Política

Los electores lo pidieron: Prieto
Autor: José Ignacio Mejía / Nacho
18 de Diciembre de 2014


Tras renunciar al Senado dijo que el compromiso de su generación es ayudar a la paz de Colombia desde lo regional o local.


Foto: Cortesía 

Desde la tarde del pasado martes el político liberal Eugenio Prieto ingresó oficialmente al abanico de aspirantes a la Gobernación de Antioquia o a la Alcaldía de Medellín.

El senador Eugenio Prieto Soto justificó su renuncia a la curul del Senado para aspirar en el 2015 a las elecciones territoriales en Antioquia, a que atendió el llamado que le hicieron sus electores y muchas otras personas para que las represente en la Gobernación de Antioquia o en la Alcaldía de Medellín.


Al respecto dijo que “la necesidad de atender el llamado democrático que me ha hecho un buen número de personas que desde hace muchos años son mis electores y que ahora aspiran a que los represente en la contienda electoral territorial que se avecina para el año 2015, me llevaron a tomar la decisión de renunciar al honorable Senado de la República”.


En un documento escrito que expidió el pasado martes para dimitir ante la plenaria del Senado, el político liberal consignó que como demócrata convencido que es, entiende claramente que su labor es ocupar la posición que le asignan sus electores.


Y agregó que la voluntad de sus seguidores y votantes fue clara al solicitarle que participe en un nuevo proceso electoral como el que se avecina en el año 2015.


“Lo aprendido al lado de demócratas sociales, en relación con el buen gobierno, la protección de lo público y la defensa de los derechos ciudadanos, se ha constituido en prenda de garantía para que aporte a la propuesta de un modelo de desarrollo regional y local de nuestro territorio”, argumentó Prieto Soto.


Con su socio político Óscar Marín, nuevamente Eugenio Prieto emprende un  reto electoral en lo regional.


La paz


Para el ya excongresista el mayor compromiso que tiene su generación con la historia nacional es sin duda el de facilitar el camino para la paz y este camino debe transitarse especialmente desde lo regional y lo local. Y por tal motivo su compromiso será con la paz.


“Estoy convencido que de una u otra manera todos y todas queremos la paz en Colombia, no creo que exista un solo colombiano que no la quiera, tan sólo existen diferencias en el enfoque y en los mecanismos para obtenerla, para lo cual son necesarios los espacios de discusión y la posibilidad de contrastar democráticamente las posturas políticas”.


Por todo ello y luego de un análisis y de consultar con su familia y con quienes son sus más cercanos, Prieto Soto tomó la decisión de emprender un nuevo reto electoral en lo territorial.


Al referirse a su paso por el Senado, al cual llegó en el 2010 y fue reelegido este año, dijo que cuando asumió la curul en representación de Antioquia, lo hizo con la convicción de brindar un servicio de utilidad social a quienes le entregaron la confianza para defender y trabajar por los intereses de esta región desde el Legislativo.


“Y a fe que lo hice”, aseguró y lo sustenta argumentando que buscó defender los derechos de la gente, como el acceso a los servicios públicos, a una educación con calidad y pertinencia, a la salud con dignidad y al libre ejercicio de sus derechos como ciudadanos.


Por eso, concluyó diciendo, se retira del Senado con la satisfacción del deber cumplido y con el compromiso de que quien lo sucederá, Guillermo Santos, con quien trabajó desde el anterior período, continuará con los proyectos, defensas y debates de control político que por las regiones y por el país impulsaron durante más de cuatro años en el Congreso de Colombia.




Un buen político

El exministro y hoy politólogo Armando Estrada Villa comenta que en donde Eugenio Prieto salga elegido realizará una buena gestión, pues es un político bueno y un profesional competente.


Este contador público se comenzó a conocer muy joven como dirigente político cuando llegó a la Asamblea de Antioquia hace 16 años.


En efecto, fue diputado entre 1998 y el 2000 y adelantó interesantes debates de control político, con los cuales se fue posesionando en el sector político-administrativo regional.


Pero su definitivo despegue como líder público se concretó al lado del exgobernador Guillermo Gaviria Correa, quien lo nombró gerente del Idea, entidad con la cual alcanzó muy buenos resultados.


Pero la vida le iba a dar una dramática oportunidad de conducir a Antioquia al suceder a Gaviria Correa tras su secuestro y posterior trágica muerte a manos de las Farc en el 2002.


El gobernador Gaviria Correa había dejado una carta para ser leída en caso de cualquier eventualidad. En ella le delegó la responsabilidad de asumir como mandatario seccional.


Eugenio Prieto siguió en el Idea durante el cuatrienio de Aníbal Gaviria 2004-2007, con el objetivo de seguir trabajando por las finanzas sanas de Antioquia y sus municipios y por el desarrollo humano integral, social y cultural.


En octubre del 2007 le tocó el turno de ser candidato a la Gobernación para darle continuidad a la obra de gobierno trazada por los hermanos Gaviria Correa, bajo criterios liberales y el destacado programa de “Una Antioquia Nueva”. Y aunque obtuvo un respaldo de 587.664 ciudadanos, perdió con Luis Alfredo Ramos, quien gobernó a Antioquia entre el 2008 y el 2011.


Siempre con el compromiso de construir una cultura política incluyente y participativa, se lanzó a la escena nacional y alcanzó la curul del Senado en el 2010 que renovó en marzo pasado, pero a la cual el martes renunció para asumir el desafío que siempre lo ha impulsado y ha querido de dirigir a Antioquia o a su ciudad capital.