Antioquia

Blockage on the road to Urabá has been lifted
Levantado bloqueo en la vía a Urabá
Autor: Sandra Milena Montoya
5 de Agosto de 2014


Con una protesta pacífica iniciada a la medianoche del domingo, los campesinos plataneros de Urabá bloquearon la vía a Medellín para presionar al Gobierno por medidas concretas para abordar las principales problemáticas del sector.


Foto: Archivo El Mundo 

Los cultivadores aseguran que los altos costos de los insumos, la rebaja del precio de la fruta y el monopolio de las comercializadoras dueñas de la infraestructura portuaria son sus principales problemas.

La vía que comunica a Medellín con Urabá permaneció bloqueada desde el domingo a la medianoche hasta la tarde de ayer, cuando la Fuerza Pública tomó cartas en el asunto y decidió disolver la  manifestación con apoyo del Esmad.


En un sector de Mutatá, según declaraciones del coronel Raúl Antonio Riaño Camargo, comandante del Departamento de Policía de Urabá, hubo algunas capturas de personas que querían continuar con la manifestación ilegal del bloqueo a la vía pública. 


Un encuentro que se llevó a cabo el domingo pasado con la asistencia de dos viceministros y otras autoridades, no permitió que surgieran acuerdos que evitaran los bloqueos, según explicó Manuel García, vocero de la Mesa de Dignidad Platanera. En el día de hoy se sentarán nuevamente a la mesa de negociaciones con otros delegados del Gobierno.


Según expresaron los voceros de Dignidad Platanera, el movimiento que reúne a 15.000 familias que viven del cultivo del plátano y que han liderado la protesta, las manifestaciones continuarán mientras el Gobierno Nacional no envíe  delegados que estén en condiciones de tomar decisiones para llegar a acuerdos concretos.


Diez semanas de atraso en el pago de los embarques de plátano por parte de la comercializadora Banacol a los pequeños productores, es el punto principal de discusión.  La deuda, según lo expresaron los manifestantes, es cercana a los 5.000 millones de pesos.  


Por lo pronto el Gobierno, en nombre del ministro de Agricultura, Rubén Darío Lizarralde, expresó que se reunirá con los pequeños campesinos y “se tomarán las decisiones correspondientes que beneficien a los más débiles”.