Economía

World economy stirs up and predictions change dor 2015
Se agita la economía mundial y las previsiones cambian para el 2015
Autor: Olga Patricia Rendón Marulanda
30 de Diciembre de 2014


El 2014 fue un año complicado para la economía mundial, la caída del petróleo rompió los presupuestos mundiales y la recuperación de Estados Unidos y Europa no fue tal como la esperaban. 2015 será un año de grandes retos económicos.


Foto: Cortesía 

Barack Obama, presidente de Estados Unidos.

Colombia


En 2014 la economía colombiana tuvo, en términos generales, un comportamiento favorable. Teniendo en cuenta el dinamismo de los primeros tres trimestres del año, es de esperar que el crecimiento al finalizar 2014 se ubique por encima del 4,5 %.


“Dadas estas condiciones, podemos decir que Colombia es de los países que más crece en la región, e incluso, en el ámbito internacional. Cabe destacar que en este año se mantuvo el buen dinamismo de la inversión productiva; el entorno macroeconómico favorable con una tasa de cambio más competitiva; tasa de desempleo de un dígito donde se resalta que el empleo formal creció más que el empleo informal y un nivel de población en situación de pobreza inferior al 30 %”, indicó la Asociación Nacional de Empresarios de Colombia (Andi) en su balance de fin de año.


Según el gremio en 2015 Colombia también se verá impactado por la caída en el precio del petróleo que afectará el desempeño del sector de hidrocarburos. Además se traducirá en una fuerte caída en los recaudos tributarios. En lo interno, las mayores dificultades están en el frente fiscal y en el impacto de la Reforma Tributaria sobre la inversión y el crecimiento.


Además habrá  buen desempeño en obras civiles por la ejecución de proyectos de Pines y otras obras de mantenimiento y construcción nacionales y territoriales. El inicio del programa de infraestructura 4G se espera tenga un impacto positivo hacia finales de año. En el largo plazo los réditos de estas obras se verán reflejados en avances significativos en competitividad.


El crecimiento de Colombia en el 2015 posiblemente se situará ligeramente por encima del 4 % según la Andi y sus analistas.


Brasil


El sector público brasileño acumuló en los primeros once meses del año un déficit fiscal primario de 19.640 millones de reales (unos US$7.553,8 millones), el mayor saldo negativo para el período en los últimos trece años, informó ayer el Banco Central de ese país.


La economía brasileña cerrará este año con un crecimiento del 0,14 % y perspectivas poco favorables para 2015, para cuando se prevé una expansión del 0,55 %, según un sondeo con analistas del sector privado.


Las previsiones de los analistas se sitúan por debajo de las que maneja el propio Gobierno, que espera un crecimiento del 0,9 % este año y del 0,8 % en 2015.


En cualquiera de los casos, la economía brasileña  sufrirá este año y el próximo una fuerte desaceleración respecto al crecimiento del 2,30 % registrado en 2013, que supuso una ligera recuperación tras otros dos años de muy débil crecimiento.


En relación a la inflación, los analistas consultados por el Banco Central calcularon que cerrará este año situada en un 6,38 %, una tasa cercana a techo de la meta oficial, que prevé un máximo del 6,5 %. Y consideraron que la tasa básica de interés llegará a fin del 2015 situada en un 12,5 %, frente al 11,25 % en que se ubica actualmente.


La presidente brasileña Dilma Rousseff, quien comenzará su segundo mandato el 1 de enero, ha admitido que la situación económica del país requiere de “medidas drásticas” que aún no han sido anunciadas.


Argentina


Argentina vivirá un 2015 marcado por un complejo proceso electoral, que abarcará buena parte del año y obligará a millones de ciudadanos a votar hasta seis veces, y por la incertidumbre económica derivada del conflicto con fondos especulativos que resucitó el fantasma de la deuda en el país.


A partir del 1 de enero, cuando vence la cláusula que obliga a Argentina a pagar a sus acreedores de deuda en iguales condiciones, Buenos Aires amplía su margen de maniobra para negociar con los fondos especulativos que, respaldados por la Justicia de Estados Unidos, reclaman el pago íntegro de bonos adquiridos tras la crisis de 2001.


Un reclamo que ha colocado a la tercera economía latinoamericana en una situación de “default técnico”, según calificadoras internacionales, y que ha acentuado el clima de incertidumbre en el país, azotado por una inflación que rondará el 40 % en 2014 y una política monetaria que ha alimentado el mercado negro de divisas.


Resolver el conflicto de la deuda, frenar la inflación y estabilizar el peso serán algunas de las grandes asignaturas de Cristina Fernández en la recta final de su segundo y último mandato.


