Columnistas

縌ui閚 nos manda?
Autor: Hern醤 C醨denas Lince
1 de Noviembre de 2014


Los medios de comunicaci髇, en la actualidad, son los gu韆s absolutos de la poblaci髇. Al respecto es interesante ver y estudiar unos curiosos datos estad韘ticos de los Estados Unidos, los que a鷑 no he podido conseguir con precisi髇 para la...

Los medios de comunicación, en la actualidad, son los guías absolutos de la población. Al respecto es interesante ver y estudiar unos curiosos datos estadísticos de los Estados Unidos, los que aún no he podido conseguir con precisión para la real situación que se vive en Colombia.


En el poderoso país del norte funcionan en la actualidad 1,258 estaciones de televisión, 9,871 estaciones de radio y diariamente se editan 482 periódicos más 11,328 revistas. Un norteamericano promedio ve anualmente 1,550 horas de televisión. También en un año escucha 1,160 horas de radio y dedica anualmente 180 horas a leer periódicos que pesan 94 libras. El norteamericano promedio recibe por la televisión un total de 37,822 comerciales por año.


A todo lo anterior hay que agregarle que por el Internet, los computadores interconectados y los teléfonos celulares también se reciben miles de mensajes publicitarios. En resumen, desde esos medios de comunicación se está manejando y controlando la vida de los seres humanos. Pero es justo reconocer que los Estados Unidos el nivel de autocontrol de los medios de comunicación es éticamente responsable. En ese país la designación de directores de medios de comunicación es estricta y satisfactoria pues se nombran personajes de buen nivel cultural y de claros principios éticos.


Sobre el caso del informe colombiano de estos temas me ha sido imposible encontrar datos estadísticos importantes y tampoco existe una explicación clara que determine que todos los periodistas sean las personas más capacitadas y de principios éticos. Pero al mismo tiempo los medios de comunicación representan algo importantísimo en el manejo social y político de todos los colombianos. Lo único que se podría hacer para manejar en forma perfecta nuestros medios de comunicación sería que los ministerios de educación y de comunicaciones controlaran estrictamente todo lo relacionado con un comportamiento útil y aceptable para que toda la población recibiera de esos poderosos medios una educación ética y correcta. 


También sería maravilloso que los mismos medios de comunicación colombianos trataran de hacer una labor de reorientación correcta que nos lleve a tener niveles más altos de educación y claros principios éticos. Por ejemplo, el caso de la política nuestra es simplemente manejado por la cantidad de dinero que se ‘invierta’, lo que simultáneamente hace sospechosos muchos de los dineros que en grandes cantidades se dedican a esos propósitos políticos.