Nacional

Item about victims could be the slowest
Punto de víctimas podría ser el más lento en proceso de paz
Autor: Claudia Patricia Toro Vasquez
15 de Julio de 2014


Hoy se reiniciarán los diálogos de paz con las Farc en La Habana, Cuba, luego de un receso de más de un mes. En esta reactivación se discutirá el reconocimiento de las víctimas y se determinarán los mecanismos para su justicia y su reparación.


Foto: EFE 

Con antelación, las víctimas y sus representantes expusieron la necesidad de ser escuchados y, en este sentido, a lo largo de los últimos días se ha enmarcado la búsqueda de una participación activa, con el fin de que al hacerse visibles no se les desconozcan sus derechos en el proceso.

"El tema de las víctimas es uno de los más decisivos porque se llegó a una instancia donde han tenido que sufrir las víctimas, tras haber sido tratadas desde una función marginal dentro del proceso. Lo anterior, porque las Farc se mostraron como la principal y las primeras víctimas del conflicto, al decir que fueron empujados a la guerra y al levantamiento de armas, en un Estado que los atacó siempre”, así lo manifestó Diego Cediel, politólogo, analista y profesor universitario.


Cediel, entre otras cosas, destacó que prevé una “larga demora” en los diálogos que se adelantan con las Farc, porque “yo creo que las guerrillas y el Gobierno no consideraban que algunos temas se iban a demorar más, como el narcotráfico, el de participación política y el de la inclusión de un nuevo actor que podría ser el Eln. Todas esas circunstancias podrían llevar a demorar las cosas, por eso creo que va a ser muy difícil tenerlo adelantado para diciembre”, sostuvo.


Asimismo, a solo unos días de su posesión como presidente de la Conferencia Episcopal de Colombia, monseñor Luis Augusto Castro dio a conocer su interés por las negociaciones de paz e hizo un énfasis en lo complejo y lento que se puede tornar lo que resta de los diálogos.


Diciembre fue la fecha que dio el presidente Juan Manuel Santos, durante su campaña por la reelección, para la finalización de los diálogos; sin embargo, faltan los puntos de la agenda que, para algunos, podrían demorar más que los anteriores.


A esto se le suma el carácter victimizante de las Farc, para lo cual Cediel abordó la sensación de doble victimización y dijo que “es probable que eso dificulte aún más los procesos refrendatorios respecto a otros temas porque, por ejemplo, es probable que la gente no vea favorable la participación política de los miembros de las Farc”.


“Es cuestionada la idea del no pago de cárcel de los actores de crímenes de lesa humanidad, por el hecho, precisamente, de que no se consideran a las personas que padecieron esos crímenes como víctimas.  La sociedad colombiana va a tener como consideración y como factor determinante, cuál va a ser el tratamiento de las víctimas, cuál va a ser la posición de las Farc, (la del Estado colombiano es clara: resarcimiento, verdad, justicia, reparación), pero con las Farc aún es incierto”, expresó Cediel.


Participación tardía


Según Cediel, la participación tardía de las víctimas en las negociaciones fue una carta para entrar a hablar de paz, esto se vio evidente en la marcha y por eso lo terminaron sacando en una campaña electoral, “esa es una concepción peligrosa que ha hecho el Estado representado en el equipo negociador y que puede tener unos efectos boomerang”, resaltó.


Sin embargo, Sigifredo López, víctima de las Farc, manifestó que el Gobierno y la comunidad civil tienen la tarea de unir sinergias a favor de las víctimas y, para ello, confía en que se constituyan, de forma mancomunada, esfuerzos porque las víctimas son, realmente, las que están por fuera de la mesa de negociación.


Referendo y Constituyente


De otro lado, agregó Cediel: “Las Farc siempre han tenido en mente que los inviten a ser los arquitectos de la Constituyente y esperan que sea hecha para ellos; pretensiones descabelladas porque ellos no son el grupo político por el cual el Estado deba entrar a debatir sus grandes problemas, estos se tienen que debatir es con las universidades, los gremios agrícolas, industriales, comerciales; la sociedad civil y con las minorías étnicas; es con ellos que se tiene que discutir el destino de la Nación”.


La respuesta del Estado se encaminó hacia el referendo porque según Cediel, de lo contrario, “se estaría falseando uno de los principios que se enarbolaron al inicio de las negociaciones ‘de que no se iba a discutir sobre lo humano y lo divino’ y por eso se prefirió que todo lo que se acuerde se legitime a través de un referendo. Esa podría ser una posición mucho más benévola para las dos partes, porque a las Farc se le estaría dando la posibilidad de hacer campaña por lo que ellos acordaron y para el Gobierno es una carta política y mediática muy efectiva”.



Lo que va

Los diálogos se iniciaron en noviembre de 2012 y hasta ahora se han alcanzado acuerdos sobre el tema agrario, la participación política de los desmovilizados y el narcotráfico. En este momento falta debatir los puntos de las víctimas, la dejación de armas y el método para refrendar los acuerdos.