Economía

Choosing properly generates productivity
Elegir bien genera productividad
10 de Marzo de 2014


El reto de conseguir empleo y emplear a la persona idónea para determinado cargo debe ser algo preparado, objetivo y a lo que se debe ir listo en el momento de una entrevista de trabajo.


César Augusto Betancourt Restrepo 


@C88caesar


Según los últimos datos de desempleo arrojados por el Dane, la tasa de desempleo en Colombia alcanza el 11,1 % de la población apta para trabajar y en Medellín la cifra llega al 11 %. Es por eso que hoy por hoy, conseguir el empleo adecuado a sus capacidades y necesidades se convierte en prioridad para un alto porcentaje de la población. 


Pero esta necesidad no es solo de las personas, pues las organizaciones también necesitan contratar al personal adecuado para que ejerzan su función de la manera más responsable, eficaz y eficientemente posible. 


Por eso es importante que tanto las personas que están buscando empleo como los empleadores sepan elegir a las personas adecuadas y llevar a cabo determinados roles, así como dar la mejor impresión y dar a conocer todo su potencial. 


Elección de personal 


Tan importante es una buena selección de personal, dice Esperanza Díaz Vargas, docente investigadora de la Universidad de la Salle, que una empresa no solo podría perder dinero sino que no habría retención de talento y se podría incluso llegar a perder buenas oportunidades de negocio y hasta la empresa misma. 


“La situación es delicada porque las empresas requieren profesionales adecuados y a veces se pierden las mismas organizaciones al no tener un buen proceso de selección, porque al ayudar a las personas cercanas, que no necesariamente están calificadas o que la empresa no capacite, entonces las pérdidas pueden ser muchas”, aseguró la docente. 


“En términos económicos puedes multiplicar un salario mínimo diez veces, pero la pérdida es aún mayor y esa pérdida es que la organización no retiene talento”, dijo Díaz Vargas, y esto, agregó, pone en riesgo la productividad de las empresas.  


En vista de la importancia de una correcta clasificación de personal, la investigadora elaboró el listado de las diez recomendaciones vitales para la selección de colaboradores (ver gráfico). 



Cómo llegar a una entrevista de trabajo

El momento de la entrevista no es solo importante para la selección de personal sino para los entrevistados, pues es el momento de causar la mejor impresión y demostrar su potencial. Entonces la pregunta es ¿cuál debe ser la presentación, la forma de actuar y qué preguntar cuando el entrevistado es uno? 


Javier Álvarez, experto en Relaciones Públicas y Protocolo, reflexionó sobre estas inquietudes y dio unos consejos bastante útiles al momento de aplicar a un puesto de trabajo. 


Frente a la presentación personal, Álvarez recomendó que la persona vaya vestida de acuerdo con el puesto al que va a ocupar y agregó que frente a los accesorios y a la presentación, “menos es más”, el exceso de ciertos elementos genera ruidos de comunicación que hacen que el entrevistador se distraiga. 


Otro de los tips que dio Álvarez es no ir estrenando zapatos a una entrevista, para evitar accidentes, además de apagar el celular y no consumir goma de mascar. 


Frente a saludar o no con la mano, el experto dijo que es el anfitrión el que debe tener el gesto “y no uno como público”. 


Una de las preguntas que pueden surgir al momento de la entrevista, es cómo debe ser el trato con esa persona, por eso “es mejor, antes de entrar a la reunión, preguntarle a la secretaria cuál es el tratamiento en esa empresa para las personas y especialmente la que lo va a entrevistar a uno”, advirtió Álvarez.  


Respecto a las entrevistas colectivas, el consejo es: “hable primero, porque la persona que habla primero tiene más capacidad de movimiento mientras que el que habla después ya tiene menos elementos”, manifestó el experto. Sin embargo, explicó que en caso de ser el último en tomar la palabra se tiene la posibilidad de ir jugando con todo lo que dijeron los otros para redondear. “No es bueno ni malo ser el primero o el último, pero hay que saber ser el primero y el último”. 


Por último, Javier Álvarez señaló que en el momento de la entrevista, también es importante hacer preguntas, entre ellas, cuál es el salario que ofrece la organización para el puesto al que aplica y la segunda es si desde la empresa lo llaman a uno o es la persona la que llama a la empresa para saber los resultados del proceso de selección.