Economía

$ 93 billion for rural Antioquia
$93.000 millones para Antioquia rural
Autor: Olga Patricia Rendón Marulanda
6 de Diciembre de 2014


En Antioquia se acordaron las necesidades de inversión en agricultura, para mejorar la calidad de vida de las zonas rurales y cerrar brechas entre el campo y la ciudad.


Foto: Cortesía 

El ministro de Agricultura y Desarrollo Rural, Aurelio Iragorri, estuvo en Antioquia priorizando los recursos para el agro.

Twitter: @olgarendonm


Normalización de tierras, estudio y diseño de distritos de riego, cadenas productivas de aguacate, caña panelera, cafés especiales, forestal, cacao, hortalizas, cítricos,  apicultura y piscicultura fueron los principales proyectos de desarrollo rural priorizados en Antioquia, en los que se invertirán $93.000 millones.


A ese acuerdo llegaron ayer en Rionegro el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural (MinAgricultura), la Gobernación de Antioquia, los alcaldes, los gestores rurales y las Umatas de los diferentes municipios.


Otras iniciativas que también entraron en la bolsa fueron los trapiches paneleros, la asistencia técnica y el fortalecimiento de las secretarías de Agricultura de los municipios y de las Umatas, para que cuenten con diferentes herramientas que les permitan encaminar el desarrollo y la competitividad de sus pobladores.


En Antioquia, Pares será la plataforma para avanzar en un interés claro de la región: prepararse para la paz. Sergio Fajardo Valderrama, gobernador de este departamento, afirmó al respecto que: “En Antioquia hemos vivido tiempos de dolor y de violencia, no nos cabe una víctima más, un dolor más, un resentimiento, un dolor más. Estamos listos para ser protagonistas, para construir la paz. Hablamos de pasar la página de la violencia. La paz tenemos que empezar a construirla en el sector rural”.


Dirigentes del agro antioqueño.


Pares es la materialización de la estrategia de regionalización del MinAgricultura que busca planear, ejecutar y hacer seguimiento a proyectos de impacto en el desarrollo rural desde las comunidades locales y que espera iniciar ejecución en febrero de 2015.


Para Aurelio Iragorri Valencia,  ministro de Agricultura, la base de la estrategia de descentralización es clara: “Las necesidades las tiene la región, los recursos los prioriza la región, la ejecución de los recursos los hace la gente de la región”.


Adicionalmente, se anunció un Plan Especial para Urabá que beneficiará a productores de banano y plátano con recursos por el orden de $13.000 millones y $7.000 millones, respectivamente. Los recursos del Ministerio para vivienda rural y formalización de predios no entran en este paquete de inversión, “Antioquia en vivienda rural, por ejemplo, es el departamento con mayor déficit. Los recursos de vivienda rural y financiamiento  están en otra bolsa aparte”, indicó el ministro Iragorri Valencia.


Paralelamente, como parte de las políticas de enfoque poblacional, más de 200 mujeres se reunieron para recibir información sobre la política de la mujer rural y la Ley 731. Para ellas el MinAgricultura garantizará un 30 % de inversión en todos los proyectos.




Protección a los trabajadores rurales

Los ministerios del Trabajo, Agricultura y Salud perfeccionan una propuesta para establecer unas garantías mínimas para proteger a los trabajadores del sector agropecuario a través de un esquema de vinculación a la Seguridad Social.


La revelación la hizo el viceministro de Empleo y Pensiones, Juan Carlos Cortés, durante su intervención en el LXXX Congreso Nacional de Cafeteros.


Cortés explicó que se trataría de un esquema que permita mantener al trabajador del campo en un régimen de salud subsidiado, “para que se combine con la implementación de los Beneficios Económicos Periódicos, es decir, que estos trabajadores puedan hacer ahorros voluntarios y flexibles para su vejez, y tengan la posibilidad de afiliarse a las Administradoras de Riesgos Laborales para que estén protegidos en caso de accidentes laborales o enfermedades profesionales”.


Para lograr este objetivo, señaló que “trabajamos bajo la consigna ‘todos ponen’. El Estado aporta los subsidios en el Régimen Subsidiado y el de los Beneficios Económicos Periódicos, Beps; el trabajador coloca recursos para su ahorro y se procede a la afiliación de riesgos laborales, aportes que pagará el trabajador o el dueño de la unidad productiva para la cual labora. Estaríamos hablando de $15.000 mensuales”.


El objetivo es beneficiar a 2,3 millones de trabajadores que ganan menos de un salario mínimo en el sector agropecuario, afirmó Cortés.