Columnistas

Los comicios electorales en Honduras y Venezuela
Autor: Rafael Bravo
6 de Diciembre de 2013


Las recientes elecciones celebradas en Honduras permiten concluir la realidad geopolítica pos-Chávez: las preferencias políticas de los hondureños han confirmado que el chavismo liderado por Zelaya y su esposa nunca alcanzó un respaldo popular

Las recientes elecciones celebradas en Honduras permiten concluir la realidad geopolítica pos-Chávez: las preferencias políticas de los hondureños han confirmado que el chavismo liderado por Zelaya y su esposa nunca alcanzó un respaldo popular contundente. Ni siquiera  obtuvo un 30 por ciento de los votos. Era una apuesta irreal y temeraria tratar de arrastrar a los hondureños a un modelo político y económico rechazado por la mayoría. 


Las acusaciones de fraude lanzadas por Xiomara Castro chocan con el reconocimiento casi inmediato del vecino Daniel Ortega aceptando a Juan Orlando Hernández como triunfador de los comicios. Asimismo, la misión de la Unión Europea con cerca de 100 observadores instalados en Honduras desde mediados de octubre, en su informe preliminar destaca que la campaña fue opaca y desigual para luego indicar que fue “una votación y recuento transparente“.


Contrario a lo que muchos afirman, la participación ciudadana fue sorprendentemente alta en particular entre los jóvenes. Es como si el país le diera al bipartidismo de siempre una última oportunidad, pues la ciudadanía de manera alguna le ha dado un cheque en blanco a los conservadores que deben gobernar cuidadosamente y con poco espacio de maniobra política, con la incorporación en el escenario político de nuevas fuerzas de oposición. Una de ellas es la liderada por Salvador Nasralla del Partido Anti Corrupción que logro 13 escaños en la Cámara de Diputados conformada por un total de 128 miembros.


Para un país en donde un 45 por ciento de la población vive con un dólar al día y dos terceras partes ( más de 8 millones) deben arreglarse con no más de dos dólares, es positivo que la gente siga creyendo en el proceso democrático. Honduras se ha convertido además en el país más violento del planeta con 85 homicidios por 100 mil habitantes por año, lamentablemente gracias al narcotráfico y la corrupción reinante. 


Los resultados en Honduras bien podrían servir de ejemplo a lo que vivirán los venezolanos este domingo en donde habrá comicios municipales. Están en juego 335 alcaldías y un número superior a 2 mil 500 concejales. De lo que se trata es de poner a prueba el liderazgo y apoyo a Nicolás Maduro. Si las elecciones en ese país son ajenas a la trampa y los ciudadanos salen a votar masivamente como todo parece indicar, las huestes Chavistas perderían importantes capitales y ello sería un refrescante cambio en el equilibrio de fuerzas.


Un triunfo de la oposición agravaría la debilidad del cuestionado presidente Maduro quien en un intento desesperado por distraer la agobiante escasez que vive Venezuela, ha optado por tomar medidas al mejor estilo cubano imponiendo márgenes de ganancia para miles de productos. No dizque había que luchar contra el consumismo del imperio? Va a ser muy difícil que esta vez los pajaritos y los restos de Chávez le permitan derrotar a sus rivales.


El pregonado Socialismo del Siglo XXI sin los ‘’reales’’ de Venezuela enfrenta un futuro sombrío tras el desastre inocultable de las fallidas políticas económicas. El pueblo hondureño rechazando la ideología propuesta por Chávez y el ALBA se adelantaron a su tiempo. Veremos si los Castro seguirán marcando el rumbo de la tierra del Libertador Simón Bolívar.