Economía

2014, a crude year for Ecopetrol
2014, un año crudo para Ecopetrol
Autor: Federico Duarte Garcés
4 de Marzo de 2015


Desde 2012, las utilidades netas de la compañía petrolera han caído. Al cierre del año pasado, estas fueron de $7,81 billones, 41% menos que en 2013.


Twitter: @fededg1989


En el retrovisor de las cuentas financieras de Ecopetrol está el 2011, cuyos resultados “históricamente altos”, como los calificara en el balance de comienzos del año siguiente su actual presidente, Javier Gutiérrez, se ven como una luz distante en medio de un camino que desde mediados del año pasado se ha ensombrecido para el sector petrolero por la caída de los precios internacionales del crudo. Allí recae la principal razón, según un comunicado de la propia organización, para que los ingresos de la empresa más grande de Colombia disminuyeran $4,4 billones en 2014, la misma cantidad de la utilidad neta que tuvo apenas en el cuarto trimestre de ese histórico 2011. 


Ese año la compañía petrolera reportó las ganancias más altas en sus 60 años de historia: $15,4 billones.  El récord anterior lo traía desde 2008, cuando obtuvo una utilidad neta de $11,6 billones, derivada sobre todo de los altos precios internacionales del petróleo. En un escenario totalmente opuesto, la reducción de hasta un 50% de estos durante la segunda mitad del 2014, al cierre del año pasado la utilidad neta fue de $7,81 billones, 41% menos que en 2013. Esta es la cifra más baja desde 2009, en medio de la crisis financiera internacional, cuando las utilidades netas fueron de $5,2 billones. 


La empresa registró un descenso del 7% de sus ingresos al comparar los $58,1 billones obtenidos en 2014 con los $62,5 billones de 2013. En buena parte esto se explica por el descenso en el precio promedio de venta de la canasta de crudos, gas y productos de la compañía, el cual se agudizó en el último trimestre cuando la canasta cayó US$33 por barril, lo que llevó a que se dejaran de recibir $5,5 billones


De otro lado, como lo destaca Credicorp Capital, este fue el cuarto año consecutivo sin que la empresa alcanzara el objetivo de producción, la cual se redujo un 4,2%. Esto derivó en una reducción de los volúmenes vendidos, con lo cual los ingresos también se vieron afectados por una disminución de $1,7 billones. No obstante, hubo un impacto positivo de $3,2 billones por la tasa de cambio debido a que el 60% de las ventas de la empresa se realizan en el exterior. 


Asimismo, la devaluación provocó el pago de $162.000 millones más por intereses de deudas. “Tributariamente la conversión de las inversiones en el exterior a pesos colombianos implica mayores ingresos fiscales y debido a ello se registró una mayor tasa de tributación (pasó de 34,5% en el 2013 a 40,4% en 2014)”, informó Ecopetrol este martes en la noche. 


Resultados previstos


Tras conocerse los resultados financieros, ayer la acción de Ecopetrol alcanzó a bajar hasta $1.800. 


Por su parte, el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, reveló que con anterioridad el Gobierno Nacional tenía conocimiento de la caída de las utilidades de la compañía estatal, y en virtud de estas, así como las proyecciones en materia de recaudo, el Consejo de Ministros autorizó el aplazamiento de la ejecución de $6 billones del Presupuesto de 2015.   


“Estos son mensajes de responsabilidad fiscal que generan muchísima confianza y que dan muchísima credibilidad a la economía colombiana”, afirmó el ministro Cárdenas, quien aseguró que no se proyectan más ajustes fiscales, y que lo hecho hasta ahora va a permitir cumplir la regla fiscal y no afectará la meta de crecimiento económico de 2015. 


“Este es un país que se la jugó por la explotación de materias primas, y hoy su reto es diversificar la producción”, declaró por su parte el ministro de Trabajo, Luis Eduardo Garzón, previo a su reunión con los trabajadores de la Unión Sindical Obrera (USO), la cual decidirá hoy si realizan un paro indefinido por la “masacre laboral” que aprecian en Ecopetrol (ver recuadro). 


“Ninguno de nosotros estábamos evidentemente preparados porque pensamos que la bonanza petrolera iba a mantenerse, y si no iba a mantenerse por lo menos no iba a caer de manera vertical y absolutamente dramática”, reconoció Garzón, quien ha sentenciado que “ni el propio Estado puede vivir del petróleo”, pues del precio de este recurso depende la financiación de proyectos sociales tales como el de las víctimas, Familias en Acción y Jóvenes en Acción. Por eso concluye que “el mundo no puede girar en torno a un solo producto”.



Paro petrolero

“El paro no conduce a una generación de empleo”, ha sostenido el ministro de Trabajo, Luis Eduardo Garzón, sobre el paro indefinido que hoy la USO definirá hacer por los 26.000 trabajadores que, según esta organización, quedarán sin empleo por la baja internacional del precio del barril de petróleo. El ministro ha sido enfático en que no impugnará ni estigmatizará la protesta, pero ha reiterado su desacuerdo y el ánimo del Gobierno a dialogar. “El tema del petróleo se nos presentó como una enfermedad terminal, pero uno ante las enfermedades terminales tiene dos opciones: o le pone quimio, que es buscando alternativas diferentes en las zonas donde podamos hacer proyectos agroindustriales que signifiquen generación de ingresos, o le pone la eutanasia, que no es nuestro juego”, sostuvo.