Economía

Obstacles of Colombian trade in Latin America
Trabas del comercio colombiano en Latinoamérica
Autor: Duván Vásquez
27 de Enero de 2014


Nuevas medidas de protección al mercado interno de algunos países y demoras en los procesos de certificación han generado que los exportadores colombianos encuentren obstáculos para vender en el exterior.


Foto: Cortesía 

El Puente Internacional de Rumichaca (foto) está ubicado en la frontera de Ipiales, de Colombia, con Tulcán, de Ecuador. Es una de las vías por donde se transportan los productos de los dos países.

El Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane) reportó que en los primeros nueve meses de 2013 las exportaciones del país sumaron US$53.540 millones y las importaciones alcanzaron los US$51.907 millones, lo que dejó un superávit en la balanza comercial de US$1.633,2 millones.


Sin embargo, esa diferencia a favor del intercambio comercial del país fue menor en un 48,1 % en relación con el mismo periodo de 2012, cuando registró un superávit de US$3.393,2 millones.


Eso se ve reflejado, entre varios factores, por la disminución del comercio con algunos países de Latinoamérica que tienen gran importancia para los empresarios colombianos. Por ejemplo, según el Dane, en el mes de noviembre las exportaciones externas hacia Perú cayeron 32,4 %, a Bolivia 14 % y a Ecuador 6,4 %.


Por ese motivo al iniciar el 2014 el panorama continúa poco alentador, debido que ya hay gobiernos que tomaron medidas para asegurar la producción nacional y otras que simplemente ponen requisitos que tienen procesos amplios que impiden la exportación de manera ágil.


Nuevo trámite ecuatoriano


El Gobierno ecuatoriano expidió, en el pasado mes de diciembre, la reglamentación que fija una certificación de calidad para los productos de ciertos sectores que ingresen al Ecuador.


De acuerdo con las normas del Certificado de Reconocimiento para las Exportaciones a Ecuador, exigido ahora por el Instituto Ecuatoriano de Normalización (Inen), los sectores que se verán afectados serán las autopartes, calzado, textiles, cosméticos, máquinas y electrodomésticos, lo que es contradictorio con los acuerdos suscritos en la Comunidad Andina de Naciones (CAN).


Esta situación ya atrajo la atención del Gobierno colombiano, porque Ecuador representa el 3,4 % de las ventas externas del país, como lo indican las cifras del Dane en los primeros nueve meses de 2013. Por ese motivo, la  viceministra de Desarrollo Empresarial, María del Mar Palau, manifestó que ya se están teniendo conversaciones con el Gobierno del vecino país para conocer las razones de esa medida.


“Lo que hemos construido es un diálogo permanente a través de las embajadas, con los gobiernos, sentándonos mucho más en la mesa para entender con la dificultad actual que presenta Ecuador cómo podemos ayudar a solucionar sus temas sin que eso dificulte las relaciones comerciales”, aseveró Palau.


En ese sentido, la funcionaria afirmó que espera que pronto se realice el Comité de Reconocimiento Mutuo, donde se abordan temas de reglamentos técnicos y de calidad, para evitar las dificultades en el comercio. 


No tienen con qué pagar


Venezuela y Argentina tienen en común que los empresarios poseen dificultades para acceder a las divisas de comercio en los mercados internacionales.


Por ese motivo, los exportadores colombianos han disminuido sus ventas a esos países, ya que tienen inconvenientes a la hora de poder cobrar sus exportaciones.


Así se refirió Magdalena Pardo, presidente de la Cámara Colombo Venezolana (Ccv), quien explicó que Venezuela ha atravesado una escasez de divisas, lo que dificulta que las empresas privadas puedan acceder a los dólares y puedan importar materias primas para producir.


En síntesis, el Gobierno venezolano hace una subasta de un cupo determinado de dólares, lo que restringe la moneda requerida para comprar en el exterior. Además de ello, Pardo manifestó que también hay otra medida que, a raíz de la escasez de la divisa, obliga a que se destinen los dólares para la importación de bienes fundamentales como alimentos, etc. Por eso es que hubo un proceso de sustitución y hoy Colombia no logra exportar los mismos productos de antes.


