Política

The reform, through the House of Representatives
La reforma, por la Cámara
Autor: José Ignacio Mejía / Nacho
12 de Noviembre de 2014


Su Comisión Primera inició el tercer debate, de un total de ocho, al proyecto de equilibrio de poderes.


Con algunas modificaciones al texto aprobado por el Senado en sus dos primeros debates, comenzó ayer su tránsito por la Cámara de Representantes el proyecto gubernamental sobre equilibrio de poderes.


La ponencia para tercer debate fue radicada el pasado lunes y el trámite de este acto legislativo o de reforma constitucional despegó en la Comisión Primera de la Cámara desde las nueve de la mañana y la idea era considerarlo durante una larga jornada del martes.


En el Senado el trámite en su Comisión Primera se llevó casi tres días, lo que se estima ocurriría igualmente con sus colegas de esa célula de la Cámara.


Es así como empieza un verdadero equilibrio de poderes entre el Senado y la Cámara en torno a cuál de las dos instancias introducirá más modificaciones al proyecto original radicado por el ministro del Interior, Juan Fernando Cristo Bustos, quien cuenta con el apoyo de su colega de Justicia, Yesid Reyes Alvarado, toda vez que esta reforma contiene enmiendas a los sistemas o a la actual arquitectura tanto política como jurídica del país.


Los cambios o no que tenga el proyecto por la Cámara dependerán de la habilidad y de la capacidad de convencimiento que tenga el Gobierno Nacional por intermedio del jefe de la cartera política entre los 35 miembros de la Comisión Primera de la Cámara.


Un buen augurio para los intereses santistas con esta iniciativa en su trayectoria por la Cámara, acaba de suceder con el delicado proyecto de unificación de periodos con la reelección transitoria de los actuales alcaldes y gobernadores.


Esta propuesta y promesa de Santos parecía hundida antes de comenzar su tránsito legislativo por las duras críticas que recibió, pero ya completó sus dos primeros debates reglamentarios de primera vuelta por la Cámara.


Cada vez la Cámara actúa con más autonomía al Senado, pero lo que todo parece indicar es que la columna vertebral del proyecto del Gobierno está asegurada, como es la eliminación de la reelección presidencial y todas las demás reelecciones de los  altos funcionarios del Estado.


Algunas novedades


La ponencia para tercer debate es kilométrica en su extensión, pero con base en uno de sus ponentes, el legislador liberal Julián Bedoya, y el analista y excongresista Carlos Arturo Piedrahíta, se detectaron algunas novedades relevantes entre el Senado y la Cámara.


Mientras los senadores aprobaron la lista cremallera, intercalando hombres y mujeres en los renglones, la propuesta en la Cámara que comenzó a discutirse es de dos a uno, o sea, dos renglones del mismo género por uno del otro.


La ponencia de la Cámara definitivamente le arranca a los tribunales judiciales en los departamentos la escogencia de la terna para que las asambleas departamentales y los concejos municipales elijan los contralores regionales y locales.


La Comisión Primera de la Cámara deberá decidir si acepta la sugerencia de la ponencia en el sentido de prohibir coaliciones entre partidos para realizar consultas para la escogencia de candidatos a gobernaciones y alcaldías.


La Cámara también revivió la conformación de circunscripciones departamentales para la elección de senadores en regiones de menos de 500.000 habitantes, que se cayó en su tránsito por el Senado.


Igualmente la Cámara es partidaria de levantar la incompatibilidad de los congresistas para poder aspirar a cargos de elección popular unipersonales en el ámbito territorial y renunciar a sus curules antes de comenzar la inscripción de candidatos. En este caso hay dos propuestas para votar, una de efecto inmediato y la otra que entre a operar a partir del 2018.


Además la ponencia de la Cámara está de acuerdo con que los candidatos que saquen la segunda votación para presidente, vicepresidente, en gobernaciones y en alcaldías, puedan acceder directamente al Senado, a la Cámara, a las asambleas departamentales y a los concejos municipales de sus respectivas circunscripciones.


El profesor Carlos A. Piedrahíta alertó nuevamente que si esa propuesta es aprobada en el Congreso, en el caso de Antioquia y de Medellín aumentarían el umbral y la cifra repartidora, toda vez que para la Duma seccional se competiría por 25 curules y no por las actuales 26, y para el Concejo de Medellín por 20 y no por los hoy 21 vigentes escaños.


Si los textos de Senado y de Cámara no coinciden en el epílogo del proyecto, se deberá recurrir a la conciliación, que implica adoptar el texto de una de esas dos corporaciones.



Las mujeres

Legisladoras integrantes de la Comisión de la Mujer del Congreso y el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo, Pnud, se comprometieron a trabajar para incluir el “sistema cremallera” dentro del proyecto de reforma de poderes, en el tercer debate en la Comisión Primera de la Cámara.


El “sistema cremallera” consiste en alternar nombres de mujeres y hombres en las candidaturas a todas las corporaciones públicas. 


Este tema lo abordaron las representantes a la Cámara, Ana María Rincón, Ángela Robledo, Argenis Velásquez, Liliana Benavides y Flora Perdomo, presidenta de la Comisión de la Mujer, con el acompañamiento de la directora adjunta de Pnud, Inka Mattila, la coordinadora del área de gobernabilidad democrática, Blanca Cardona y Diana Espinosa, de ONU Mujeres.