Economía

Labor reform to improve pensions is urgent
Urge una reforma laboral para mejorar pensiones
Autor: Olga Patricia Rendón Marulanda
6 de Octubre de 2014


Los expertos coincidieron en que en Colombia es necesario realizar una reforma pensional acompañada de una laboral que garantice mayor cobertura y el aumento de la formalidad.


economia@elmundo.com  


Twitter: @olgarendonm


*Enviada especial a Bogotá.


En Colombia sólo uno de cada tres colombianos en retiro tiene pensión y actualmente 13,6 millones de ocupados no cotizan, y según los cálculos de Asofondos de quienes sí lo hacen, el 85 % no alcanzará los requisitos para jubilarse. 


En el Taller nacional de periodistas: retos y oportunidades del sistema pensional colombiano realizado este fin de semana en Bogotá, Mauricio Olivera, presidente de Colpensiones, explicó que es urgente promover una reforma pensional que vaya dirigida al mercado actual y no al de hace 30 años como la que existe hoy, ya que las condiciones de empleo, de dependencia y de vulnerabilidad han cambiado rotundamente.


Hoy para que una persona se pensione tiene dos caminos, las Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP), con el Régimen de Ahorro Individual con Solidaridad (Rais), y el fondo público administrado por Colpensiones, con el Régimen de Prima Media (RPM).


Ambos mecanismos tienen requisitos especiales para que un colombiano pueda gozar de su pensión en la edad avanzada. En Rais, por ejemplo, un colombiano podrá jubilarse si al alcanzar la edad de 57 años mujeres y 62 años hombres ha completado por lo menos 1.150 semanas cotizadas y el valor de la pensión es dada por un cálculo con la cantidad de ahorro que se haya logrado en esos 23 años o más. En RPM, por su parte, un colombiano podrá jubilarse si al alcanzar la edad de 57 años mujeres y 62 años hombres ha completado por lo menos 1.300 semanas (25 años) cotizadas y el valor de su pensión será dada por el promedio salarial de sus últimos diez años de cotización.


En las condiciones del país, según Olivera, el promedio de los colombianos afiliados al sistema de pensiones es de 10,3 años, así que en realidad son muy pocos los que alcanzan los 23 o 25 años exigidos por la ley. 


¿Reforma pensional o laboral?


Para Santiago Montenegro, presidente de Asofondos, el mayor problema del sistema pensional es la informalidad laboral, porque aunque Colombia tiene actualmente diez personas en edad productiva por cada adulto mayor, y para financiar un sistema de pensiones son necesarias siete, la informalidad hace que solamente sean 2,1 cotizando por cada adulto pensionado.


Miguel Largacha, presidente del Consejo Directivo de Asofondos, indicó que el mercado actual está lleno de informalidad y de empleos temporales, lo que explica que “sólo el 28 % de los colombianos cotice los doce meses del año”.


Olivera, además, recalcó que la garantía de pensión mínima equivalente a un salario mínimo no concuerda con la realidad laboral en la que el 46 % de los ocupados ganan menos de esa cantidad.


Así mismo, Sergio Clavijo, presidente de la Asociación Nacional de Instituciones Financieras (Anif), cuestionó a los expertos con relación a cómo debería ser la reforma laboral, toda vez que con la anterior Reforma Tributaria se le eliminaron algunas cargas parafiscales a los empleadores y actualmente está en debate el regreso de las horas extras y recargos nocturnos que fueron eliminados hace cerca de ocho años. A este cuestionamiento, el presidente de la Comisión Séptima de la Cámara de Representantes, Didier Burgos, aclaró que a ninguna de esas medidas se les puede atribuir con certeza la generación de empleo, ya que otras fuentes como el crecimiento económico y la confianza inversionista han tenido mucho que ver en la formalización, así que “como el Congreso de la República tiene que propender por el trabajo decente y si vamos a  hacer una reforma esta tiene que garantizar que sí genera más empleo y este tiene que ser evidente”.


Pero en lo que sí estuvo de acuerdo el representante Burgos, es en la de disminuir, con urgencia, el tope máximo de las pensiones. “Podríamos hablar de diez salarios mínimos como máximo, porque a esas alturas de la vida las responsabilidades económicas han disminuido, ya se le dio educación a los hijos y con ese promedio salarial ya se cuentan con otras fuentes de ingreso como casas y otras inversiones. Porque la mayoría de esas pensiones son del RPM y generan, por sus subsidios, grandes problemas fiscales, ya que van cargadas directamente al Presupuesto General de la Nación”, y propuso además la creación de un impuesto a las altas pensiones que alimente el fondo de pensión mínima.


