Columnistas

Los especialistas
Autor: Pedro Juan Gonz醠ez Carvajal
24 de Marzo de 2015


El mundo contempor醤eo coloca en un parang髇 a la visi髇 integral de las cosas, versus la visi髇 especializada de las mismas.

La óptica generalista de un Giambatista Vico, se contrapone a la mirada focalizada de los expertos actuales en temas puntuales, en el entendido que ambas miradas son necesarias y  se pueden complementar.


Debido a las exigencias de la Ocde, por fin Colombia parece que va a enfrentar el necesario reto de actualizar su régimen tributario, dejando a un lado la actual confusa colcha de retazos. Para tal efecto, el gobierno ha nombrado una comisión de altísimo nivel, compuesta por verdaderos expertos en el tema, para que propongan el Proyecto de Ley que será presentado al Congreso Nacional. Nada más atinado y apropiado que recurrir a verdaderos especialistas en el tema para enfrentar semejante reto.


¿Por qué será que cuando se habla o se plantea la necesidad de reformar el sistema educativo, no se integra una comisión también de altísimo nivel, compuesta por pedagogos y educadores consumados, y más bien se recurre a la estrategia políticamente correcta de convocar a “sabios” en diferentes campos del saber? Personalmente yo no me atrevería a dejarme operar del cerebro sino por un neurólogo. ¿Qué opina usted  amable lector?


Las cruciales reformas que se avecinan al Sistema de Justicia, al Régimen Pensional, al Sistema de Salud, y obviamente al Sistema Educativo, entre otros varios, requieren de verdaderos expertos que no solo conozcan del tema específico, sino que además sepan defender los altos intereses de la Nación y de la comunidad.


Harta razón tenía John Rawls en su “Teoría de la Justicia”, cuando invitaba al empleo de  la estrategia del “Velo de la Ignorancia”, donde sugería que quienes iban a participar en la construcción de una propuesta de beneficio común, deberían perder temporalmente su identidad particular para que pudieran discutir y evaluar a profundidad el tema en cuestión, ante la posibilidad de que al descubrir el velo de la ignorancia, cada situación hubiera tenido que ser contemplada, y que su propia realidad hubiera sido tenida en cuenta, ya que no sabían quienes eran, ni que circunstancias los rodeaban.


Dantescas las imágenes publicadas por El Espectador con respecto a la reciente depredación de la Ciénaga Grande. Es incomprensible que un daño de tal magnitud no haya sido detectado a tiempo  por ninguna autoridad y que solamente se tengan unas primeras reacciones cuando el enorme daño ya está hecho. ¡Qué horror!


Semana triste para Antioquia, cuando recientemente, cuatro de sus más representativos hijos han fallecido. Paz en la tumba del doctor Iván Restrepo Lince, de don Victor Orrego, del doctor Nicanor Restrepo y del maestro Ramón Vásquez.