Economía

Economic Forum started with copious agenda
Con agenda nutrida inició el Foro Económico
22 de Enero de 2015


El Foro Económico Mundial, fundado en 1971, reúne a los principales líderes empresariales, políticos internacionales, periodistas e intelectuales selectos para analizar los problemas más apremiantes que enfrenta el mundo en la actualidad.


Foto: Cortesía 

El presidente y fundador del Foro Económico Mundial de Davos, Klaus Schwab (derecha), conversa con el primer ministro chino Li Keqiang, durante su intervención en la sesión inaugural del Foro. 

Redacción Economía-EFE


economia@elmundo.com 


Una agenda nutrida que refleja la complejidad de las preocupaciones mundiales, que van desde el anémico crecimiento económico, particularmente en Europa, al gran desafío de la inclusión social y la multiplicación de las crisis, fueron los protagonistas en la Asamblea Anual del Foro Económico Mundial que comenzó ayer en Davos, Suiza.


Dentro del Foro, se dedicó una sesión al análisis del contexto latinoamericano que se ve impactado por la disminución del precio de las materias primas y la desaceleración del crecimiento en China que empujan al continente hacia un periodo de menor crecimiento, anticipó un grupo de destacados economistas en Davos. En el análisis se coincidió en que el decenio de fuerte crecimiento económico en la región ha terminado y se resaltó que es una lástima que la mayoría de los países latinoamericanos no hayan aprovechado ese periodo para reducir su dependencia de las materias primas y reforzar sus instituciones.


Por su parte, a propósito de la desaceleración económica de China, su primer ministro Li Keqiang aseguró que su país mantendrá la estrategia de lograr un crecimiento económico  medio-alto a largo plazo y que no sufrirá un aterrizaje abrupto. Además, hizo eco de la preocupación por la economía china y el impacto de su transformación que ha entrado en una nueva velocidad de crecimiento.  “La disminución de la velocidad de China es parte del ajuste de la economía mundial”, indicó Li.


Otro de los protagonistas de la primera jornada del Foro Económico Mundial fue también el viceprimer ministro ruso Arkady Dvorkovich, quien advirtió a la Unión Europea de las sanciones de Estados Unidos en su contra por el conflicto en el este de Ucrania, que perjudican al bloque comunitario y, en particular, a la competitividad de sus bancos. Es por esto que Dvorkovich consideró que frente a ese escenario, lo mejor para todos es el levantamiento de las sanciones que la Unión Europea ha impuesto por la crisis en Ucrania, en la que se responsabiliza a Moscú. 


Por su parte, el primer ministro de Italia, Matteo Renzi, dijo que la economía europea va en la dirección equivocada, lo que atribuyó a que el discurso que impera es el de la austeridad y la disciplina, en lugar de uno que favorezca el crecimiento. “Tenemos que decirlo claramente, la economía europea no está en la dirección correcta. Cada continente y cada país habla de invertir en el  crecimiento, con la excepción de la eurozona, que habla sólo de austeridad”, lamentó Renzi. 


Igualmente, en la pasada jornada se contó con la participación de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (Opep), que aseguró mediante su secretario General, Abdalla Salem El Badri, que se  mantendrá la producción de crudo y que buscarán un valor intermedio. 



Colombia en el Foro Económico Mundial

El ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, durante su intervención en el foro “Liderazgo en Crisis” en el marco del Foro Económico Mundial, destacó que el proceso de paz en Colombia es un caso de éxito de liderazgo en acción ya que en medio de las negociaciones se han tomado buenas decisiones para reducir la pobreza y expandir programas sociales. El ministro consideró que Colombia ha demostrado que en medio de las negociaciones de paz los líderes públicos han jugado un papel fundamental para reducir la pobreza y mejorar la calidad de vida con el buen manejo del liderazgo público. “Hay más participación política, más gente quiere participar, eso no puede asumirse como una caída del liderazgo porque nuestro sistema funciona mejor con más voces a favor, se pueden construir consensos y acuerdos con mayores habilidades por parte de los líderes”, dijo.