Nacional

Tribunal suspende la destitución del alcalde Petro
23 de Enero de 2014


La decisión la tomó la Sección Tercera del Tribunal Administrativo de Cundinamarca que anota que el control disciplinario no limita el ejercicio político de la revocatoria del mandato.


Un tribunal suspendió hoy de forma transitoria la destitución e inhabilitación por 15 años del alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, un fallo al que la Procuraduría aún puede apelar ante el Consejo de Estado.


"Se suspenden transitoriamente los efectos jurídicos del acta administrativa que sancionará disciplinariamente al alcalde mayor de Bogotá, Gustavo Petro Urrego", anotó la sentencia, que podrá ser impugnada por la Procuraduría ante la siguiente instancia, el Consejo de Estado.


Esta es una de las 36 tutelas o recursos de amparo presentadas por ciudadanos anónimos ante el Tribunal Administrativo de Cundinamarca en el marco de una iniciativa promovida por un simpatizante de Petro.


El tribunal, conformado por los magistrados Juan Carlos Garzón, Berta Lucy Ceballos y Alfonso Sarmiento, notificó ya el fallo a los afectados por esta tutela número 2234.


Petro, elegido por voto popular para el periodo 2012-2015, fue destituido el pasado 9 de diciembre por el procurador general, Alejandro Ordóñez, por el supuesto mal manejo de una crisis en la recolección de basuras en diciembre de 2012, pero la sentencia aún no se ha hecho efectiva.


En la sentencia de hoy, el juez Garzón afirma que Ordóñez "desplazó al elector, porque, en el acto de destitución, no analizó la conducta disciplinaria, sino que cuestionó políticas públicas".


Además, el fallo "exhorta a la Procuraduría para que en lo sucesivo, no utilice argumentos de defensa que vayan destinados a intimidar o coaccionar a un órgano judicial para obtener una decisión a favor".


La Procuraduría tendrá tres días desde hoy para apelar la decisión del Tribunal Administrativo de Cundinamarca ante el Consejo de Estado, y según lo establecido en el fallo, éste dispondrá de cuatro meses para formalizar una decisión.


Si no se presenta una impugnación en los próximos tres días, la decisión será de la Corte Constitucional, que tiene la potestad de determinar si la destitución de Petro por parte del procurador se ajusta o no a la Carta Magna e incluir así su concepto en la jurisprudencia colombiana.


Mientras este proceso avanza, Petro tiene otro frente abierto con el referendo revocatorio de su mandato convocada para el próximo 2 de marzo.