Economía

Sector petrolero debe repensarse ante caída de precios
4 de Mayo de 2015

Foto: Cortesía 

Incierto panorama petrolero exige suma de esfuerzos.

Igor Torrico


Mientras queda atrás la buena época de un barril a 100 dólares, el país debe asumir la realidad del mercado petrolero actual y plantear acciones que vuelvan atractivo a las empresas seguir en el negocio a pesar de los bajos precios.


Durante al menos 10 años un petróleo a precio alto hizo que el ingreso fiscal y la prosperidad en general de la economía colombiana así como de la sociedad en general se viesen beneficiados en distintos órdenes, sin embargo con la abrupta caída del precio del barril en el mundo a un promedio de 50 dólares ya el panorama petrolero no es tan alentador. 


De allí que la Asociación Colombiana de Petróleo (ACP), agremiación que agrupa a las compañías privadas relacionadas con el tema petrolero hagan un llamado de alerta ante una situación que, en su opinión, de no revertirse, podría llevar la producción actual de un millón de barriles por día a menos de 100 mil en menos de 10 años.


Alexandra Hernández Saravia, vicepresidente de asuntos económicos de la asociación, explicó en una presentación de las perspectivas del sector que lo importante es que se tomen decisiones a tiempo. “De política económica y contractual, decisiones claras y contundentes de carácter operacional para que las actividades se puedan desarrollar en los tiempos difíciles”.


Explica la analista que si no hace inversión en los campos que están productivos como perforar pozos adicionales la declinación natural de ellos es del 20% anual. Esto pone el horizonte petrolero colombiano en menos de 15 años. 


“Para lograr mantener las inversiones se necesitan tres condiciones: disponibilidad de flujo de caja, viabilidad económica de los proyectos y competitividad de Colombia en relación a los otros países” enfatiza Hernández Saravia.


“Yo puedo tener el mejor proyecto desde el punto de vista geológico pero si no lo puedo ejecutar no sirve de nada. Si cada vez que trato de perforar me bloquean o tengo que llevar a la gente en helicóptero como en el Catatumbo, eso aumenta los costos y nos hace menos competitivos”.


A su parecer, en términos fiscales el país tenía impuestos competitivos en 2004, pero “llevamos de cinco a seis años sin parar subiendo los impuestos a pellizquitos”, también recuerda que a final de la década pasada se presentó una optimización de los tiempos de trámites, pero desde el año 2010 han venido en franco deterioro. 


La respuesta no está en esperar una subida del precio del crudo, sino por el contrario en que tanto el sector público como el privado y el país en general busquen la manera de que Colombia sea más atractiva para la inversión petrolera, concluyó Hernández Saravia.



Señales preocupantes

Según las cifras de la ACP la exploración petrolera está cayendo más de lo que esperaban. En el primer trimestre del año la investigación sísmica cayó 95% respecto al promedio del mismo período en los años 2011-2014. Lo mismo ocurrió con la perforación de pozos exploratorios. Apenas se han hecho siete mientras que en los cuatro años previos hubo 35 en promedio. Si esta situación se prolonga no se podrán descubrir nuevas reservas petroleras por lo cual se limita muchísimo el futuro de la industria en Colombia.