Nacional

Otto Morales: goodbye to the politician and intellectual
Otto Morales: adiós al político e intelectual
Autor: Sandra Milena Montoya
24 de Mayo de 2015


El expresidente Belisario Betancur, amigo de Morales Benítez, expresó que estaba muy afectado por la partida del escritor e historiador. “Fue mi maestro y mi amigo desde los propios bancos universitarios. Él fue mi maestro incomparable (...)".


Foto: Cortesía 

En diciembre pasado Otto Morales Benítez recibió un importante reconocimiento por parte del liberalismo antioqueño junto con otros cuatro liberales de la región.

"Quiero que me recuerden riéndome”, decía Otto Morales Benítez, jurista, político, historiador, académico y exministro que ayer en la madrugada murió por causas naturales y rodeado de su familia a sus 94 años. “Él decía que sus carcajadas eran tan fuertes porque en Riosucio, donde nació, martillaban el oro y había que hablar muy duro para hacerse oír”, recuerda uno de sus jóvenes amigos, Sergio Esteban Vélez.


Morales Benítez, nacido el 7 de agosto de 1920 en Riosucio (Caldas), fue un gran experto recuperando las costumbres, las tradiciones, exaltando los grandes personajes del país, la riqueza de las regiones, sobre todo la antioqueña. La historia le debe el haber publicado  por lo menos 125 libros, siendo autor de otros 40 inéditos hasta el momento y coautor de otros 30 volúmenes. 


Durante el conflicto civil que tuvo lugar entre los años 1948 y 1958 en Colombia, Morales Benítez hizo parte de la comisión investigadora de las causas de la violencia. Los integrantes de la comisión se desplazaron por todo el país y se contactaron con los grupos guerrilleros que actuaban en distintas zonas. “Fue lo que llamaríamos el comisionado de Paz del expresidente Alberto Lleras”, cuenta Vélez.  Fue ministro de Agricultura y del Trabajo de ese Gobierno.  “Como político era el que refleja el liberal humanista, el más puro, el que busca las libertades individuales más allá de lo que pueda decir la Iglesia o lo que pueda decir la tradición, guiándose por el sentido común, y estaba un poco más a la izquierda, porque estaba enfocado en el respeto de los trabajadores, era un gran laboralista, centrado en cerrar la brecha social entre ricos y pobres en el país”, sostiene Vélez. 


Académico admirable


Como liberal, estaba muy de acuerdo con las actuales conversaciones de paz, con una férrea esperanza de alcanzarla a través del diálogo.  Era el político intelectual, no era el típico cacique, según cuentan los que le conocieron, llegó a ser incluso candidato presidencial “era una enciclopedia ambulante, un hombre que se levantaba a las cinco de la mañana todos los días a escribir hasta las siete de la mañana y luego se iba a su oficina, y esto hasta sus 94 años”, afirma Vélez. Morales Benítez también fue director de la Comisión de Paz en el Gobierno del presidente Belisario Betancur (1982- 1986), uno de sus grandes amigos.  Este gran intelectual fue nombrado miembro correspondiente de la Academia Colombiana de la Lengua, miembro de la Academia Colombiana de Historia y miembro de la Academia Colombiana de Jurisprudencia.


En el periódico El Colombiano, desde la dirección del suplemento dominical, Otto Morales Benítez, marcaría la diferencia haciendo otro tipo de periodismo. “En ese suplemento, don Otto trabajó con escritores de las distintas generaciones de creadores antioqueños y logró sacar adelante una verdadera ‘revolución’, al lanzar y proyectar un número significativo de autores que se convertirían en personajes de la vida nacional”, comenta Vélez.


Su mayor contribución a la cultura está dada por la creación de un concepto de colombianidad, de análisis de las regiones, de la riqueza y el orgullo de ser colombiano, a partir de la lengua y las costumbres.  Son pocos los personajes de nuestra historia que Morales Benítez no haya abordado y retratado en sus artículos, ensayos y libros. 


La velación de este ilustre colombiano se realizará el próximo miércoles 27 de mayo en la Funeraria Gaviria y las exequias serán en la capilla del Gimnasio Moderno. Su cuerpo será cremado en el cementerio Jardines de la Paz.



Vida y obra

Abogado de la Universidad Pontificia Bolivariana, de Medellín. Profesor universitario. Fue diputado, representante a la Cámara, senador, ministro de Trabajo y de Agricultura y candidato a la Presidencia de la República. Fue secretario general del Partido Liberal, cuando este luchaba contra la dictadura de Rojas Pinilla. Comisionado de paz y consejero presidencial. Fue presidente de Andiarios y columnista de los periódicos más importantes del país. Es considerado como uno de los mayores ideólogos del liberalismo colombiano y como uno de los principales expertos en Derecho Agrario en América Latina. Representó a Colombia en numerosos simposios y congresos internacionales. Recibió condecoraciones de la categoría de la Cruz de Boyacá (Colombia), la de Bernardo O’Higgins (Chile), la de José de San Martín (Argentina) y la de Andrés Bello (Venezuela).