Fútbol en el Mundo

The rivals have been determined
Definidos los rivales
30 de Agosto de 2013


La Confederación Suramericana de Fútbol aún no confirma las fechas ni los horarios para los partidos de octavos de final, pero se sabe que esta fase se jugará del 17 de septiembre al 17 de octubre.


Foto: EFE 

Itagüí defendió en Uruguay la ventaja que consiguió en casa y celebró su clasificación. En la acción, el defensor Javier López rechaza ante el acoso del atacante Sebastián Taborda.

Redacción


Atlético Nacional iniciará de local y terminará de visitante ante el brasileño Bahía, mientras que Itagüí jugará la ida a domicilio y la vuelta como local ante el también brasileño Coritiba, en los octavos de final de la Copa Suramericana.


Así está establecido en el calendario de la Confederación Suramericana de Fútbol, en el que Pasto iniciará como visitante y terminará como local ante el brasileño Ponte Preta, para concretar los juegos de los tres equipos colombianos que hasta ayer habían asegurado su paso a la tercera fase del evento.


Por su parte, Equidad definía anoche su suerte de visita ante el chileno Cobreloa, y el ganador de esa serie se verá en octavos con el ganador de la llave de los argentinos Vélez Sarsfield y Belgrano.


Lo de los equipos colombianos ha sido lustroso desde todo punto de vista. Primero fue Atlético Nacional, que no le dio ninguna oportunidad al paraguayo Guaraní en la segunda fase, y el miércoles escribieron sus propias páginas Itagüí y Pasto.


En un intenso juego, con final dramático, las Águilas Doradas aguantaron el empate sin goles ante el uruguayo River Plate e hicieron valer el triunfo (1-0) que habían logrado en la ida para avanzar a tercera fase en su primera participación internacional.


El equipo de Jorge Luis Bernal demostró en territorio uruguayo su solidez colectiva, pero sin duda el arquero argentino Osvaldo Cabral se convirtió en un protagonista exclusivo del encuentro con sus intervenciones, para neutralizar una y otra vez los intentos del equipo uruguayo, que dominó la mayor parte del tiempo pero que no fue capaz de superar el trabajo defensivo de los colombianos.


El férreo sistema de los colombianos y la buena respuesta de Cabral terminaron por impacientar a los locales, que ante la frustración por no encontrar un premio a su esfuerzo llevaron el juego al plano físico, lo que elevó la temperatura dentro de la cancha.


Sin embargo, en los últimos segundos del encuentro, fue cuando los colombianos gozaron de su mejor oportunidad de gol, en una salida rápida en la que Yessy Mena estrelló el balón en el palo, un tanto que al final no hizo falta por la ventaja que las Águilas habían conseguido en la ida y que supieron defender en Montevideo.