Política

Almost 450,000 votes for the CD (Democratic Center) in Antioquia
Casi 450.000 votos del CD en Antioquia
Autor: José Ignacio Mejía / Nacho
26 de Marzo de 2014


Los votos nulos y blancos fueron mayores que los guarismos electorales por los candidatos al Senado.



Nidia Marcela Osorio, la mayor electora con voto preferente para el Senado en Antioquia, con su mentora política y madre Regina Salgado.

Que tan contundente el espaldarazo electoral en Antioquia por la lista al Senado del Centro Democrático, CD, comandada por el expresidente Álvaro Uribe Vélez,  que en esta región esa plancha sin voto preferente por poco saca la cuarta parte de su votación nacional.


Los escrutinios de esta parte del país, concluidos el pasado fin de semana, y de donde es oriundo el hoy rotulante senador electo, revelaron que la lista cerrada del CD al Senado obtuvo un apoyo en las urnas antioqueñas de 447.003 votos, de los un poco más de dos millones que contabiliza en Colombia.


Ese guarismo es todo un fenómeno electoral  propiciado por Uribe en su tierra natal y pone nuevamente en primera fila el debate sobre el cotejo entre listas con voto preferente versus listas sin voto preferente.


Por ejemplo, los analistas políticos parroquiales Ramón Elejalde y Guillermo Mejía consideran que llegó la hora de eliminar el voto preferente del sistema electoral colombiano,  mientras que Armando Estrada Villa tiene interesantes aportes sobre la vigencia de este voto. Esta controversia es profunda y la iremos dando a conocer.


En el caso del Centro Democrático se nota claramente que el caudillismo que hoy encarna Uribe Vélez contribuyó al éxito de la lista cerrada del CD, toda vez que muy pocos, mejor casi nadie, de los integrantes de su lista al Senado o los de la plancha a la Cámara en Antioquia, saldrían electos en una lista con voto preferente por sus propios medios. La mayoría son afortunados debutantes, cargados por el proyecto de país aún muy vigente del expresidente senador.


Les ganó Mira


Una prueba a favor del voto no preferente es que el movimiento Mira, con todos sus líos y con lista cerrada, sacó para el Senado en Antioquia un mayor resultado que los guarismos solo por los partidos de las otras formaciones que participaron con listas abiertas.


Por esa tendencia votaron 23.582 personas, mientras que solo por el Partido de la U lo hicieron 20.330 ciudadanos, 19.831 únicamente por el conservatismo como partido, 18.438 solo por el Partido Liberal y por Cambio Radical 10.905 tarjetas, por citar a las principales colectividades con voto preferente.


En la clasificación general de la votación para el Senado en Antioquia y tras el primer lugar del CD, ocuparon la segunda y tercera casilla los votos nulos y los blancos.


Otra prueba que demuestra la dificultad que tiene para el elector el gigante tarjetón senatorial, pese a los esfuerzos de la Registraduría Nacional de facilitar su uso o entendimiento, es que en Antioquia los votos nulos ascendieron el pasado 9 de marzo a 194.636.


Entre tanto, los votos en blanco en este territorio, incluyendo los depositados tanto para la circunscripción indígena como la nacional, llegaron a los 122.989. De estos  solamente los blancos sumaron en las urnas de este departamento por las listas nacionales 100.942 votos.


Además, 110.185 tarjetas electorales no fueron marcadas en esta región, al tiempo que la votación total esta vez fue de 1.693.750.



Los más votados

El campeón o mejor la campeona en votos en la competencia para el Senado en Antioquia, en las listas con voto preferente, fue la sorprendente dirigente política conservadora del municipio de Itagüí, Nidia Marcela Osorio.


Según los escrutinios, en este territorio y considerados como candidatos individuales, la exconcejala de esa ciudad del Aburrá Sur sacó 63.935 votos y repitió la hazaña del 2010 cuando también fue la más votada con casi 49.000 sufragios para la Cámara.


Osorio es economista industrial de la U. de M.,  con especializaciones en gerencia financiera de la UPB y en gobierno público también de la U. de Medellín, y tiene descrestado al mundillo político doméstico por sus registros electorales de los últimos cuatro años. Es hija de la aguerrida exconcejala Regina Salgado, de quien heredó su ADN político.


La mayor electora antioqueña para el Senado hace cuatro años, la exalcaldesa y abogada Olga Suárez, esta vez fue la segunda electora regional con sus 53.812, relevando al tercer lugar al prestigioso y laborioso político liberal Eugenio Prieto con sus 48.595, luego a otro asombroso elector como es el caldense-antioqueño, o sea, un verdadero paisa, el santista del Partido de la U, Mauricio Lizcano con sus 46.942, seguido del azul Juan Diego Gómez, quien sacó 43.222 votos, mientras que el silencioso senador también santista de la U, Germán Hoyos se defendió del tsunami uribista e impuso un registro de 40.898 sufragios.


Por debajo de los 40.000 se ubicaron el polista de la izquierda Jorge Robledo con sus muy respetables y valiosos 33.286 votos de mucha opinión en una sociedad tan reacia a las concepciones contestatarias como la antioqueña y tan apegada al centrismo de derecha del uribismo.


La liberal Sofía Gaviria debutó en su tierra con 32.795 votos, superando a la quemada azul Marta Ramírez con muy llamativos 27.730 y al  también rojo Luis Fernando Duque, quien logró sacar 26.040.


Muy alejados de todos los anteriores se situaron las 12.365 tarjetas de pura opinión de la verde anti-parapolítica de Claudia López, mientras que originan muchos comentarios picantes los 11.063 que el cordobés Musa Besaile se llevó de estas tierras, como también los 9.289 y los 7.401 de los nortesantandereanos Bernabé Celis, de Cambio Radical, y el conservador Juan Manuel Corzo.


Otro dirigente de la izquierda como Iván Cepeda cosechó en esta región 8.497 votos, el animalista azul Juan Ramón Jiménez con sus meritorios 7.659 y el jovial vallecaucano cambiorradical de Carlos Fernando Motoa con 6.504.


El hijo de la negra Piedad Córdoba, Juan Luis Córdoba (5.837) junto con Serpa (5.662) encabezaron el pelotón de los famosos que arribaron de coleros con menos de seis mil votos, en compañía de Jimmy Chamorro (5.503), Arleth Casado (5.414), Juan Carlos Restrepo (5.226), Miguel Amín (5.042), Juan Manuel Galán (4.107), José Darío Salazar (4.066), Carlos Fernando Galán (3.131), Guillermo Rivera, quien no deja de llorar por los 500 votos de Sofía Gaviria en el Putumayo, en Antioquia, donde es muy desconocido, se llevó 2.905 votos, al tiempo que a Antonio Navarro le dio muy duro la geografía montañera y casi lo coge la noche con solo 2.175 tarjetas.