Economía

Colombia and Turkey promote investments
Colombia y Turquía fomentan inversiones
4 de Agosto de 2014


Las cifras de inversión entre Colombia y Turquía han mostrado un incremento importante desde hace varios años, pasando de US$271 millones en 2010 a US$792 millones en 2013.


Carolina Tejada


economia@elmundo.com


El ministro de Comercio, Industria y Turismo, Santiago Rojas Arroyo y el embajador de Turquía en Colombia, firmaron un Acuerdo de Promoción y Protección Recíproca de Inversiones (Appri), a través del cual se busca establecer reglas claras de juego para los inversionistas colombianos en Turquía y para los empresarios turcos que inviertan en Colombia.


Gracias a su economía creciente y dinámica, Turquía es un lugar interesante para desarrollar negocios, cuenta con un mercado potencial además de diferentes conexiones  comerciales en Europa y estados del Medio Oriente.


“Este acuerdo bilateral de inversiones pretende dar un marco jurídico claro a los inversionistas de Turquía en Colombia y de Colombia en Turquía. Un trato justo; acceso a la justicia; expropiación bajo reglas claras, siempre con indemnización; la transferencia de divisas y en caso extremo en que sienta que sus derechos están siendo vulnerados, poder acudir a un tribunal internacional para resolver las diferencias, son entre otros, los aspectos que contempla este Acuerdo”, explicó Santiago Rojas Arroyo, ministro de Comercio, Industria y Turismo, durante la firma del documento.


Por otro lado el embajador de Turquía en Colombia, Engin Yürür, aseguró que “en los últimos años la construcción de relaciones políticas y económicas y el establecimiento de diferentes formas de cooperación con los países de América Latina, se han convertido en una de las prioridades de la política exterior de Turquía”.


Ventajas y desventajas


Juan David Guerrero Agudelo, analista de Estudios Económicos de Aktiva Servicios Financieros, indicó que “las ventajas para Colombia son, primero determinar una alianza más profunda con una de las economías con gran proyección de esa región. Otra desde el punto de vista de lo que Colombia le puede vender, es que nuestro país puede diversificar los países de destino de las materias primas que nosotros vendemos”.


No obstante “la desventaja es que es un mercado altamente industrializado, por tanto, ellos tienen productos como manufacturas de hierro, autopartes que serían contraproducentes para nosotros porque los producimos; así que la industria, específicamente esos, necesitaron decretos de protección por la entrada de esos mismos productos del exterior”, explicó Guerrero Agudelo.


Por otro lado, Jorge Alberto Velásquez, consultor Internacional señaló que este acuerdo, obedece a una moda que se vive en el Gobierno colombiano, de firmar acuerdos comerciales y económicos con diferentes países, sin un estudio previo y adecuado de las ventajas o desventajas reales que podría acarrear. 


“Turquía no aparece en las prioridades comerciales de ningún país latinoamericano. Ni siquiera de Chile, que es un país similar a Colombia en cuanto al tema de firmar acuerdos comerciales con mucha frecuencia, ha firmado algo con Turquía, nosotros somos el único país de Latinoamérica que estamos prestando atención a un Acuerdo con dicho país”, comentó Velásquez.


El experto agregó que estos acuerdos carecen de estudios y análisis preliminares, debido a que las posibilidades de inversión de los turcos en Colombia son mínimas. Además, que se debe tener cuidado con un Tratado de Libre Comercio (TLC), pues esta situación solo generaría una invasión de naranjas, textiles y otros productos traídos desde Turquía. Así mismo como las promesas de generación de miles de empleos, que una vez firmados los acuerdos, no llegan.