Economía

Compensation funds exceeded 7 million members
Cajas superaron 7 millones de afiliados
Autor: Johana Ramírez Gil
25 de Octubre de 2013


Un total de $4,5 millones en subsidios familiares entregan cada mes las Cajas de Compensación en el país. De acuerdo con el número de beneficiados y el salario, esto puede representar entre el 10 % y el 12 % de los ingresos de un trabajador.

Las 43 Cajas de Compensación Familiar que tienen jurisdicción en los 32 departamentos del país, superaron los siete millones de afiliados, cifra catalogada como “histórica” por Asocajas, sector que adelanta su Congreso en Pereira. 


Este sistema de seguridad social de carácter privado y sin ánimo de lucro, inició en  Antioquia en 1954 con la creación de Comfama, que actualmente afilia al 15 % de los trabajadores en el ámbito nacional  y por número de afiliados, es la Caja más grande del país. En diálogo con EL MUNDO, su directora, María Inés Restrepo de Arango, pidió mantener intactos los aportes de los empresarios. 


-¿Qué significa superar los siete millones de afiliados?


“Una responsabilidad muy grande de convertir esos aportes de manera inmediata en servicios adecuados en recreación, educación y vivienda. En Antioquia crecimos en 24 % el número de afiliados, pasamos de 49.000 a 58.000 trabajadores”.


-Las Cajas han ido creciendo su portafolio en vivienda, educación, e incluso salud, ¿es necesario definir cuáles son las verdaderas responsabilidades?


“Yo creo que las Cajas somos una respuesta a las necesidades de un país pobre, de una clase trabajadora con muchas necesidades de tener un subsidio. Las leyes  que nos han entregado responsabilidades han sido de cara al desarrollo. Eso sí, necesitamos una estabilidad, que ese 4 % del aporte de los empresarios siempre sea administrado de manera autónoma”.


-Precisamente, una de las propuestas para financiar los programas del agro es reducir uno de los cuatro puntos que reciben las Cajas, ¿cuál es su opinión?


“Buscar recursos para programas tan importantes como el agro dentro de las Cajas de Compensación Familiar es tapar un hueco y abrir otro, es no tener una política social integral en la que se debe sumar y no restar.  Incluso, nosotros también tenemos a un sector campesino que recibe subsidio, educación, vivienda, recreación. Según estudios que hemos adelantado, quitar un punto de los recursos traería un punto más de pobreza en Antioquia. 


Insisto en que más allá de las responsabilidades que hemos asumido, cada vez que hay iniciativas para reducir los recursos, se desestabiliza la política que nosotros tenemos de redistribuir el ingreso entre los más pobres”.