Mundo deportivo

The smiles that bring joy to the Classic
Las sonrisas que alegran el Cl醩ico
Autor: Carlos Alberto Restrepo
6 de Julio de 2014


En las inscripciones para el XXV Cl醩ico Nacional de Ciclismo Infantil se hace normal encontrar que las participaciones en las familias son masivas y cuentan con el apoyo de los padres, abuelos y t韔s.


Foto: Giuseppe Restrepo 

Santiago y Valentina llegan al quinto Clásico consecutivo.

Con dos carreras las que se viven a diario en la familia Agudelo Henao, una es la de la inteligencia de Santiago y la otra es la de la alegría de Valentina. En esta familia solo se vive y se respira un ambiente muy hogareño. 


Es una casa tranquila ubicada en el barrio San Joaquín, en la Comuna 11, de Medellín. Mientras llegan los dos niños invitados a participar del especial que realiza EL MUNDO, días previos a la realización del Clásico Nacional de Ciclismo Infantil, doña María Teresa, abuela de los niños, narra lo bonito que es participar de este evento deportivo y recreativo con el que cuentan los niños en Medellín, manifiesta que para ella es tan importante que no solo motiva a sus dos nietos, sino que “cada año reparte los cupones  de inscripción en el barrio para que otros niños de la cuadra lleguen al evento”. Cuál típica abuela, enseña cada uno de los recuerdos existentes en la casa. Esos recuerdos están conformados por cuatro camisetas y cinco medallas, la colección total asegura, es de ocho medallas y ocho camisetas.


Una vez llegados Santiago y Valentina, la tranquilidad de aquella casa se ve interrumpida y es otro cuento muy distinto, por obligación tienen que saludar, es una norma básica de la familia. Una de las primeras cosas que pregunta Valentina es si ya “llegaron las camisetas de EL MUNDO”,  como una muestra del anhelo que siente por estar en competencia. Manifiesta que en el Clásico se divierte y señala que  es la oportunidad de conocer mucha más gente y ganar muchos premios, dice que en cada participación le dan medallas, premios y dulces pero prefiere “más las medallas que los dulces”.



Santiago, en su quinto Cl醩ico

Tres días antes de su cumpleaños número 10, Santiago Villa fuerte, hermano mayor de “Vale”, realizará su quinta participación en los Clásicos.  Ejemplar en el ajedrez, experto en la tecnología y un gomoso de los videojuegos. 


Aunque no es muy expresivo sabe que este espectáculo de las bicicletas es una oportunidad para divertirse en las competencias y reconoce que es una de las grandes experiencias que ha tenido en la vida. 


Según señala su madre Beatriz Agudelo, aunque es muy bueno en el deporte ciencia, lo ha ido desplazando por el uso de los videojuegos.  Asegura que trata de inculcar a sus hijos la actividad deportiva, llevándolos a caminar, a montar bicicleta y al estadio para que disfruten de los espacios deportivos, buscando que hagan cosas diferentes para que no caigan en la rutina.