Al respecto, Olivera dijo que “el trabajador debe ser cuidado cuando es más vulnerable y uno es más vulnerable cuando está viejo”, así que estuvo de acuerdo con que se eliminen algunos beneficios laborales que existen hoy a cambio de garantizar el goce de la pensión en la edad adulta.


BEPs


Los Beneficios Económicos Periódicos (BEPs), son una estrategia del Gobierno Nacional por la cual, afirmó Olivera, las personas que por sus condiciones laborales no serán sujetos de pensión podrán “ahorrar lo que puedan cuando puedan”, contando con algunos beneficios del Estado que les permitirá mejorar su calidad de vida en la edad adulta.


Estas personas deben ser nivel uno, dos o tres del Sisbén y pueden estar a la vez afiliadas a cualquier fondo de pensiones y en los momentos de mayor productividad económica realizarán el ahorro en Colpensiones, único administrador de programa por el momento, y a este, además de no pagar comisiones, el Gobierno Nacional premiará el esfuerzo entregando un subsidio por el 20 % proporcional al dinero ahorrado.


Los BEPs ya están siendo socializados con coteros, agricultores, empleadas del servicio doméstico, otros gremios en los que la mayoría de las personas iban a tener simplemente una indemnización sustitutiva o  una devolución de saldos por no cumplir con todos los requisitos para pensionarse.


Las afiliaciones a los BEPs estarán disponibles a partir de diciembre de este año, indicó el presidente de Colpensiones.


*Invitada por Asofondos.



Los fondos de pensiones invertirán en las vías 4G

“Soñamos con que nos pase lo que ocurre en Chile, cuando en las grandes vías hay vallas que dicen ‘sus ahorros pensionales financiaron esta vía y esta vía financiará su pensión’, eso indudablemente va a pasar en este país”, dijo Santiago Montenegro, presidente de Asofondos.


Al respecto, Luis Fernando Andrade, presidente de la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI), entidad responsable del desarrollo de las Vías de Cuarta Generación (4G), indicó que para la realización de las 4G es indispensable combinar fuentes de financiación ya que ni siquiera el sistema bancario del país cuenta con los recursos necesarios que son cerca de $46 billones.


Entonces, la Nación tendrá que acudir a la banca nacional privada que invertirá entre $10 billones y $15 billones, la banca pública entre $5 billones y $7 billones, las entidades multilaterales entre $2 y $3 billones, la banca internacional $6 billones y $10 billones y finalmente, los fondos de pensiones entre $6 billones y $10 billones.


Esta será, según Montenegro y Andrade, una muy buena inversión porque es a largo plazo, cerca de treinta años, con buenos rendimientos y que le apunta al desarrollo del país.




Diferencias entre Rais y RPM

Esta es una corta guía que muestra los beneficios que tienen cada uno de los fondos que existen en el sistema de pensiones colombiano. 


Edad de pensión: en ambos sistemas la edad mínima de pensión es de 57 años mujeres  y 62 años hombres.


Semanas cotizadas: en Rais son necesarias 1.150 semanas aunque si el capital ahorrado y sus rendimientos alcanza para una pensión anticipada podrá retirarse antes; en RPM a partir del 2015 serán 1.300 semanas cotizadas.


Valor de la pensión: en Rais el valor de la pensión se da a través de un cálculo con relación al ahorro, los rendimientos y las condiciones de vida de la persona y su grupo familiar; en RPM es un promedio de los últimos diez años de cotización con un ajuste administrativo.


Riesgo de la inversión: en Rais los ahorros pueden disponerse en inversiones con riesgo conservador, moderado o alto y son invertidos en bienes, acciones, títulos, CDT, bonos y demás con plazos dependiendo del riesgo que generan unos rendimientos y son de carácter individual; en el RPM los aportes ayudan a alimentar el fondo de pensiones y no son ampliamente invertidos.


Financiación: en Rais cada afiliado alimenta su cuenta de ahorro y ese dinero es invertido por lo que se generan rendimientos que alimentan el ahorro individual; en RPM las pensiones son pagadas por el fondo y subsidiadas por el Presupuesto General de la Nación.


Devolución de saldos: cuando un afiliado no cumple los requisitos para obtener la pensión al cumplir la edad, puede retirar los saldos de sus ahorros, en Rais esa devolución es igual a los ahorros más los rendimientos y en RPM son los ahorros ajustados a la inflación.


Es necesario que si usted está en una AFP, al cumplir 46 años mujeres y 51 años hombres, defina en cuál de estos sistemas se quiere pensionar de acuerdo con sus condiciones laborales, de ahorro y familiares.