Columnistas

Asuntos preocupantes
Autor: Pedro Juan Gonz醠ez Carvajal
31 de Diciembre de 2013


Ahora que ya sabemos cu醠es ser醤 nuestros rivales en la primera fase del Campeonato Mundial de F鷗bol a realizarse a mediados del a駉 pr髕imo, es apenas comprensible que comiencen las especulaciones y los pron髎ticos.

Ahora que ya sabemos cuáles serán nuestros rivales en la primera fase del Campeonato Mundial de Fútbol a realizarse a mediados del año próximo, es apenas comprensible que comiencen las especulaciones y los pronósticos. Yo por ejemplo considero que es incuestionable que cuando juguemos contra Costa de Marfil, su jugador estrella, Didier Drogba,  nos marcará un gol: ahí no valen las previsiones, ni haber visto y estudiado 200 videos. Lo que ha de suceder, sucede. Japón, equipo revelación en Asia, posiblemente nos aguará la fiesta y seremos derrotados. Con Grecia, ni sabemos, pues es un equipo tan impredecible como el nuestro. Como decía Julio César, “La suerte está echada”.


Al morir el novelista Tom Clancy, su reemplazo no será ningún escritor, sino los periodistas que se atrevan a denunciar, gracias a sus investigaciones, las acciones torcidas de los gobiernos a lo largo y ancho del planeta: aquí si no hay distingos. Todos, sin excepción, gobiernos de países desarrollados o subdesarrollados, son proclives a caminar y actuar, al menos, al filo de la legalidad. ¡Qué horror!


El mundo llora la muerte de Nelson Mandela, pero a nadie se le ocurre seguir su ejemplo de vida y poner en práctica sus convicciones para una convivencia justa y digna. ¡Ahí estamos pintados!


Lamentablemente continúan en aumento los robos y los atracos por ladrones que se movilizan en moto por parejas. Afortunadamente,  desde hace ya casi un año, se tomó la decisión por parte de la administración de prohibir el parrillero, pues si no, no sabríamos a dónde habríamos llegado (?).


Como la clase dirigente del sector privado a nivel deportivo es muy parecida a la del sector público, la Junta Directiva de Millonarios tomó la decisión de echar al técnico Torres, hombre que los llevó a conquistar un título después de varios decenios y persona de altos quilates humanos y profesionales.


Ni qué decir del despido fulminante del técnico Bernal por parte del Presidente del Itagüi. ¡Qué vergüenza!


Tras la exitosísima campaña contra la pólvora, la llamada alborada se constituyó en todo un referente y un espectáculo: este evento ya hace parte del calendario de ciudad y como se volvió un hecho de carácter cultural, las actuales medidas preventivas y represivas son como mínimo ridículas e inocuas. Las medidas a tomar para evitar los inevitables quemados, es mediante estrategias pedagógicas y culturales, o por qué no, que las próximas alboradas sean impulsadas, financiadas  y organizadas por el  Área Metropolitana.


Lamentable espectáculo para la frágil democracia colombiana, la institucionalización de los delfinazgos en la actividad política, sin distingo de aparatos políticos ni de ideologías. En un país donde la movilidad social es una quimera, estas herencias de caudales electorales y políticos no nos permiten salir del Medioevo. ¡Qué tristeza!


Noticia preocupante y dramática la aparecida en estos días con respecto al anuncio de Irán de que debido a la escasez del esturión, uno de sus principales productos de exportación, el caviar, ha llegado a niveles mínimos de producción y que pueden pasar varios años antes de poder volver a reiniciar el proceso de venta al exterior. Ahora sí hemos tocado fondo. ¿Sin disponibilidad de caviar, qué vamos a hacer? 


Esta preocupación queda reflejada en la expresión de mi dilecto amigo Jorge Augusto Velásquez Restrepo, cuando exclama: “¿Y ahora qué le vamos a echar a la arepa?”


PD: A todos los amables lectores mis mejores deseos para el nuevo año.