Política

Without blue consensuses
Sin consensos azules
Autor: José Ignacio Mejía / Nacho
13 de Agosto de 2013


El lunes 26 de agosto habrá una nueva reunión para intentar superar la crisis dentro del Directorio Conservador de Antioquia.

1

Foto: Angela Patricia Zapata 

La falta de acuerdos y consensos solo permitió ayer que se instalara el Directorio Conservador de Antioquia de transición.

La agonía en la toma de decisiones internas del Partido Conservador en Antioquia se siguió dilatando ayer, al ser aplazadas las determinaciones por falta de consensos entre las fuerzas azules que hacen parte de la directiva en este territorio.


Aunque la asistencia de líderes políticos de este partido fue positiva, trascendió que surgieron nuevos inconvenientes que solo posibilitaron que se procediera a la instalación del directorio regional ampliado y transitorio, pero no a la designación del cuarteto de libre asignación y tampoco a la elección de nueva mesa directiva, que es donde está el meollo de los nuevos líos, y menos a la integración de un tal consejo consultivo que también se inventaron en los estatutos azules.


La dilatación se comunicó al principio de la reunión citada ayer por el presidente del Directorio Nacional Conservador, Ómar Yepes Alzate, quien se hizo presente junto al secretario de esa directiva Juan Carlos Will Ospina, quien fue el encargado de anunciar, mediante proposición, el aplazamiento de las definiciones, que fue en lo único que se pusieron de acuerdo los dirigentes conservadores seccionales.


Esa proposición fue firmada por 22 directoristas que fue casi similar al número de asistentes a la cumbre azul mañanera del Hotel San Fernando Plaza, de las 28 o 29 plazas por derecho propio que le correspondieron a Antioquia tras la reciente reforma al ordenamiento estatutario del Partido Conservador y que aprobó la constitución de directorios de transición, con vigencia hasta agosto del 2014.


No obstante la buena concurrencia, ayer no se pudo avanzar en la agenda de determinaciones previstas de antemano, pues durante el pasado fin de semana surgieron nuevas diferencias inclusive entre socios azules.


Entre los asistentes se contabilizó la presencia de tres dirigentes del ramismo conservador, los senadores Gabriel Zapata Correa y Liliana Rendón, y del diputado Juan Esteban Villegas. Por el ramismo también se vio al piloto Sebastián Moreno, quien dijo que aspirará a la Cámara por donde coja su jefe Ramos, o sea, por el uribismo. Y también a Laura Salas que es del lilianismo. 


Lo interesante de su asistencia a una reunión de la élite conservadora antioqueña, es que lo hacen en el momento en que su jefe natural Luis Alfredo Ramos Botero, quien faltó ayer, ya está jugando en las huestes del Centro Democrático uribista para la consulta interna que definirá en marzo venidero el candidato presidencial de este movimiento de reciente creación.


Lo que no gustó de su ausencia, fue que aunque Yepes Alzate está haciendo lo divino y lo humano por favorecer a Ramos y también para que no se vaya del conservatismo, el exgobernador ya tiene los dos pies en el uribismo, como lo dijo el legislador Carlos Alberto Zuluaga.


Por el sector que comandan hoy los aspirantes al Congreso, Juan Diego Gómez y César Eugenio Martínez (no es directorista), participaron ambos más la diputada Orfa Nelly Henao, Natalia Arcila, Alfredo Rueda, María Mercedes Mateos y Sneyder Quiceno.


Por el bloque Medellín-Itagüí asistieron los congresistas Nidia Marcela Arcila, Carlos Alberto Zuluaga y Marta Ramírez, los diputados David A. Jaramillo y Jaime Cano, Humberto Tejada y nadie sabe a quién le está marchando el reencauchado de Ramiro Maldonado tras su regreso al directorio luego de su amago de retiro.


Y por el conservatismo de Bello deliberó ayer el congresista Germán Blanco.



Las diferencias

Muy en secreto dirigentes conservadores antioqueños revelaron ayer que surgieron desacuerdos por lo alto entre los propios amigos o socios del bloque azul Medellín-Itagüí.


La principal diferencia se debe a que un bando dentro de ese grupo no acepta que se excluya entre los llamados notables a Bernabé Montoya, mientras se siguen mencionando los nombres de Manuel Santiago Mejía, Gonzalo Restrepo, Juan Carlos Trujillo y Jorge Hernández.


Pero además habría discrepancias en ese matiz porque al tiempo que ellos tendrían la presidencia, la tendencia de Juan Diego Gómez se quedaría con la vicepresidencia, la Secretaría General y el cupo al Parlamento Andino.


Debido a la falta de acuerdos, el presidente del DNC, Ómar Yepes Alzate, advirtió que si no hay consensos, no se debía golpear a nadie.


Dijeron también que Juan Carlos Trujillo no le marcharía a ser presidente del Directorio regional, si no hay unidad previa para los pactos, pues no va a correr el riesgo de una derrota conservadora en Antioquia para las elecciones de marzo, cuando requieren conseguir 250.000 votos para salvar cinco cámaras.


Además especularon que el uribismo le habría pedido a Fabio Valencia que con sus candidatos juegue o en el conservatismo o en el Centro Democrático, pero no repartidos, ya que Uribe busca conquistar dos o tres curules de Cámara antioqueñas y tener en esa lista a su fiel y eterna asistente Carmen Lucía Rendón.





Comentarios
1
fernando
2013/08/14 09:52:41 am
es mas facil poner de acuerdo las FAR Y el GOBIERNO que los azules de antioquia