Fútbol en el Mundo

The farewell of a master
El adiós de un maestro
2 de Febrero de 2014


Luis Aragonés jugó fútbol profesional desde 1957 hasta 1974. Como técnico dirigió a Betis, Barcelona, Espanyol, Valencia, Sevilla, Oviedo, Mallorca, Fenerbahce, de Turquía y la selección española.


Foto: EFE 

Luis Aragonés será recordado como el hombre que le cambió la cara al balompié español.

EFE


El mundo del fútbol, en particular, y la sociedad española, en general, llora la muerte del entrenador Luis Aragonés, ocurrida ayer en la clínica Cemtro de la capital de España, donde había ingresado la noche del pasado viernes tras su última recaída, aquejado de una grave leucemia.


Una clara coincidencia existe entre todos los que le conocieron y trabajaron con él, y entre los que, sin haber tenido un contacto tan directo, siguen el fútbol y saben de su trayectoria.


Luis fue el gran impulsor de un cambio histórico, el que llevó a la selección española a acabar con 44 años de desencantos, los que habían transcurrido desde 1964 hasta 2008.


El 29 de junio de ese año, en el estadio Ernst Happel, de Viena, Fernando Torres puso la guinda a la mutación española, habituada a las decepciones y fracasos, al anotar el tanto de la victoria ante Alemania, el gol que dio a España la Eurocopa de naciones.


Luis, quien dirigió a la Selección durante el periplo 2004-2008, fue el artífice de todo, el creador de la nueva “Roja”, el inventor del juego de toque.


El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, lamentó la muerte de una “gran personalidad humana y deportiva”. El presidente recordó los hitos del que fue “un gran futbolista y entrenador” y reconoció que “el sabio de Hortaleza” ha sido “clave en las extraordinarias páginas de éxito” que está escribiendo el fútbol español actualmente.


Ángel María Villar, presidente de la Federación Española de Fútbol, dijo que lleva “en el corazón” a Luis Aragonés, y le llevará “siempre”, al tiempo que destacó que lo admira como jugador y que fue un seleccionador “extraordinario”.


Vicente del Bosque, el encargado de tomar el relevo en el banquillo de la selección, a la que llevó luego al título Mundial en Sudáfrica 2010 y a otra Eurocopa en Polonia y Ucrania 2012, destacó que Luis Aragonés marcó el camino de “los éxitos de la selección española” y recordó que, cuando él asumió el cargo, nunca quiso “borrar ninguna huella de esos cuatro años magníficos”.


Presidentes de clubes, entrenadores y futbolistas en activo lamentaron con sinceridad la pérdida de un referente. “Yo me quedaría con su honradez y profesionalidad”, señaló Emilio Butragueño, director de relaciones institucionales del Real Madrid, y remarcó que “es un ejemplo para las futuras generaciones”.


Florentino Pérez, presidente del club blanco, habló de Luis como “una figura legendaria. La pérdida de Luis Aragonés nos entristece a todos los que amamos el fútbol”.



Otras reacciones

Sergio Ramos (futbolista Real Madrid): “Se va un grande, que dejó mucha huella en este deporte. Es un día muy triste para el mundo del fútbol”.


Joseph Blatter (presidente de la Fifa): “Descanse en paz Luis Aragonés, histórico del Atlético y de la selección española”.


Carlo Ancelotti (técnico Real Madrid): “Luis instaló un nuevo modelo de fútbol, como hizo Arrigo Sacchi o el Ajax de los 70. Lamento su pérdida”.


Rafael Nadal (tenista): “Siento una gran tristeza por la pérdida de Luis, el hombre que cambió la historia de nuestro fútbol para siempre”.


Diego Simeone (técnico Atlético de Madrid): “Luis fue un gran tipo, un gran hombre y dejó un recuerdo a la gente que pudo compartir con él momentos de fútbol y de la vida”.


Sergio Agüero (futbolista Manchester City): “Día triste por la pérdida de Luis Aragonés. Mis condolencias a la familia y a toda España. Los grandes quedan en la memoria de todos”.