Columnistas

¿Sabemos ver?
Autor: Hernán Cárdenas Lince
11 de Enero de 2014


Científicos destacados determinan que la capacidad visual del ser humano tiene una parte simplemente física que representa un 10 %, cuando la percepción mental es de un 90 %

Científicos destacados determinan que la capacidad visual del ser humano tiene una parte simplemente física que representa un 10 %, cuando la percepción mental es de un 90 %, pues el cerebro le da a nuestra visión física un significado de enorme potencia, lo que produce en el ser humano unos valores de colosal fuerza.


Lo anterior nos indica la gran importancia que tiene “aprender a ver”, lo que deberíamos estudiar con mayor trascendencia de la damos al aprender a leer letras. En nuestros primeros años de estudio nuestros profesores se centraban en que conociéramos las letras, las que unidas forman palabras con significados concretos. Lo que vemos por nuestros ojos es entendido en forma diferente por cada persona, lo que determina la importancia de que en los sistemas educativos apliquen gran fuerza para que cada ser humano oriente la efectividad de su capacidad visual.


En Colombia, en este año, se inicia un importante modelo político que determinará el futuro de todos nosotros pero no nos damos cuenta de que somos manejados astutamente por formas visuales de la televisión, de donde finalmente se ordena para dónde vamos y por quién seremos dirigidos. A principios del siglo XX la mayoría de la población no tenía en su mente una imagen clara y memorable de quién era el presidente de la república, cuando hoy 47 millones de colombianos reconocemos al presidente Juan Manuel Santos.


Un experto en cuestiones de comunicación visual cuenta que el señor Marco Fidel Suárez, siendo presidente, la gran mayoría de los colombianos, si lo veían en la calle no lo reconocían; en cambio sí a Rafael Uribe Uribe lo distinguían claramente por la forma exótica de sus curvados bigotes.


Si usted es inteligente y tiene educación adecuada visual, y mira una vivienda de donde sale humo por la ventana y no por la chimenea, deduce inmediatamente que se trata de un incendio grave y peligroso pero muchas personas y hasta perros y caballos no entienden ni deducen lo que ocurre en ese lugar. Si vemos sonreír a una persona y leemos correctamente esa expresión, sabemos que ese ser humano  vive un momento de alegría, satisfacción y felicidad. Todo ello nos lleva a que entendamos la importancia que tiene el aprender a ver, lo que a su vez nos hace buenos lectores de las apariencias físicas. Por eso se le da enorme importancia a la apariencia de la casa en donde vivimos, los vestidos que portamos y el automóvil en que nos transportamos, pues todo ello tiene un enorme poder de comunicación.


En el mundo en que hoy vivimos es definitivo y muy importante que los políticos que aspiran a la presidencia y a otros altos cargos se asesoren con expertos en la comunicación visual, lo que hoy es indispensable, además de tener enormes recursos económicos que se deben invertir en la comunicación visual inteligente y bien dirigida.