Economía

Government gets agreements to lift the mining strike
Gobierno consigue acuerdos para levantar el paro minero
Autor: Duván Vásquez
1 de Septiembre de 2013


Un acuerdo en cuatro puntos fue el motivo para que los mineros informales dieran fin al cese de actividades que decretaron desde el 17 de julio pasado en todo el país.


Foto: Cortesía 

El 17 de julio manifestantes se movilizaron por las calles de Caucasia, epicentro del paro minero nacional.

En la madrugada de ayer, tras varias horas de conversaciones, los negociadores de los pequeños y medianos mineros y el equipo del Gobierno Nacional, llegaron a un acuerdo para levantar el paro nacional minero que cumplió 45 días.


Juan Manuel Santos, presidente de Colombia, lo confirmó durante el Primer Congreso Nacional de Diputados realizado en Medellín, y declaró que “finalmente logramos levantar ese paro. Un paro que deja unos costos muy altos. Caucasia, Tarazá y esa región de Antioquia sufrió mucho”.


Ramiro Restrepo, presidente de la Confederación Nacional de Mineros de Colombia (Conalminercol), indicó que “se llegó a un feliz término en las negociaciones con los representantes del Gobierno”.


La agremiación de pequeños y medianos mineros se mostró satisfecha por los puntos acordados, porque “se neutralizó la aplicación del Decreto 22-35 solamente para las personas que se les demuestre que tienen cuentas pendientes con la justicia y con maquinaria de dudosa procedencia o que financian grupos armados al margen de la ley. Pero no se aplicará de forma indiscriminada como se había venido haciendo hasta  la fecha”, explicó Restrepo.


El segundo punto fue la aceptación del preacuerdo que se había adelantado con el Ministerio de Medio Ambiente. Esta consiste en que la cartera ambiental emitirá una guía mineroambiental y a partir de ella, los mineros artesanales formularán sus propios planes de cumplimiento, pero serán controladas y seguidas por las corporaciones autónomas regionales. “Así podremos hacer una minería responsable y sostenible con el medio ambiente”, agregó el líder gremial.


Además, el Gobierno Nacional se comprometió a presentar un proyecto de ley, con mensaje de urgencia, para crear un estatuto diferenciador a la pequeña y mediana minería, donde quede bien definida esta actividad con su itinerancia y su temporalidad en el uso de la maquinaria y los equipos.


Finalmente, el Gobierno propuso que mediante una fiscalización a aquellas concesiones y títulos que no cumplen con sus obligaciones contractuales o que no han cumplido con los términos de exploración y explotación que se les asignó, se les entregará ese territorio, como áreas especiales, a los mineros informales que tienen una tradición y ancestralidad.


Todos estos acuerdos serán incluidos en un estatuto especial para ese tipo de actividad dentro del Código Minero, que será discutido en el Congreso de la República.


Por esa razón, una vez el acta sea firmada por los ministros de Defensa, Ambiente y Minas, se hará el anuncio oficial y se le pedirá a los 30.000 agremiados, que aún están en paro, que regresen a sus trabajos, aseguró Restrepo.


Sin embargo, independientemente de que se decrete el levantamiento del paro, solo hasta mañana se hará el retiro de los campamentos mineros en el Bajo Cauca y otras regiones.



El punto del paro

El punto fundamental del inconformismo de los mineros informales fue la aplicación del Decreto 2235 que se expidió el 30 de octubre de 2012, en el que “se reglamenta el Artículo seis de la Decisión número 774 del 30 de julio de la Comunidad Andina de Naciones y el Artículo 106 de la Ley 1450 de 2011, que se refiere al uso  de la maquinaria pesada y sus partes en la actividad minera desautorizada”.


Por esa razón, en el mes de abril la Fuerza Pública entró en un proceso de destrucción y decomiso de ese tipo de maquinaria, en el que, según Ramiro Restrepo, presidente de Conalminercol, se han destruido 30 retroexcavadoras y se expuso la integridad física de los mineros informales.


El desacuerdo con ese decreto del Gobierno y el no reconocimiento de la actividad minera artesanal, fueron las principales razones por las que se decretó el paro nacional minero en 18 departamentos del país el pasado 17 de julio, con alrededor de 250.000 mineros informales que hicieron cese de actividades y marcharon en algunas regiones de Colombia.