esta temporada.


El madrileño, a sus 32 años y con la fecha de caducidad profesional marcada para 2016, es el único español que posee los tres monumentos por etapas en su palmarés, hazaña que sólo han conseguido los franceses Jacques Anquetil y Bernard Hinault, los italianos Felice Gimondi y Vincenzo Nibali, y el belga Eddy Merckx.


En el palmarés de toda la historia sólo le superan en grandes títulos tres mitos: el Caníbal Eddy Merckx, con 11, el Caimán Hinault y el Maestro Anquetil, con diez y ocho respectivamente. Y eso que una sanción por dopaje le restó a Contador el Tour 2010 y el Giro 2011.


Pero otra cosa es ganar las tres en una temporada, y Contador, un “pistolero” desafiante, quiere ser el primero en conseguirlo. Pretende el más difícil todavía. ¿Podría intentarlo en 2015? Surge el debate, pero aún debe ganar el Tour de Francia, donde le esperan los rivales de la “Champions” del ciclismo mundial, que no son otros que el colombiano Nairo Quintana, el británico Chris Froome y el italiano Vincenzo Nibali. Todos han visto por televisión la superioridad del madrileño en la carrera rosa.


Con el Giro en el bolsillo, si el pinteño llega de amarillo a París el próximo 26 de julio, podría dar por terminada la temporada con el doblete en sus vitrinas. Pero, ¿renunciaría a la Vuelta a un sólo paso de la mayor de las hazañas? En el mismo debate no son pocos los votos a favor de que lo intentaría. Sería como ese tenista que ha ganado tres Grand Slams y busca el cuarto.


De momento, el jefe de filas del Tinkoff-Saxo es el último en hacer un doblete, el de 2008 con Giro y Vuelta; y aspira a igualar el Giro-Tour del italiano Marco Pantani en 1998. Más lejos quedan los que logró Miguel Indurain en Italia y Francia en 1992 y 93. En total, siete ciclistas han logrado el objetivo que ha espoleado a Contador para 2015.


Aunque la penúltima etapa mostró su lado más “humano”, con la crisis en Finestre, Contador brilló en el Giro con autoridad, clase, fuerza y experiencia. “Soy un corredor de vueltas”, recordó. 


Rigoberto Urán fue el mejor de los colombianos en el Giro, al terminar en la posición número catorce de la general.

Cortesía Riccardo Scanferla


Un líder sólido


Desde la quinta etapa en Abetone se vistió de rosa para no ceder la “maglia” hasta Milán, con excepción de un día intrascendente. Entre medias, unas cuantas exhibiciones como la de la contrarreloj de 60 kilómetros, la remontada en el Mortirolo y su “cronoescalada” en Monte Ologno. También sorteó unos cuantos obstáculos, como no podía ser de otra forma para un corredor habituado a los contratiempos.


Caídas y averías no faltaron en el camino de rosas del madrileño, que hasta se vio investigado por la UCI por si su bicicleta llevaba oculto un motor.


Importante victoria antes de tomarse un mes de descanso para afrontar el Tour a partir del 4 de julio. En Utrecht (Holanda) le espera el segundo examen. Un ejercicio más serio y difícil. Sin promesas como el italiano Fabio Aru, segundo en este Giro, ni revelaciones como Mikel Landa, tercero. Ahora hablamos de primeros espadas.


El Tour 2015, con la mejor nómina posible de aspirantes, tendrá que despejar muchas incógnitas pendientes. En 2014 no estuvo Nairo Quintana, y tanto Froome como Contador se cayeron demasiado pronto. Sólo Nibali se mantuvo en pie para dominar con poderío. 


La afición quiere ver si Quintana se confirma como el ciclista del futuro inmediato, si Froome es capaz de volver a ser el que ganó el Tour en 2013, si Nibali puede repetir éxito frente a la alta jerarquía y, sobre todo, si Contador puede repetir la exhibición del Giro.


Los escarabajos


Aunque los siete ciclistas colombianos que participaron en esta edición del Giro de Italia no terminaron ubicados en el Top Ten, sus actuaciones durante las 21 etapas fueron destacadas y lograron ser protagonistas en varios tramos de la carrera.


Esteban Chaves fue protagonista en el inicio de la competencia con su equipo el Orica y llegó a estar entre los tres primeros de la general. Carlos Alberto Betancur también estuvo cerca de llevarse una de las etapas y el antioqueño Rigoberto Urán, quien era la carta favorita de Colombia para la primera de las grandes carreras ciclísticas del mundo, no pudo realizar la actuación que tenía planeada, pero fue protagonista en los últimos días, en los que ocupó un lugar en el podio de las etapas, superando las adversidades que tuvo en los demás días de la carrera.


Terminada la competencia, Rigoberto Urán expresó que “termino bastante bien, para nosotros era importante ganar una etapa y lo logramos al final con Iljo Keisse y eso es bueno. Para mí el Giro ya es pasado y no tengo la confirmación todavía del equipo si voy a estar en el Tour, entonces vamos a esperar”.


Por su parte, Javier Acevedo dijo: “Este año fue regular para los colombianos, pueden venir años mejores. En el deporte es así, se vive de todo, la idea era terminar todos siete el Giro, lo cumplimos, hicimos una buena labor, representamos a Colombia con todo el corazón y estamos muy contentos por eso”.


Esteban Chaves manifestó que “gracias a Dios terminamos este Giro sanos y salvos, no sólo yo, sino todo mi equipo y todos los colombianos. Hicimos un balance muy bueno con el equipo y también muy satisfactorio personalmente. Es una carrera muy difícil. Estamos aquí para aprender y todavía tenemos mucho camino por recorrer”.