En ese sentido, Luis Gustavo Flórez, presidente de la Asociación Colombiana de Industriales del Calzado, el Cuero y sus Manufacturas (Acicam), dijo que Colombia y Venezuela tienen un acuerdo de alcance parcial libre de gravámenes. Sin embargo, su efecto se oprime por la restricción de divisas.


“En consecuencia, lo que le hemos dicho a los empresarios es que no vendan ningún producto a Venezuela sino tienen asegurado el mecanismo de pago”, declaró Flórez.


Igualmente, Argentina tiene un limitado ingreso a sus adquisiciones en el exterior porque no tiene en circulación los dólares necesarios para cubrir las compras. Esa situación agrava la problemática comercial ya que hoy Colombia tiene una balanza deficitaria con ese país, porque importa más de lo que exporta. Por esa razón, los empresarios colombianos esperan que la nueva medida que empezó a regir en esa nación, que permite que los particulares puedan adquirir dólares para el ahorro, mejore las condiciones de pago de los importadores argentinos.


Trámites lentos


Hasta noviembre del año pasado, Brasil obtuvo el 2,7 % del total de las exportaciones colombianas y representó el 4,4 % de las importaciones. La balanza comercial está a favor del país brasilero, pero hay un acuerdo de complementación AC59 CAN Mercosur, que permite que algunos productos colombianos circulen sin tarifas y además se ven beneficiados con una exención en el impuesto Adicional al Flete para la Renovación de la Marina Mercante (Afrmm).


En contraste, hay ciertas normatividades que deben cumplir los empresarios de Colombia, al igual que todos los exportadores que deseen vender en Brasil.


De acuerdo con la Cámara de Comercio Colombo Brasilera (Cccb), Brasil exige que el exportador pase por once etapas de certificación. Luego, en los procesos de fletes hay unos tiempos estimados en el envío de productos.


Por carga aérea se demora aproximadamente catorce días, porque son dos o tres días en el despacho aéreo, tres días en aduana de exportación en Bogotá y ocho días de trámite de aduana de importación en Sao Paulo.


En caso de carga marítima hasta 66 días, porque son   31 o 38  días en el tiempo de tránsito marítimo, diez días en aduana de exportación puerto Cartagena y 18 días de trámite de aduana de importación en el puerto de Santos.


A pesar de todo ello, el director Ejecutivo de la Cccb, Francisco Solano, afirmó que “los colombianos debemos ver con seriedad a Brasil porque es un mercado de 200 millones de personas”.


Nuevos trámites en Colombia


Colombia no es el único que tiene inconvenientes para exportar productos a otros países, porque los peruanos han manifestado desde hace meses su inconformismo con las medidas que el Gobierno colombiano ha tomado para proteger la producción nacional.


Hernando Otero, director de la Cámara Colombo Peruana, indicó que “Colombia impuso una serie de medidas y restricciones. Entonces eso ha hecho que algunos productos peruanos encuentren cierta dificultad para ser vendidos a Colombia, a pesar de que tenemos acuerdos andinos”.


Según Otero, se aumentaron los aranceles para algunos productos agropecuarios como el arroz, lo que fue definido como Comercio Administrado. Además se ponen trabas con certificados fitosanitarios que demoran los procesos de exportación peruana.



Comercio con la CAN

En lo corrido de los primeros nueve meses del 2013, las ventas externas destinadas a los países de la Comunidad Andina de Naciones (CAN) registraron US$3.111,6 millones, lo que significó que las exportaciones a esa zona disminuyeron 4,9 %, al compararlas con el mismo periodo de 2012, cuando registraron US$3.273,2 millones, de acuerdo con las más recientes cifras entregadas por el Dane.


Este resultado obedeció fundamentalmente a la caída de 16,3 % en las exportaciones a Perú, las cuales aportaron una variación negativa de siete puntos porcentuales. En contraste, las exportaciones hacia Ecuador crecieron 2,8 % y en Bolivia mostraron un incremento de 16,8 %.


Por otro lado, en el mismo periodo del año pasado hasta el mes de noviembre, las compras colombianas realizadas a los países de la CAN acumularon US$2.064,8 millones, lo que dejó una reducción del 2,4 %, respecto al mismo periodo de 2012, cuando sumaron US$2.116,1 millones. En ese sentido, las importaciones originarias de Ecuador cayeron 20,3 % y las de Perú 10,5 %, mientras que las de Bolivia aumentaron 95,5 %.