Columnistas

Observaciones políticamente incorrectas
Autor: José Alvear Sanin
4 de Marzo de 2015


El pasado 23 de febrero, El Mundo (p. 10) denuncia algo especialmente grave, omitido desde luego, por la gran prensa fletada:

El pasado 23 de febrero, El Mundo (p. 10) denuncia algo especialmente grave, omitido desde luego, por la gran prensa fletada:


La guerrilla ha recurrido a tercerizar gran parte de sus acciones delincuenciales, que posteriormente se convierten en actos subversivos, delegándolas a organizaciones urbanas y semiurbanas, lo que quiere decir que ya están contratando, principalmente jóvenes, para que realicen sus actividades ilícitas como el microtráfico, labores de inteligencia e instalación de artefactos explosivos. Estos jóvenes trabajan para bandas y combos, y muy tarde terminan enterándose de que sus nuevos jefes son comandantes guerrilleros.


¿Será este el preludio de un postconflicto tipo salvadoreño para Colombia?


***


Que el derecho no puede ser un obstáculo para la paz ha dicho un magistrado de la CSJ, en frase más propia de un zascandil que de un jurista, cuando la filosofía nos enseña que sin derecho no puede haber paz.


***


Se afirma que “la paz se hace con el enemigo”. Pero, ¿cómo pueden ser enemigos gobierno y Farc, si entre los $113.645millones contratados hasta diciembre 31 por Fondepaz para fletar medios, columnistas y políticos, se encuentran $ 2.393 millones “para internet y comunicaciones de las Farc” y $ 968 millones para pagarles el arriendo de una mansión en Cuba?


***


Mientras millones de procesos penales siguen su lento camino hasta la preclusión, uno que otro, pero no el de Saludcoop, avanzan con pasmosa celeridad, con resultados predecibles y apropiado acompañamiento mediático.


***


La entrega de armas le parece al señor Oscar Arias “esencial” para la paz. Por tanto, recomienda la quema simbólica de algunas, como en Centroamérica. ¿Veinte fusiles? ¿Treinta?


***


Desde luego, si Mr. Obama quiere sacar al gobierno cubano de la lista de los terroristas y narcotraficantes, tiene también que hacerlo con las guerrillas castristas y narcotraficantes que operan en Colombia. Si alguna paz quedó mal hecha fue la de El Salvador, donde el special envoy de los Estados Unidos enredó bien el ovillo. Ahora ha sido enviado para inmiscuirse en el proceso colombiano. 


***


La plutocracia del neoliberalismo constituye una pésima forma de gobierno, pero los hay peores, como los ejercidos por fanáticos, iluminados, ignorantes, analfabetas, asesinos, sádicos, resentidos, narcotraficantes, suma de matices conocida como “revolución”. 


***


Como hacer política se ha vuelto tan costoso, su ejercicio ya no está al alcance de los ciudadanos; pero cuando un movimiento político pueda esconder su armamento y disfrutar de los inmensos proventos del narcotráfico, la política se volverá también imposible para los partidos inermes, que dependen de escasa y difícil financiación, procedente del Tesoro público.


***


Quienes están dispuestos a mediar para que los líderes de la oposición venezolana tengan juicio justo, quieren hacernos creer que en esa dictadura puedan existir garantías, debido proceso e independencia judicial.


***


Repasando la doctrina cristiana, no encontré el “sagrado derecho a la insurrección”, con el que ciertos curas justifican la muerte de los inocentes, el reclutamiento de niños, el minado de terrenos, el secuestro, como medios para asegurar las promesas evangélicas. 


***


Es lástima que algunos políticos colombianos, después de vivir largos años en Inglaterra, no sepan reconocer las ventajas del fair play en política...