Mundo deportivo

Ostend, gold mine for Colombians
Oostende, mina de oro para los colombianos
30 de Agosto de 2013


Con la prueba del Maratón finalizará mañana en Oostende, Bélgica, el Campeonato Mundial de Patinaje Carreras, que ha ratificado nuevamente a los colombianos como los mejores del planeta en esta modalidad deportiva.



Andrés Jiménez aseguró ayer la victoria de los colombianos en la prueba de los 5.000 metros relevos de la categoría Juvenil Varones.

Luis Ramírez (Vizzorimage) Fedepatin.

Redacción


El metal dorado los persigue, los llama, los atrae y de eso no hay duda. Las preseas de oro en el Mundial de Patinaje son como un imán para los patinadores colombianos que arrasan con cuanto se les atraviese y no han pasado jornada en blanco y menos sin subir al primer escalón del podio.


El dominio de los nacidos en esta tierra se hace aburrido para los demás, reiterativo, rutinario y tedioso para quienes claman para que se termine esta dictadura, algo que se disfruta a plenitud en esta tierra y que sirve de bálsamo por todas las derrotas y penas vividas en otros deportes, en los que los roles cambian y la suerte ha sido distinta.


Pelear contra los cafeteros en estos momentos es una lucha titánica, casi perdida. No es que sean imbatibles, ni que sea imposible ganarles, pero el que se atreve a hacerlo sabe que el esfuerzo debe ir más allá de lo normal, que no basta una buena carrera ni una acertada puesta a punto para triunfar, para lograrlo hay que rasgarse el pellejo y ante el gran favorito hay que aspirar a lo imposible, para lograr lo posible como dice el dicho.


Quizá por eso fue tan celebrada ayer la victoria de la italiana Linda Rossi en los 500 metros sprint (categoría Junior), prueba en la que celebró por encima de las colombianas Magda Garcés, fue segunda y de Stephanie Hurtado, quien se colgó el bronce.        


Lo de Rossi fue un dominio de principio a fin, tomó la iniciativa de la competencia y la lideró hasta cruzar la línea de meta en la que estiró los brazos al cielo y celebró merecidamente, al igual que las chicas de China Taipei, quienes aprovecharon que Colombia no clasificó a las finales de los 5000 metros relevos (damas-mayores) y terminaron por encima de China (2) y los Países Bajos (3).


En donde si no hubo tregua fue en los 500 metros sprint (Junior varones) y en los 5.000 metros relevos con los triunfos de los chicos de la categoría Junior tanto en varones como en damas y de los mayores (varones) en esta misma prueba, en la que la delegación “Tricolor” obtuvo cuatro oros más para engrosar su palmarés.


El primer oro de la jornada lo brindó Andrés Campo (500 metros sprint-Junior); el segundo llegó con el trío conformado por Luz Karime Grazo, Helen Montoya y Johana Viveros (5.000 metros relevos-Junior); la tercera presea fue por obra y gracia de Alex Cujavante, Boris Peña y el mismo Campo (5.000 metros relevos-Junior); y el último, con el que se cerró la jornada, fue el logrado por Andrés Felipe Muñoz, Pedro Causil y Andrés Agudelo en los 5.000 metros relevos categoría mayores.