Mundo deportivo

Dakar, a perfect analogy
Dakar, una perfecta analogía
28 de Diciembre de 2013


Colombia también participará en motociclismo con Mateo Moreno, Juan Sarmiento, Marco Saldarriaga y Alejandro Hoyos.



Sebastián Toro confesó que también le gustaría correr en Abu Dabi y en Catar el próximo año.

EFE


El motociclista colombiano Sebastián Toro viajó ayer a Argentina para participar por segunda vez en el Rally Dakar que comenzará el próximo 5 de enero, con el objetivo de terminar la competencia que no pudo acabar este año por una caída. 


Toro reconoció que la caída le sirvió para aprender y motivarse a alcanzar la meta en la competencia de 2014, que comenzará en Rosario (Argentina), pasará por Bolivia y terminará en Valparaíso (Chile). 


“El Dakar es una perfecta analogía de la vida y cuando te involucras en él se convierte en una forma de vida, por eso llevo un año preparándome para lograr el objetivo que es terminar la carrera, porque este año, como en la vida, tuve una caída, pero hay que levantarse, recuperarse y echar para adelante”, expresó.


El piloto agregó que debe corregir errores técnicos como no meterse en el polvo de los camiones, pero considera que esos mismos errores lo han fortalecido, “ahora soy más consciente de lo que puede pasar y ese nivel de conciencia lo fortalece a uno mental y psicológicamente, más en una carrera de larga duración como el Dakar”, detalló.


Además agregó que seguramente hay muchas otras cosas que aún no conoce pero ya tiene “más experiencia, más kilómetros andados en lo que es el Dakar” porque este año estuvo en el desafío Ruta 40, al que definió como “un pequeño Dakar de seis días” que se realizó en los mismos lugares por donde pasará el Dakar 2014 en sus primeras cinco etapas.


También reconoció que “tengo más experiencia que hace un año y eso ayuda a que podamos lograr el objetivo que es terminar la competencia en Valparaíso”. 


Sebastián Toro confesó que los motociclistas colombianos no tienen el nivel para terminar en los primeros lugares de la competencia, “estar entre los primeros requiere un nivel que en Colombia no tenemos, yo no soy un piloto profesional sino aficionado con mucha disciplina, que me he tomado muy en serio este tema, pero no vivo de esto, vivo para esto, aunque tengo unos patrocinadores a los que tengo que retribuir de la mejor manera, y esa sería llegando a la meta”, manifestó”.