Columnistas

Whos affraid of Timochenko
Autor: José Alvear Sanin
4 de Junio de 2014


Arranquemos con Orwell. Como todos sabemos, Eric Blair se enroló en las más radicales “brigadas internacionales”, los anarquistas.

Arranquemos con Orwell. Como todos sabemos, Eric Blair se enroló en las más radicales “brigadas internacionales”, los anarquistas. Lo que vivió en Cataluña en 1936 fue la aniquilación de los revolucionarios que no se plegaban al partido comunista. La reflexión sobre su experiencia maduró a George Orwell, su pseudónimo como escritor. Allí se dio cuenta de los mecanismos de terror que hacen posible el totalitarismo. También pudo experimentar lo que significa el “internacionalismo proletario”, que en aquella época consistía en la ciega obediencia al padrecito Stalin y en la abolición de la idea de patria, porque la URSS era la verdadera de todos los oprimidos…


El joven brigadista (había nacido en 1903), a pesar de su fervor revolucionario, no pudo dejar de sentirse patriota británico. Esta consideración, unida a su aguda vivencia de lo que logra el terror, la plasmó en dos libros clásicos y geniales sobre la naturaleza del comunismo. 


Pues bien, desde antes de la guerra, la intelligentzia británica ya venía siendo adoctrinada en el marxismo, y con la alianza de Londres y la URSS contra el Eje, la amistad anglo-rusa había conquistado incluso los sentimientos de la burguesía. En realidad, los intereses de Moscú eran favorecidos sistemáticamente por la prensa, la radio y las editoriales. Los columnistas eran o de extrema izquierda o fellow travelers.


En esas condiciones, simplemente no se podía criticar a Stalin o denunciar la tiranía y la miseria en el imperio rojo. 


“Animal Farm”, estremecedora fábula sobre la revolución y su nuevo orden, no encontraba editor. Hay una página del propio Orwell sobre la unánime negativa para la publicación de su libro. Ese artículo también fue rechazado, pero afortunadamente Bernard Crick, el famoso constitucionalista, la rescató y publicó con atinados comentarios hacia 1970. Finalmente, “Animal Farm” apareció en 1945, y en 1949, un año antes de la muerte del autor, salió “1984”. 


No quiero cansar al lector con detalles. Bastan unas líneas de Orwell: “En este instante, la ortodoxia dominante exige una admiración hacia Rusia sin asomo de crítica (…) Ninguna crítica al régimen soviético saldrá a la luz, ninguna revelación de hechos que el gobierno ruso prefiera mantener ocultos será publicada (…) En este país, la cobardía intelectual es el peor enemigo al que han de hacer frente los escritores en general”. 


Si sustituimos “Rusia” por “proceso de paz” o por “Farc” o por “Foro de Sao Paulo”, encontraremos igual manejo de los medios en Colombia, donde la intelligentzia está mesmerizada por el castrismo, y donde los dueños de los grandes medios, mientras suene la registradora, promueven a quienes los habrán de expropiar, porque en la Colombia de Timochenko no habrá lugar para ellos.


No quiero alargarme sobre el sistemático ocultamiento de los riesgos que corre el país aceptando todas las exigencias para la paz de las Farc, ni glosar la campaña sistemática difamatoria contra el candidato que a ellas se les opone y contra los colombianos que somos tratados de neonazis. 


Hoy debo llamar la atención sobre el mensaje de un “constructor de la paz”, cuyo alias de Timochenko celebra a uno de los mas sanguinarios mariscales soviéticos, con motivo del medio siglo de las Farc. A esa escalofriante intervención, pronunciada toda en new speak (lenguaje en el que todas las palabras significan lo contrario) y que termina con el amenazante remate de “Venceremos”, los medios le han dado un tratamiento bien incompleto y de página interior, en lugar de reproducir y comentar el pensamiento del comandante supremo, único y vitalicio de las Farc.


A pocos días de las elecciones, los votantes deben ver ese video de 26 minutos, donde nada se oculta de lo que le quieren imponer al país, a menos que prefieran otro video, más corto pero igualmente franco, con los comentarios al primero, de alias Iván Márques, que confirma para dónde van las Farc (¿y Colombia?). https://www.facebook.com/photo.php?v=710733432320774&set=vb.284414464952675&type=2&theater