Política

Primary elections, democracy costs
Consultas, la democracia cuesta
Autor: José Ignacio Mejía / Nacho
18 de Abril de 2015


La realización mañana de esta jornada electoral de las llamadas primarias de los partidos cuesta unos 18.000 millones de pesos, para una escasa participación que se calcula del 11% del censo electoral.


Nadie discute que introducir democracia interna a los partidos políticos en Colombia es importantísimo, pero el problema es que cuesta y mucho.


Por eso con la realización mañana de las consultas de los partidos y de los movimientos políticos en todo el país, se puede aplicar el ya muy conocido aforismo que la democracia cuesta.


Y aunque en su finalidad, en su espíritu ese mecanismo democrático es muy válido, al mismo tiempo tiene muy poco atractivo y no despierta  interés en el electorado colombiano.


Cada cuatro años las críticas con las también denominadas “primarias de partidos” son muy fuertes porque la participación es muy baja, alrededor del 11% del censo electoral, para los altos costos que implica su montaje y realización de unos 18.000 millones de pesos.


No obstante, son muy necesarias para resolver problemas internos de las colectividades con reconocimiento legal del Estado, sobre todo para la escogencia de candidatos únicos a gobernaciones y alcaldías, lo mismo que para definir los integrantes y el orden de listas a las asambleas departamentales y a los concejos municipales.


Incluso en la historia política de los últimos 25 años las consultas han sido decisivas a la hora de escoger candidatos únicos a la Presidencia de Colombia.


Sin lugar a equívocos se puede atribuir a Luis Carlos Galán Sarmiento como el padre de las consultas en el país.


Con mucha razón el analista Armando Estrada Villa hace ver que ese fue uno de los grandes aportes de este líder asesinado a la democracia partidista.


En los años ochenta se formó una fuerte división liberal entre el oficialismo con todos sus grandes caciques nacionales y el Nuevo Liberalismo, que en el trasfondo era una versión de la disputa entre lopistas y lleristas desde el Frente Nacional.


Galán con su disidencia en 1982 contribuyó a la derrota de Alfonso López Michelsen, quien buscaba su reelección, a manos del conservador Belisario Betancur.


Esa fractura liberal se extendió durante toda esa década y sólo vino a superarse en 1989 con la aceptación por parte del liberalismo de la propuesta de escoger candidato presidencial mediante una consulta previa, fórmula que planteó Galán y aprobó la famosa Convención Liberal de Cartagena.


La consulta liberal se estrenó con los comicios legislativos de marzo de 1990, pero con la gran ironía que su inventor no pudo participar, porque a Luis Carlos Galán lo mató la mafia en plena campaña para esas primarias.


Toda la normatividad


Sin embargo, esa consulta de hace 25 años no es tenida en cuenta por la Registraduría Nacional del Estado Civil al reseñar la historia de este mecanismo.


Para este organismo electoral la crónica de las consultas comienza hace quince años, cuando comenzó a apoyarlas logísticamente porque así quedó plasmado tras la  Constitución de 1991.


Hace 25 años sólo existía la Ley 06 de 1990 que  reformó el Decreto 2241 de 1986 (Código Electoral) y dispuso “1. Atender la preparación y realización de las elecciones y consultas populares en los lugares que les corresponda. En las capitales de departamentos y en las ciudades zonificadas los delegados de los registradores distritales o municipales atenderán, además, la inscripción y registro de cédulas.


Pero las consultas quedaron definitivamente reglamentadas en el ordenamiento jurídico colombiano con la Ley 130 de 1994 que dictó el  Estatuto Básico de los Partidos y Movimientos Políticos, en cuyo Artículo 10 se estableció que la organización electoral colaborará en la realización de consultas internas de los partidos. Y sobre todo con la Ley 616 de 2000 que planteó  en un nuevo texto que la organización electoral colaborará en la realización de consultas internas de los partidos y movimientos con personería jurídica que lo soliciten a través de sus respectivas autoridades estatutarias, para escoger candidatos a la Presidencia de la República, gobernaciones departamentales y alcaldías distritales y municipales, como para tomar decisiones con respecto a su organización interna o variación de sus estatutos. Estas consultas podrán efectuarse en los ámbitos nacional, departamental, distrital y municipal.


Entre tanto, la muy reciente Ley 1475 de 2011 le dio a las consultas estatus de mecanismos de participación democrática y política que los partidos y movimientos políticos con personería jurídica, y/o grupos significativos de ciudadanos pueden utilizar con la finalidad de adoptar decisiones internas o escoger sus candidatos, propios o de coalición, a cargos o corporaciones de elección popular.


Las consultas pueden ser internas o populares. Se denominarán internas cuando en ellas sólo puedan participar los miembros de la organización política que se encuentren en el registro de afiliados. Se denominarán populares cuando puedan hacerlo todos los ciudadanos inscritos en el censo electoral.


Así las cosas, desde el año 2000 la Registraduría ha realizado distintas primarias hasta el año pasado con la consulta de la Alianza Verde que definió su candidato presidencial con Enrique Peñalosa.



Las primarias del 2015

Este año tres partidos políticos realizarán sus consultas para elegir los candidatos que participarán en las elecciones de autoridades locales de octubre.


El Partido Conservador realizará consultas en quince municipios del país con 54 candidatos para alcaldías y 84 para concejos municipales.


El Partido Liberal las convocó en nueve municipios con 26 candidatos a alcaldías y 382 aspirantes a ser ediles.


Y el Partido Centro Democrático realizará sus consultas en 38 municipios con 88 candidatos para alcaldías, 207 para jales y 398 aspirantes para concejos municipales.


Entre tanto, el Polo Democrático Alternativo celebrará la consulta en todo el país para elegir los delegados al Cuarto Congreso Nacional e inscribió a 5.674 candidatos.