Economía

Against smuggling on the border
Contra el contrabando en la frontera
7 de Febrero de 2014


Entre el 30 % y el 40 % de los alimentos que importa Venezuela son llevados a Colombia por la vía del contrabando, según el Gobierno de Venezuela.


Foto: Cortesía 

Por el bajo costo de la gasolina en Venezuela, el combustible es uno de los productos que más ingresa de contrabando a Colombia. 

Redacción Economía-EFE 


Los gobiernos de Venezuela y Colombia activaron un nuevo plan contra el contrabando a lo largo de la frontera, un problema que afecta a la industria colombiana y contribuye a profundizar el desabastecimiento del lado venezolano.


El encuentro, celebrado en el estado fronterizo venezolano de Zulia, fue encabezado por el canciller venezolano, Elías Jaua, y por su similar colombiana, María Ángela Holguín, siguiendo un compromiso asumido la semana pasada por los presidentes de ambos países para “triturar” el contrabando fronterizo.


Al respecto, la canciller colombiana expresó que el objetivo del encuentro es elaborar un “plan de choque” y aumentar la coordinación entre ambos gobiernos para luchar contra el contrabando.


 “Es algo en que tenemos que demostrar que los dos países podemos luchar contra estas mafias que están desangrando los dos países y que no lo podemos permitir. Venimos con el convencimiento de que logremos coordinar para poder luchar de una manera rápida y contundente”, señaló Holguín.


La canciller agregó además que el Gobierno no puede “seguir permitiendo” que productos venezolanos se vendan de manera ilegal en el territorio colombiano, un fenómeno que consideró “absurdo” y que hace que la industria de Colombia se vea “tremendamente afectada”.


Por su parte,  Elías Jaua se mostró confiado en que este plan operativo logre impactar positivamente en la reducción del contrabando y resaltó el interés del Gobierno de Colombia en reducir los índices de este flagelo.


 “Sabemos que contamos con todo el interés y la voluntad del Gobierno colombiano (...) para emprender de manera inmediata acciones que tranquilicen a las poblaciones honestas de la frontera y reducir el impacto negativo, que en el caso de Venezuela se traduce en desabastecimiento, especulación e inflación”, afirmó. 


Venezuela y Colombia comparten una amplia frontera que suele ser eje de una intensa actividad ilegal, sobre todo de alimentos y combustible, producto del diferencial cambiario. 


De acuerdo con la Unidad de Información y Análisis Financieros (Uiaf),  cerca de $12,1 billones mueve el contrabando cada año en Colombia, siendo la frontera con Venezuela, uno de los puntos más neurálgicos.



Combustible

Al encuentro en el estado fronterizo de Zulia también asistió el ministro de Minas y Energía, Amylkar Acosta,  quien aseguró que “las autoridades de uno y otro país intercambiarán información y se coordinarán para hacer más eficaces los operativos contra las bandas delincuenciales que están detrás de dicha actividad”.


Igualmente, Venezuela manifestó su disposición a reactivar el convenio para suministrar combustibles al departamento del Norte de Santander al precio paridad internacional.


“De esta manera, en su momento Ecopetrol le presentará a Pdvsa sus nominaciones para hacer efectivos los requerimientos de conformidad con la conveniencia y necesidad”, agregó el titular de la cartera minera.