Columnistas

Haz y has
6 de Diciembre de 2013


Gracias a la confianza depositada en mí, y en esta idea, por las directivas de esta casa periodística, nace hoy esta columna.

Juan David Villa


Gracias a la confianza depositada en mí, y en esta idea, por las directivas de esta casa periodística,  nace hoy esta columna. La Mala Ortografía quiere reflexionar e invitar a reflexionar sobre los errores que se cometen cuando se habla o se escribe en nuestro idioma. No es un espacio para expertos, porque yo mismo no lo soy, sino uno para quienes aman al español. Cada viernes estará aquí, hecha de respuestas a dudas ortográficas (que pueden enviar al correo o publicar en el grupo) y explicaciones de gazapos (errores ortográficos hallados en medios de comunicación). Todo, sin excepción, con el objetivo de invitar, a quienes la acepten, a usar el idioma con delicadeza, porque maltratar el español, que es un tesoro de nuestra cultura, es como tirarle piedras a una catedral. Dicho lo anterior, ahora sí, el comienzo:


Haz y has


Pregunta Felipe Hoyos: ¿Cuál es la diferencia entre haz y has? 


Has es el verbo haber: “Tú has venido conmigo”, “tú has estado bien”, “¿has comido mucho?”. Y haz es el verbo hacer: “Haz la tarea”. Ahora bien, la palabra haz tiene otros significados: una tropa ordenada, un rayo de luz, un conjunto de leña o hierba amarrada, la cara, la fachada de un edificio, un conjunto de rectas que pasan por el mismo punto. 


Por que: separado y sin tilde


Pregunta Paola Ángel: ¿Cuándo se usa la expresión “por que”?


Paola, es fácil, cuando puedas remplazarla por “por la que”, “por la cual”, “por los cuales”, “por lo cual”, “por las cuales”... Ejemplo: “La razón por que vine” o “la razón por la que/por la cual vine”. 


También, cuando el “por” lo exige el verbo. “No te preocupes ‘por’ que me vaya”. Si quitas ese ‘por’, el verbo preocupar queda “incompleto”. “Ella le expresó su interés ‘por’ que él volviera”. 


Gazapos 


Rápido y furioso: solo la primera en mayúscula y no es una saga


Esta semana, por la muerte del actor Paul Walker, se escribió en los periódicos y revistas (varias veces) este título de las famosas películas. Los periodistas debieron escribir Rápido y furioso: solo la primera palabra con mayúscula inicial, en cursiva y no entre comillas. Y no Rápido y Furioso, la segunda palabra con mayúscula y en letra redonda (es decir, no cursiva). 


Si alguien prefiriera  escribirla en inglés, debería aplicar la misma norma. 


Creo necesario enfatizar en que debe escribirse en letra cursiva. Y esto no es ningún capricho de la Real Academia, no, es un favor que el escritor le hace al lector para que este sepa dónde termina el título, sobre todo cuando es extenso, y así no se confunda.


Esta norma se aplica, también, a títulos de libros, cuadros, piezas musicales, esculturas, programas radiales y televisivos… Es decir, toda obra creativa. 


Esta triste noticia “causó” otro gazapo: Rápido y furioso no es una saga, puede ser sí una serie de películas. Una saga es la narración novelesca de la historia de varias generaciones de una misma familia, y, si estoy bien informado, esta película no narra sucesos de esas características.  Una saga es, por ejemplo, El Padrino. 


Al interior: viejo gazapo. 


“(…) la Fiscalía posee graves evidencias del descalabro al interior de la filial comisionista de bolsa”.


No es correcto decir, por ejemplo, “hay corrupción al interior del gobierno”. Debe decirse “en el gobierno”, “dentro del gobierno”.  Ni tampoco al interior de la mencionada  filial.


Solo es correcto usar esta expresión cuando ella implica ‘que alguien o algo se dirige hacia dentro de’: “Pedro miraba ‘al interior’ de la casa” (dirigía la mirada hacia la parte 


interior de la casa). “Pedro caminaba veloz ‘al interior’ de su casa” (se dirigía hacia su casa).