Columnistas

Más de lo mismo
Autor: Lázaro Tobón Vallejo
4 de Octubre de 2013


Caracol T.V, como un gran orgullo para el país vuelve y nos restriega en nuestra cara “El Patrón del Mal”, esta vez en la versión internacional.

Caracol T.V, como un gran orgullo para el país vuelve y nos restriega en nuestra cara “El Patrón del Mal”, esta vez en la versión internacional. No es que la historia buena o mala se tenga que esconder o tratar de mencionarla. Fue y como tal, en su contexto, antecedentes y consecuencias se debe estudiar. 


El ambiente colombiano no está para que sigamos con este tipo de series. Todavía en nuestras ciudades se vive el narcotráfico y el sicariato, que dejaron sembrada la semilla del dinero rápido, y aún convivimos con actores que contribuyeron al oscurantismo durante los años aciagos en la década de los años 80 y 90. Otros tanto son huérfanos, viudas, viudos, padres y madres a quiénes la violencia les arrebató a sus hijos, tanto desde el lado de las víctimas como de los victimarios.


La herida en la sociedad no se ha podido curar, y cada vez que pasan las “sin tetas no hay paraíso”, “el cartel de los sapos”, “el patrón del mal”, es agregarle sal, limón y alcohol a las ampollas de miles de colombianos que padecieron de manera directa los accionares de la mafia, e incluso quienes no la padecieron de manera directa, la huella del dolor está en el imaginario colectivo.


Cuando se pasó la versión colombiana de “Escobar, el Patrón del Mal”, el Canal Capital en asocio con el Centro Ático de la Universidad Javeriana, realizaron un estupendo documental de 13 capítulos, llamado las “Víctimas de Pablo Escobar”. El objetivo era el de visibilizar las víctimas, que el aparato estatal a través del Agencia Nacional de Televisión –Antv- se ha encargado de volverlos invisibles con la autorización de series que ensalzan los antivalores de la sociedad. Muchos de los capítulos me los vi. El dolor manifestado por los entrevistados muestra la otra cara de la realidad. No hay palabras para relatarlo. El documental fue nominado a los Premios India Catalina, 2013.


Así mismo como se autoriza la repetición de “Escobar, el Patrón del Mal”, la Antv, debería retransmitir por una canal de mayor penetración que el Capital del documental “Las Víctimas de Pablo Escobar”


La función principal de la Agencia Nacional de Televisión –Antv-, es “ser el principal interlocutor con los usuarios del servicio de televisión y la opinión pública en relación con la difusión y defensa de los intereses de los interesados”


Otras de las funciones de la misma entidad son, según la ley 1507 de 2012:


“Diseñar e implementar estrategias pedagógicas para que la teleaudiencia familiar e infantil puedan desarrollar el espíritu crítico respecto de la información recibida a través de la televisión”. No lo hacen con la calidad de la programación transmitida en los canales nacionales privados.


¿Sí nos estarán representando los intereses de la nación? O ¿Estarán representando los intereses de Caracol TV?


¿Será la Antv otro ente burocrático que se carcome las finanzas públicas, sin ejercer su verdadera función social?


Exhorto al Congreso de la República para que se haga un verdadero debate a la calidad de la televisión en Colombia en relación con su función social.


A mis amables lectores les invito a unirse al grupo creado en Facebook “En contra de la repetición de “El Patrón del Mal”. No queremos más de lo mismo.