Columnistas

Si la FLA se hubiera privatizado…
Autor: Guillermo Maya Muñoz
4 de Marzo de 2015


El gobernador de Antioquia Sergio Fajardo ha denunciado que el Plan Nacional de Desarrollo 2014-2018, del gobierno de Santos, en el artículo 191, pone en peligro la existencia de la Fábrica de Licores de Antioquia (FLA)...

El gobernador de Antioquia Sergio Fajardo ha denunciado que el Plan Nacional de Desarrollo 2014-2018, del gobierno de Santos, en el artículo 191, pone en peligro la existencia de la Fábrica de Licores de Antioquia (FLA), al igual que sus gemelas departamentales, al adecuar la comercialización de alcoholes y licores con los tratados comerciales vigentes, especialmente con el de los EEUU, y los dictámenes de la Oecd.


Según el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, el objetivo es buscar: “igualdad en el tratamiento a los licores nacionales e importados y que no haya discriminación, que no se pueda adoptar precios arbitrariamente para proteger el mercado”. El artículo 191 aumenta “los impuestos por grado alcoholimétrico de los productos nacionales desde $272 a $345 en los próximos cinco años y disminu(ye) los impuestos de los licores importados desde $478 a $345” (Elmundo.com, febrero 15-2015).


En resumen, el artículo 191 eleva la competitividad de los licores extranjeros frente a los nacionales, que no solo contribuyen con los impuestos a financiar la salud y la educación por parte de los departamentos, sino que también genera ingresos laborales a miles de colombianos, directamente en las fábricas de licores, al igual que con los productores de materias primas, envases, transporte, etc. 


El Plan de Desarrollo, mejorando las condiciones de importación de licores,  va a sacar del mercado la producción nacional que tiene un impacto más grande en términos de valor y trabajo agregado, que los licores extranjeros que solo contribuirán con impuestos a los fiscos departamentales. Mientras nuestras licoreras tienen responsabilidades sociales que atender con la población, las licoreras extranjeras no tienen ninguna excepto transferir ganancias para sus dueños.


Sin embargo, los intentos de privatizar los licores nacionales no son nuevos. El entonces Gobernador de Antioquia, Aníbal Gaviria, actual alcalde de Medellín,  propuso privatizar la Fábrica de Licores (FLA): “¿Por qué vender la Fábrica de Licores de Antioquia?” (Septiembre 28-2006). Y el Secretario de Hacienda era Juan Esteban Calle Restrepo, ahora Gerente de EPM. No pudieron llevar a cabo su cometido con la FLA; pero, después, terminaron privatizando parcialmente los activos de UNE-EPM, a favor de Millicom. 


El objetivo de la privatización de la FLA era, entre otros: “(…) capitalizar Empresas Públicas de Medellín con los recursos provenientes de la venta de La FLA”. El editorialista de El Colombiano asentía y legitimaba la propuesta: “Creemos que vender la FLA es lo adecuado”. (¿Superaremos la dependencia del alcohol?).


El gobernador Ramos Botero también quería privatizar a la FLA. En una crónica, “La FLA podría vender acciones” (El Colombiano, dic 27-2011), se dice que el Gerente Andrés Felipe Isaza Pérez, “dejó listos los estudios y soportes técnicos para que la nueva administración departamental analice la posibilidad de democratizar ‘la joya de la corona’ de la Gobernación de Antioquia”. Sin embargo, Isaza Pérez anota que una de las cosas por la que será recordado es “por haber conservado la FLA como patrimonio de los antioqueños cuando la querían vender (se refiere a la iniciativa de Aníbal Gaviria), demostrando que es un negocio de mucho potencial”. 


El gerente actual informa que la FLA tuvo unas ventas record de 1,07 billones de pesos en 2014, el 54% del mercado de licores nacionales, de los cuales aporta al departamento 0.8 billones, entre  “impuestos al consumo, el IVA y las utilidades”. (La FLA cerrará con récord de ventas: $1,07 billones, elcolombiano.com, dic 26-2014). Los ingresos que generaba la FLA al departamento en 2006 eran 0.4 billones de pesos. Es decir que en  8 años, la contribución económica de la FLA al presupuesto departamental se dobló, a la casi increíble tasa del 9% anual.


¿Qué hubiera pasado si la FLA se hubiera privatizado? ¿Estaría el departamento recibiendo casi un billón de pesos como lo hace hoy o estaría compartiendo las transferencias de EPM de un billón de pesos que hoy hace al  Municipio, y ahora dividido porcentualmente, con 1/8 para el departamento, que representan unos 125.000 millones de pesos? ¿Estaría el Gobernador Fajardo inaugurando parques educativos a diestra y siniestra en una carrera contra el tiempo? 


Es satisfactorio que la situación actual del departamento de Antioquia, que tiene menos ingresos que el municipio de Medellín, no esté deteriorada. Al contrario, a pesar de las dificultades, contrabando, producción ilegal de licores, etc, la FLA hace aportes sustanciales al desarrollo departamental. En caso de que se hubiera privatizado a la FLA, la situación financiera del departamento sería de bancarrota, mucho más ahora que los ingreso por regalías son inciertos y más bajos.  


La propuesta de privatización de la FLA fue derrotada, al igual que la propuesta de privatizar a EPM de Sergio Naranjo en 1994, por todos los antioqueños.  Sin embargo, los antioqueños perdimos, cuando sacaron las telecomunicaciones de EPM, y privatizaron el 50% de UNE, 


Ahora, los antioqueños debemos defender la FLA, y acompañar al Gobernador en esa tarea, para que el gobierno de Santos no logre, no solo arruinar las finanzas de la FLA sino la salud y la educación de todos los antioqueños. 


Con el argumento de la globalización y los TLC, la conclusión sería que los estados nacionales, y sus entes territoriales, deberían vender todo: licoreras, loterías, empresas de servicios públicos, concesionar la recolección de impuestos, de basura, todo. Absolutamente todo. Incluidos los gobiernos, pues aunque se declaran defensores de los intereses públicos, privilegian los intereses privados. El perro al amo: Yo soy tu perro ¿Pero de quién eres tú perro, señor? (F. González)