Estados Unidos


Se espera que EE.UU. continúe en recuperación tras la crisis en las economías avanzadas, apoyado en un mercado laboral fortalecido y el precio a la baja del petróleo.


En ese clima, es más que probable que la Reserva Federal (Fed) dirigida por Janet Yellen proceda, a mediados de 2015 o incluso antes, con una subida de los tipos de interés de referencia, que desde 2008 permanecen entre el 0 % y el 0,25 %. Esa posibilidad inquieta a algunos economistas, por su efecto imprevisible en la recuperación.


“Es esencialmente imposible saber cómo van a reaccionar los mercados, y hasta qué punto la economía va a ser vulnerable a esa reacción”, dijo este mes Lewis Alexander, un exfuncionario de la Fed y del Departamento del Tesoro, a la revista Político.


Unión Europea


Una revolución (Euromaidán), una anexión (Crimea), una guerra (Ucrania) y una crisis económica (depreciación del rublo y caída de los precios del petróleo) es el legado de 2014 y las perspectivas para el próximo año no son nada esperanzadoras.


La Unión Europea (UE) luchará por la ansiada recuperación económica y social con un plan de inversiones con el que estimular el dinero público y privado en 2015, un año en que la negociación del acuerdo comercial transatlántico con EE.UU. y el conflicto de Ucrania con Rusia seguirán marcando la agenda.


“Crecimiento y empleo siguen siendo nuestras primeras prioridades”, dijo el presidente de la Comisión Europea (CE), Jean-Claude Juncker, en su último discurso en la Eurocámara de este 2014.


Juncker ha jugado buena parte de las cartas de la recuperación a un plan de inversión que aspira a movilizar 315.000 millones de euros con los que financiar proyectos e infraestructuras que lleven a Europa a una nueva senda económica y a crear puestos de trabajo.


Desde el Centro Europeo de Estudios Políticos el analista Marco Incerti se mostró sin embargo poco optimista sobre el plan Juncker “no sólo porque el dinero real es mucho menor a los 315.000 millones de euros sino también porque existe el riesgo de que los proyectos tan sólo consigan empleo al corto plazo sin modelos de futuro”.


En el capítulo de exteriores el conflicto entre Ucrania y Rusia, y el replanteamiento de las relaciones entre Moscú y Bruselas, así como el impacto que para Europa pueda tener la normalización de relaciones entre Estados Unidos y Cuba serán asuntos dominantes de 2015.


Asia


China, Japón y Corea del Sur, las mayores economías de Asia Oriental, reciben 2015 con distintas estrategias de crecimiento bajo el liderazgo chino y la expectativa de que continúe la tensión en la región por unos conflictos territoriales que no tienen visos de solucionarse pronto.


Pese a una cierta desaceleración de su expansión, Asia Oriental y el Pacífico sigue siendo la región en desarrollo de más rápido crecimiento del mundo, según un informe del Banco Mundial.


Los “dragones” de la zona, China, Japón y Corea del Sur, se encuentran en un momento económico diferente, pero comparten la incertidumbre de desconocer si sus variadas iniciativas surtirán el efecto deseado y la vulnerabilidad a los conflictos internacionales, debido a su dependencia del comercio exterior.


Así, mientras las medidas de estímulo fiscal y monetario puestas en marcha en 2014 “han revitalizado la economía coreana, aún existe el debate sobre la necesidad de emprender medidas estructurales en 2015”, dijo Yolanda Fernández, economista jefe del Banco Asiático de Desarrollo.


Por su parte, Japón vive cierto auge tras las elecciones anticipadas que han revalidado el liderazgo de Shinzo Abe y han insuflado aire a su programa de aceleración económica.


Mientras, China se encuentra, según esta experta, “en un momento crítico”.


En cualquier caso, China (principal socio comercial de Seúl y segundo de Tokio) seguirá ostentando su liderazgo en la región “no sólo como motor de crecimiento sino como potencia comercial e inversora”, añade la economista.


Alianza del Pacífico


La Alianza del Pacífico (integración económica entre Colombia, Chile, México y Perú) busca crear mercados atractivos entre sus países miembros para lograr una mayor competitividad en el ámbito internacional.


Este año termina con dos candidatos a ser miembros: Costa Rica y Panamá, que aún no han cumplido los requisitos para hacer parte de la integración y con 32 países observadores.


La conformación del Mercado Integrado Latinoamericano (Mila) fue una de las principales conquistas de la Alianza durante 2014, según el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), que indicó que la voluntad política de la Alianza del Pacífico le dio impulso a esa integración financiera.


El BID estableció que entre los principales objetivos de 2015 la Alianza del Pacífico debe consolidar un mercado totalmente integrado e ir más allá de la integración comercial.