Nacional

Humberto De la Calle dice que fin del conflicto del país es posible
Autor: Redacción EL MUNDO
20 de Diciembre de 2013


El jefe de la mesa de negociación del Gobierno, Humberto De la Calle, declaró que es muy posible un cese al fuego que ha causado tanto daño al país.


EFE


Humberto de la Calle, jefe de los negociadores del presidente Juan Manuel Santos, instó hoy a los colombianos a prepararse para la paz, ya que los resultados hasta ahora alcanzados en el diálogo con las Farc son importantes y esperanzadores y muestran que el fin del conflicto es posible.


"Se requiere el apoyo de todos los colombianos. Debemos prepararnos para la paz", dijo De la Calle en una declaración sin preguntas ante los medios de comunicación en La Habana, al cierre del decimoctavo ciclo de los diálogos de paz, el último de 2013.


El también exvicepresidente aprovechó para hacer balance de los resultados de la negociación durante el año que acaba y resaltó que nunca antes se había avanzado tanto en materia de acuerdos con las Farc como en el actual proceso de diálogo.


"Con toda responsabilidad y sin transmitir falsas expectativas puedo decir que los resultados hasta ahora alcanzados en materia de acuerdos en la mesa de conversaciones con las Farc, son importantes y esperanzadores. Nos muestran que soñar con un país en paz es posible. Nos muestran que alcanzar el fin del conflicto sí es posible", remarcó.


A su juicio, se cierra un año de trabajo intenso y productivo en la mesa de conversaciones de La Habana, donde se ha avanzado aunque admitió también que el Gobierno habría querido mayores resultados.


De la Calle recordó que en 2013 la negociación con las Farc dio como frutos acuerdos parciales sobre los dos primeros puntos de la agenda pactada: la cuestión agraria, "donde nació y se desarrolló el conflicto, y la participación política.


"Todo lo acordado sobre los temas de desarrollo agrario integral y participación política es bueno para Colombia y, además de abrirnos el camino del fin del conflicto y de la paz, nos permitirá hacer más fuerte y participativa nuestra democracia, nuestras instituciones y nuestro sistema de partidos", manifestó.


Sobre el problema de drogas y narcotráfico, el tema que actualmente se debate en la mesa de negociación, recordó que lo que se persigue es la posibilidad de un país sin cocaína con la recuperación social de las familias atadas a los cultivos ilícitos, unas 60 mil, según dijo.


Humberto de la Calle llamó a los colombianos a mantener viva la esperanza para hacer posible el sueño de la paz, que también requiere, enfatizó, de coraje y determinación.


Reclamó de la guerrilla el cese total de la violencia y la intimidación pero abogó al mismo tiempo por rodearlos de garantías para su reincorporación plena a la sociedad.


"Derechos pero también deberes. Garantías en ambas vías", recalcó De la Calle.


Tras finalizar hoy el último ciclo de negociaciones de paz de 2013, que tienen sede permanente en La Habana, Gobierno y guerrilla retomarán sus conversaciones el próximo 13 de enero.