Fútbol en el Mundo

Real suffered until the end
Real sufrió hasta el final
11 de Marzo de 2015


La segunda jornada por los octavos de final de la Champions se disputará hoy con los juegos de vuelta de los enfrentamientos Chelsea- París Saint-Germain y Bayern Múnich- Shakhtar Donetsk, ambos a las 2:45 p.m. La próxima semana se jugarán los otros cuatro partidos.


Foto: EFE 

Con los dos goles marcados ante el Schalke, el delantero portugués del Real Madrid, Cristiano Ronaldo, superó al español Raúl González como máximo goleador en competiciones europeas, con 78 anotaciones.

Redacción/Agencias


Real Madrid se vio en aprietos en el juego ante Schalke 04, que destapó los peores defectos del vigente campeón de Europa, un Real Madrid sin personalidad, que terminó perdiendo 3-4, pero logrando su paso a la semifinal de la Liga de Campeones.


El momento de inestabilidad por el que transita el Real Madrid conduce a la duda a futbolistas que han pasado de ganar todo lo que jugaban, a sufrir en un día perfecto para recuperar confianza. Llegaban al Santiago Bernabéu con dos tantos de ventaja, una renta como para quitarse de encima las dudas, recuperar crédito y disfrutar en el terreno de juego. Nada más lejos de la realidad. Los de Ancelotti firmaron la peor primera parte en años en Europa y acabaron sintiendo el miedo al abismo del fracaso en octavos de tiempos pasados.


La tensión se mascaba desde el inicio. Un Real Madrid apático y sin alegría, anclado a un sistema que deja vendidos a centrocampistas superados y laterales siempre en inferioridad por la falta de ayudas ofensivas. El Schalke necesitaba un milagro pero creyó en él, más aún tras sentir las dudas madridistas.


La baja forma de jugadores en los que no ha confiado el técnico italiano amplió el caos blanco. Meier corrió sin rival y chutó desviado y el primer gol del Schalke llegó con un error de Casillas a disparo de Fuchs. 


Aparecieron los nervios, los malos gestos entre compañeros. Arbeloa se desesperó pidiendo ayuda y Cristiano respondió. El portugués se desquició ante la imagen de su equipo y cuando se pidió un líder salió al rescate. Lo hizo tras una mano de Khedira a tiro de Meyer que no señaló el colegiado. Un saque de esquina dio oxígeno al Real Madrid. El cabezazo de Ronaldo inevitable a la red. 


El empate no reflejó la realidad del césped. El Schalke siguió superando en todo al Real Madrid. El holandés Huntelaar sacó un derechazo a cinco del descanso y se anticipó a todos para mandar a la red el rechazo de Casillas al disparo de Meyer. Era el 1-2. 


El Schalke acariciaba la gesta pero Cristiano se empeñó en evitarla. En un arranque de raza, Khedira con un centro hizo volar a Wellenreuther y lo único salvable del partido de Coentrao, un gran centro desde el costado izquierdo, lo convirtió Cristiano en gol. 


Cuando el Bernabéu respiraba hondo y se disponía a despertar de la pesadilla, con un golazo de Benzema a los 52 minutos, llegó un final de infarto. El francés encontró un balón dentro del área, lanzó dos amagues que sentaron a rivales y marcó a puerta vacía.


Ahora sí era el momento de liberar tensiones pero la noche no estaba para ello. Porque sólo cinco minutos después el joven Sané se adueñó del balón y desde fuera del área, con todo el tiempo del mundo, sacó un zurdazo al ángulo donde no llegó Casillas. Era el empate a tres. 


En el peor día que se recuerda de la defensa madridista, Huntelaar incendiaba el final. Cogió la espalda a Pepe y el pase al espacio de Sané, ayudado por Modric, lo chutó arriba con potencia en un disparo imparable que significaba el 3-4 a seis minutos del final. El madridismo sufrió cada segundo hasta que el árbitro Damir Skomina señaló el final del duelo.



Porto aniquiló al Basilea

Con cuatro tantos logrados desde fuera del área, marcados por Yacine Brahimi (m.14),  Héctor Herrera (m.47), Casimiro (m.56) y Vincent Aboubakar (m.76), el Porto aniquiló al Basilea y obtuvo su pase a los cuartos de final de la Liga de Campeones.


Seis años después, los Dragones del español Julen Lopetegui sellaron el pase a la ronda de los ocho mejores de la máxima competición europea con un abultado resultado en su feudo de Do Dragao después de haber empatado a un gol en la ida en Suiza.


Con destellos de calidad individual y un excelente funcionamiento colectivo, el fútbol elaborado y dinámico del Porto se impuso sin dudas a un apocado Basilea que ni siquiera pudo poner en jaque a los locales, que no contaron con su goleador, el colombiano Jackson Martínez, lesionado.




Reacciones

Terminado el compromiso Carlo Ancelotti, técnico del Real Madrid, expresó: “Hemos jugado muy mal, esto no es bueno para nuestra imagen y la del club. Lo siento mucho, los pitos que nos han dedicado los aficionados son totalmente merecidos, esto nos va a motivar más los próximos partidos. Sigo teniendo total confianza en esta plantilla porque sé lo que puede dar ahora y no lo está haciendo. Tenemos que trabajar y concentrarnos más”.


Por su parte, Roberto Di Matteo, entrenador del Schalke 04 alemán, manifestó que “hemos hecho una buena actuación en un estadio como el Santiago Bernabéu donde siempre es difícil jugar. Lo dimos todo pero no ha sido suficiente para clasificarnos. Cristiano Ronaldo es el jugador que ha marcado la diferencia en el partido y también lo hizo en la ida en Alemania. Ha sido clave en la eliminatoria”.