Fútbol en el Mundo

They will seek to “catch” the qualification
Buscarán “atrapar” la clasificación
15 de Octubre de 2013


Un total de trece cupos otorga la Eliminatoria de Europa al Mundial de Fútbol de Brasil 2014. Cinco selecciones ya tienen el tiquete, y hoy se conocerán otras cuatro que se clasificarán de manera directa.


Foto: EFE 

España espera lograr hoy su tiquete mundialista y así poder defender el cetro orbital que conquistó en Sudáfrica 2010. En la imagen el portero del Barcelona, Víctor Valdés.

La última jornada de la fase de clasificación europea para el Mundial de Brasil 2014 dilucidará hoy los nombres de los cuatro últimos primeros de grupo y los de las ocho selecciones que disputarán la repesca.


Bélgica, Italia, Alemania, Holanda y Suiza, vencedoras de sus grupos respectivos, ya están clasificadas. 


Los ocho mejores segundos dispondrán de una última oportunidad de acudir a Brasil pasando por la repesca. La clasificación de los mejores segundos se establece de la siguiente forma: en los grupos del A al H no se computan los resultados obtenidos frente al último, dado que el grupo I cuenta con un equipo menos que los demás.


Grupo A


Todo está decidido en este grupo, pero la ya clasificada Bélgica, en una muestra de pundonor, anunció que quiere darlo todo para acabar con una nueva victoria y firmar así un balance casi perfecto de 28 puntos de 30 posibles. Croacia también tiene amarrada la segunda posición, pero intentará llevarse los tres puntos de Escocia.


Grupo B


Por detrás de Italia, clasificada desde hace dos jornadas, la batalla echa chispas. Quitando a Malta, las otras cuatro selecciones pueden alcanzar todavía la segunda posición. Bulgaria, no obstante, es favorita en los pronósticos, pues los hombres de Luboslav Penev gozan de una diferencia de goles netamente favorable. 


En caso de victoria frente a República Checa tendría todas las probabilidades de blindar su segunda posición actual, que, sin embargo, podría no darle la clasificación a la repesca, pues solo acceden a ella los ocho mejores segundos de los nueve grupos.


Grupo C


La suerte está echada en este grupo. Alemania, ya clasificada, aspira a terminar invicta. Suecia, por su parte, pase lo que pase, quedará segunda y con billete a la repesca.


Grupo D


Holanda,  clasificada anticipadamente, tiene un único objetivo: terminar invicta y con el mejor ataque de la zona europea. Entre tanto, Turquía, Rumania y Hungría, comprendidas en un margen de dos puntos, aspiran a la segunda plaza y compartirán la ventaja de jugar en casa. 


Grupo E


Por detrás de la intocable Suiza, Islandia y Eslovenia se disputarán la segunda posición a distancia. La misión se presenta delicada para Eslovenia, que deberá buscar la victoria en Berna frente a una formación helvética crecida por su clasificación. La revelación islandesa, con un punto más, intentará repetir en Noruega su victoria del choque de ida (2-0).


Grupo F


Tras conceder el pasado viernes un sorprendente empate contra Israel (1-1) Portugal dejó escapar aparentemente la primera posición. Un solo punto en Azerbaiyán le bastaría a Rusia para amarrar su liderato, frente a una selección a la que los hombres de Fabio Capello doblegaron con dificultades (1-0) en la ida. Portugal tiene asegurado quedar al menos segundo y disputar así la repesca.


Grupo G


Bosnia Herzegovina depende de sí misma en Lituania aunque tenga los mismos puntos que Grecia, gracias a su abultadísima diferencia de goles. Los campeones de Europa de 2004 deberán vencer a Liechtenstein y esperar un tropiezo de su rival, para no tener que lamentar su empate en casa (0-0) contra los bosnios.


Grupo H


Ucrania ya no tiene todas las cartas en su mano, pero un buen resultado en San Marino es imprescindible para seguir aspirando a Brasil. Aun en caso de derrota y de que Montenegro la iguale a puntos, todo apunta a que la segunda plaza sería suya por la diferencia de goles.


Grupo I


España, que tiene tres puntos de ventaja y una diferencia de goles mejor que la de Francia, puede conformarse con un empate ante Georgia para quedar primera. Si no se produce un milagro, Francia irá a la repesca.