Mundo deportivo

The turn for beginners in the Classic
El turno para los principiantes en el Clásico
Autor: Carlos Alberto Restrepo
3 de Julio de 2014


Durante la XXV edición del Clásico Nacional de Ciclismo Infantil se tendrá habilitado durante el recorrido zonas de hidratación, atención médica y servicio de baños para los participantes.


Foto: Esneyder Gutiérrez Cardona 

Edwin Ochoa (izquierda) y Mateo Ochoa (derecha) listos para participar del Clásico.Edwin, en la categoría Tolerancia.

@carrangas


No son muchas las palabras de Edwin Stik Ochoa, el niño escogido en nuestra edición de hoy  en el especial del Clásico Infantil de Ciclismo. Del evento conoce poco, pero está seguro que en algún momento de la carrera se va a encontrar con sus amigos.


Su pista de entrenamiento es la calle y sus obstáculos, aparte de los carros que transitan por las vías del Oasis, en el barrio Moravia, son unas cuantas gallinas y un par de patos que se encuentran libres en las afueras de su casa. Monta la “bici” de vez en cuando y tiene por ella un gusto especial al considerar que es un deporte para él que le brinda disciplina a su vida.


En sus años solo ha escuchado hablar de Nairo Quintana y, aunque no recuerda mucho qué torneo disputó, sabe que es un campeón mundial. 


En la escuela sus áreas preferidas son el español y la lectura, pero asegura que muchas veces su comportamiento no es el mejor y en la disciplina no le va muy bien, pero su mamá dice que pese lo negativo de la disciplina es buen estudiante y siempre tiene buenas calificaciones y se destaca también en las matemáticas.


Leidy Jaramillo, madre de Edwin, manifiesta que para ella es importante que su hijo participe en el  Clásico porque es un método sano de recreación y porque le ayuda para la práctica del deporte, señala que es una lástima que no siempre se pueda participar de eventos deportivos pero busca la manera de inculcarle que esté haciendo actividad física.


Dentro de la familia de Edwin Stik habrá una masiva participación durante la versión XXV del Clásico Nacional de Ciclismo Infantil, junto con él participarán su hermano, dos primos y una tía. Entre ellos está Mateo Ochoa, que llega a su segundo evento recreativo y tiene claro según su experiencia del Clásico anterior que durante la competencia “no se debe arrimar a los compañeros que están participando para no hacerlos caer”, manifiesta Mateo que el año pasado llegó en el puesto once y no le gustó la posición en la que quedó, señala que va a trabajar para que su puesto en esta versión sea más alto. Lo más claro que Mateo tiene en la vida es el estudio como mecanismo para conseguir lo que quiere en la vida y salir adelante y encontrar según él “con el trabajo que siempre ha querido”.